Programa de capacitación permitirá fortalecer la fiscalización del tránsito de vehículos en playas y humedales

Las comunas de Quintero y San Antonio son las localidades con más infracciones debido al ingreso de vehículos particulares.

0
280

Mediante un convenio de cooperación entre el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) y la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar), funcionarios de la Dirección de Intereses Marítimos y Medio Ambiente Acuático (Dirinmar), las gobernaciones marítimas, capitanías de puerto y el OS-5 de Carabineros, serán capacitados sobre la importancia biológica de playas y humedales costeros para una mejor acción fiscalizadora.

El tránsito vehicular en zonas costeras provoca la destrucción de nidos de aves, atropello de polluelos y especies de menor tamaño que se “ocultan” en las huellas vehiculares. Lo anterior, coloca en peligro el ciclo de vida de las aves, la gran mayoría de ellas migratorias, y a la biodiversidad en general. A pesar que desde 1998 está prohibido el ingreso y tránsito de vehículos motorizados en playas, dunas costeras, litorales, ríos y lagos, la situación continúa repitiéndose a lo largo del país.

Cabe destacar que solo durante la primera quincena de enero de 2019, se cursaron 35 multas por el ingreso de vehículos particulares a la playa en la comuna de Quintero, que junto a San Antonio son las localidades en donde se cursan más infracciones de este tipo. “Lamentablemente, es común ver vehículos motorizados en las playas, lo que muchas veces es producto tanto de una irresponsabilidad como por desconocimiento de los usuarios. Por ello, se hace necesario fortalecer la fiscalización en torno a estas malas prácticas y sensibilizar a los organismos competentes y a la ciudadanía, sobre los peligros que esto genera”, señaló Carolina Schmidt, ministra del Medio Ambiente.

Según explica el secretario ejecutivo del Comité Administración Marítima Nacional, y capitán de Navío LT, Luis Felipe Gracia, durante los últimos años ha aumentado la presencia de personas que ingresan con vehículos, acampan en la playa o realizan actividades recreativas en el borde costero. “Por ello, hemos estimado necesario efectuar capacitación al personal naval que debe fiscalizar las zonas donde existen humedales costeros, de modo que, previo al próximo periodo estival, la autoridad marítima cuente con las herramientas necesarias para reforzar su presencia en estos ecosistemas”, agrega el capitán Gracia.

Las capacitaciones sobre la importancia de los humedales costeros estarán a cargo del MMA y Directemar. Esta iniciativa es apoyada por el Proyecto GEF Humedales Costeros, y cuenta con la participación de la Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre de Chile (ROC) y la  Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP).

La costa de Chile alberga playas y humedales que son de altísima importancia en la ruta migratoria de las aves playeras del Pacífico, configurando verdaderas estaciones de recargas donde las aves logran el combustible necesario para cumplir con sus ciclos de vida y migración”, explica Diego Luna Quevedo, especialista en conservación de la RHRAP.

El programa de capacitación implicará módulos teóricos y prácticos, en formato online y un trabajo en terreno durante los próximos meses, según la evolución de la situación sanitaria. “Los participantes podrán aprender sobre la importancia de estos hábitats para diversas especies de aves, y las funciones que cumplen para su alimentación, reproducción y descanso. Asimismo, podrán reconocer distintas especies e identificar en terreno las zonas de mayor relevancia y sus amenazas”, señala Ivo Tejeda, Director Ejecutivo de la ROC.

A parte del tránsito vehicular, otras amenazas que serán abordadas en la capacitación tienen relación con la presencia de perros, las actividades recreativas no reguladas como cabalgatas, volantines, persecución de aves, deportes náuticos, caza ilegal, presencia de ganado que compacta el suelo y aplasta nidos, el desarrollo inmobiliario y la infraestructura vial.

El 23 de septiembre comenzará una primera fase de la capacitación. En dicha instancia se trabajará en cinco humedales piloto, el humedal desembocadura del río Lluta (capitanía de Puerto Arica), humedal desembocadura río Elqui (capitanía de Puerto Coquimbo), humedal de Huentelauquén (capitanía de Puerto Los Vilos), humedal de Mantagua (capitanía de Puerto de Quintero) y humedal del Yali (Capitanía de Puerto de San Antonio). En etapas posteriores, el programa se ampliará a otros ecosistemas costeros del territorio nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí