Proyecto busca conservación de aves playeras en humedales Chamiza

La desembocadura del río Chamiza es un espacio de gran importancia para aves playeras migratorias por su riqueza natural y para la comunidad Willilafkenche por su valor biocultural.

0
344
Créditos: Daniela Díaz.

La conservación de las aves playeras y sus hábitats en Chamiza es el objetivo del proyecto llevado a cabo por la Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre de Chile y Fundación Conservación Marina. Sus esfuerzos se enmarcan en la iniciativa internacional denominada “Coaliciones”, articulada por la ONG internacional Manomet, que busca apoyar diversos esfuerzos de conservación de estas aves a escala hemisférica en 13 sitios a lo largo de las Américas, siendo el humedal de la desembocadura del río Chamiza, uno de ellos.

Los humedales de Chamiza configuran un complejo de más de 1.700 hectáreas ubicado en la desembocadura del río Chamiza, 10 km al sur de la ciudad de Puerto Montt, que se conformaron por una gran extensión de marismas y playas arenosas que ofrecen hábitats críticos para las aves migratorias.

Diego Luna Quevedo, especialista en conservación de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP) señala que, “el Zarapito de pico recto vuela cada año desde su zona de reproducción en la tundra de Alaska hasta los humedales de Chamiza para su invernada, en un viaje que recorre una distancia de aproximadamente 30.000 km de ida y vuelta.  Es por eso que conservar estas especies implica articular esfuerzos locales e internacionales a escala de ruta migratoria”.

El proyecto para resguardar las aves playeras y sus hábitats en Chamiza incluye actividades tales como censos y monitoreos estacionales de aves playeras, implementación de un programa de ciencia ciudadana con voluntarios locales, actividades educativas y de sensibilización para la comunidad, diseño e instalación de cartelería informativa y la declaración de los humedales de Chamiza como “sitio RHRAP”, por albergar al menos el 2% de la población biogeográfica de Zarapitos de pico recto que se reproduce en Alaska.

Por otro lado, esta zona es de gran importancia para la comunidad mapuche por su valor biocultural. El Longko Eric Vargas Quinchaman, presidente de la comunidad Willilafkenche de Chamiza, comenta que, “el reconocimiento del valor biológico de los humedales de Chamiza como sitio importante para las aves migratorias nos permite dar mayor fundamento a la solicitud de Espacio Costero Marinos Pueblos Originarios, actualmente en trámite, siendo las aves una pieza fundamental en nuestra cosmovisión mapuche”.

Cabe destacar que los humedales de Chamiza son usados como hábitat crítico por varias especies de aves playeras como el Zarapito de pico recto (Limosa haemastica), Zarapito común (Numenius phaeophus), Playero de Baird (Calidris bairdii), Chorlo chileno (Charadrius modestus) y Chorlo de doble collar (Charadrius falklandicus), entre otras. Además, estos humedales conforman un sitio de reproducción del Pilpilén común (Haematopus palliatus), el cual coincide en estas latitudes con las otras dos especies de pilpilenes que habitan en Chile, el Pilpilén negro (Haematopus ater) y el Pilpilén austral (Haematopus leucopodus).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí