¿Vale la pena reciclar? La incertidumbre que generó el reportaje de MEGA sobre la gestión de reciclaje de Vitacura

Hace unas semanas la ciudadanía se vio sorprendida por un reportaje emitido por el equipo "Misión Encubierta" de Meganoticias, el cual dio a conocer que el destino final de un residuo dispuesto para el reciclaje en la comuna de Vitacura terminó en un relleno sanitario. Lo anterior, destapó una ola de preocupación en torno si este hecho se repetiría con todos los residuos segregados. Con el fin de comprender mejor lo que se esconde detrás de este hecho, Codexverde entrevistó a la alcaldesa de Vitacura, Camila Merino; a el encargado de Medio Ambiente en la Municipalidad de Estación Central, Víctor Uribe; y a Marcel Szantó, académico de la Universidad Católica de Valparaíso y experto en gestión de residuos.

0
1930

A raíz de un TikTok, subido por un funcionario de la planta de tratamiento de la empresa de KDM, que mostraba cómo los residuos domiciliarios separados para el reciclaje en Providencia se mezclaban con la basura normal, motivó el reportaje de Meganoticias “Misión Encubierta: La ruta de la basura para el reciclaje”. La investigación se propuso rastrear si los residuos separados por los vecinos de la comuna de Vitacura y, gestionados también por la empresa KDM, llegaban efectivamente a la planta de reciclaje.

En ese contexto, el equipo periodístico del canal de televisión infiltró un GPS en un envase plástico que se dispuso para el reciclaje en una casa de Vitacura. Al hacer el seguimiento del camión recolector se constató que el residuo terminó en un relleno sanitario, lo que provocó que, según la alcaldesa Camila Merino, la Municipalidad de Vitacura denunciara a KDM ante la Superintendencia de Medio Ambiente y esté estudiando otras acciones legales.

Sin embargo, este hecho no pasó desapercibido en la opinión pública, inquietando fuertemente a los vecinos de distintas comunas, quienes justificadamente piensan que esta situación podría repetirse con sus propios residuos. Un ejemplo de ello es Estación Central, que actualmente tiene convenio con la empresa CV Green para pesar, compactar y transportar los residuos que son separados por la comunidad en los nueve puntos verdes y dos puntos limpios de la comuna.

Víctor Uribe, encargado de Medio Ambiente en la Municipalidad de Estación Central

Al respecto, el encargado del Departamento de Medio Ambiente de la municipalidad, Víctor Uribe, señaló que “estamos tranquilos con la gestión de CV Green porque los certificados que solicitamos ellos nos lo entregan. Además, ahora visitaremos la planta, porque los vecinos sentían inquietud debido al reportaje y nos lo hicieron saber. Entonces, gestionamos con CV Green una visita guiada con algunos vecinos y vecinas a la planta de Paine, para que puedan bajar la ansiedad, y saber que el proceso se está haciendo como corresponde”.

Y agregó que “CV Green es una empresa nueva, y el modelo que tienen es por responsabilidad social empresarial. Por tanto, sus ingresos no tienen que ver con la venta de materiales, sino que su precio tiene que ver con visualizar el trabajo respecto a la gestión de residuos. Lo que nosotros le solicitamos, por convenio, es un informe con las cantidades recolectadas para presentarlo al Sinader (Sistema Nacional de Declaración de Residuos), y además, nos entregan los resultados de disposición final. Por ejemplo, sabemos que el vidrio recolectado va a Verallia, el papel a Sorepa y el plástico a Integrity”.  

Sobre el reportaje realizado por Meganoticias, Marcel Szantó, académico de la Universidad Católica de Valparaíso y quien fue encargado de la caracterización de los residuos de Madrid por 15 años, indicó que, “en Europa también hemos hecho eso de poner un GPS en un contenedor para seguir la huella, y nos hemos encontrado que la empresa igual tomó la decisión de que ese camión se fuese a un vertedero. En vez de generar alarma y destruir el sistema, hay que perfeccionarlo”.

Marcel Szantó, académico de la Universidad Católica de Valparaíso y experto en gestión de residuos.

En esa línea el experto señala que no hay que ser tan radicales en cuanto a la gestión de la empresa KDM, puesto que esto es algo que suele ocurrir en las plantas de tratamiento.  “He visto y colaborado con muchas plantas en el mundo, y estas tienen lo que se denomina rechazo (…) un 30% de lo que entra va al rechazo. Entonces, es importante comprender que no todo lo que se segregó debe ir a reciclaje. Hay facciones contaminadas, impurezas, y lo que pasó con KDM, para mí, simplemente es no tener conocimiento de lo que está haciendo la empresa. Las empresas evalúan si la recolección de esos residuos segregados es o no rentable para llevarlo a línea de proceso.  Es como si yo dijera que todo el grano de café que recojo se vuelve café”.

Sin embargo, Uribe es más crítico sobre lo que está pasando con el reciclaje a nivel municipal. “Siendo super honesto, no es sorprendente. Hay un montón de factores que te dicen que el sistema es súper vulnerable, desde la base de la ley 19.300, que no está hecha para bloquear proyectos, sino para que estos se modifiquen. El tema es que las municipalidades, en algunos casos, han focalizado su gestión ambiental en cumplir con la certificación y, cuando un sistema de gestión se focaliza en una certificación, obviamente pasan un montón de cosas por debajo porque lo importante no es mejorar la gestión, sino tener ese título”.

Cabe destacar que en 2009 se creó el Sistema de Certificación Ambiental Municipal (SCAM), un sistema integral de carácter voluntario, que permite a los municipios instalarse en el territorio como un modelo de gestión ambiental, donde la orgánica, la infraestructura, el personal, los procedimientos internos y los servicios que presta el municipio a la comunidad, integran el factor ambiental, según estándares internacionales como ISO 14.001 y EMAS (Reglamento Comunitario de Ecogestión y Ecoauditoría).

De hecho, me impresionó el caso de Vitacura, una de las municipalidades involucradas y que está con sistema ISO 14.001. Ahí compruebas de que el objetivo es la certificación y no la gestión. Si buscas mejorar la gestión te preocupas por saber cuál es la trazabilidad, incluso la 14.001 tiene un capítulo completo sobre este tema”, agregó Uribe.

Punto Verde, comuna Estación Central. Créditos foto: Víctor Uribe.

Sobre la trazabilidad, Meganoticias solicitó, vía Ley de Transparencia, a Ñuñoa, Vitacura, Providencia y Lo Barnechea, municipalidades con las que la empresa KDM tiene convenio, acceso a las boletas por venta de sus residuos reciclables. Solo Lo Barnechea pudo acreditar que los residuos que reciclaron sus vecinos no terminaron en la basura.

De acuerdo con canal de televisión, Ñuñoa y Vitacura respondieron a las solicitudes indicando que no contaban con la información sobre la posterior venta de los materiales reciclados que recolectaban sus vecinos, porque la obligación de contar con esos datos no se encontraba en sus contratos. Esto, significaría que “no hay un seguimiento” de estos residuos, según comunicó el municipio de Vitacura a Meganoticias.

Así, para el encargado del Departamento de Medio Ambiente de Estación Central, en el caso de la empresa KDM, la responsabilidad de no conocer la trazabilidad de los residuos reciclados no solo recae en el municipio, sino que también en el Sinader. Este sistema permite a los generadores y destinatarios de residuos (industrias y municipios) realizar sus declaraciones anualmente o en periodos, de acuerdo con las obligaciones que impone el Reglamento del RETC (Reglamento del Registro de Emisiones y Transferencia de Contaminantes Art. 26, 27 y 28).

“La responsabilidad también es del Sinader, ya que, por este sistema, todos los meses se debe declarar dónde va tu residuo, lo que es reciclado y lo que va al vertedero o al relleno sanitario. En este caso, probablemente, hay una fuga de información u omisión de información. Hay cosas que no se están declarando al sistema, porque o sino, el Ministerio del Medio Ambiente se da cuenta antes del reportaje, y no después de este”, explicó Uribe.

Feed back y acción municipal

Para el profesor Szantó, lo acontecido con la empresa KDM y Vitacura, servirá para aprender y seguir perfeccionando el sistema. “Todos con este reportaje quedamos mal; los técnicos, los funcionarios municipales y la empresa. ¿Quién ganó? El que vendió la noticia. No podemos sumirnos en el eterno apuntar con el dedo, tenemos que colaborar con las manos abiertas para decir cómo lo puedo hacer mejor, y decirle a toda esa gente que se sintió mal, que se va a corregir, y que se va a pedir la opinión de esas personas también, para que nos digan cómo podríamos perfeccionarlo. Esa es la idea, si yo logro eso, mejoro, y mejoro para Chile”.

En esta línea, una de las preocupaciones latentes tras el reportaje de Meganoticias es que las personas se desincentiven a seguir reciclando. “Obviamente puede haber un desincentivo porque las personas se sienten engañadas. Ningún académico salió a la palestra diciendo que se puede mejorar, que vamos a establecer una mesa de trabajo o invitar al montón de expertos que tenemos. No, fíjate que todos están en la incertidumbre, ¿qué habrá pasado?, ¿le quitaron el contrato o no?”.  Hay que ajustar el proceso, pero no destruirlo porque vamos por buen camino para hacer una recuperación de residuos”.

En tanto, la alcaldesa de Vitacura, Camila Merino, indicó que se está implementando un nuevo sistema de reciclaje debido a la baja tasa de reciclabilidad que se producía con anterioridad a causa de la obsoleta tecnología de la planta de separación, pero también por la contaminación cruzada y la incorporación en los contenedores de reciclaje de materiales que realmente eran basura.

Camila Merino, alcaldesa de Vitacura.

“Con este sistema, la recolección es una vez a la semana y se hace en distintos camiones, uno para cada residuo. Los residuos que gestionamos son: papeles y cartones, vidrio y latas de aluminio y botellas plásticas PET. Estos representan a más del 90% de los residuos, pero con la diferencia que tienen como destino único las empresas de reciclaje”, señaló la edil.

Y agregó, “no ha sido un sistema fácil de implementar porque implica un cambio de hábitos muy grande en nuestros vecinos. Este es un tema prioritario para nuestra administración, no solo por el cuidado del planeta, sino que también por el uso eficiente de los recursos ya que este sistema es mucho más conveniente. Además, al tener un sistema segregado, los vecinos se hacen parte del proceso de economía circular, ya que deben conocer sus residuos, cuáles sirven y cuáles no, lo que genera una conciencia más allá de la reciclabilidad misma. Y el mejor incentivo es que si no separas bien, no retiran”.

Para Szantó, la educación es fundamental para ser un país más sostenible y circular. “La transparencia se consigue cuando menos gente me tenga que vigilar para yo cumplir, eso también se llama el respeto por el otro, y eso se consigue educando. No generemos más controles de controles, asumamos las responsabilidades para que funcione la fe pública”.

Para Víctor Uribe, una de las posibles soluciones para que no se repita esta situación es fomentar la cultura ambiental. “Es importante sensibilizar al funcionario municipal de lo que es el medio ambiente. La conciencia ambiental tiene que ver con un factor educativo, que tiene que partir desde la casa, y esparcirse hacia la comunidad generando confianza”.

En ese sentido, la lógica tanto de la circularidad como del cuidado del medio ambiente debiese ser una de las miradas principales con la que se mueve la agenda económica como política. Aunque aún la práctica esté lejos del discurso, las acciones que buscan hacer un Chile más sustentable son cada vez más, al igual que su importancia en la realidad cotidiana. Chile en gestión de residuos, dio un paso gigante con la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) y ahora dio otro paso con la recientemente publicada Hoja de Ruta para un Chile Circular al 2040.

Respecto a la REP y a la economía circular, el profesor y experto en contaminación ambiental, Marcel Szantó, señala que, “la REP todavía no funciona, pero lo más importante es que ya hablamos de la REP y de economía circular. La economía circular existió, por ejemplo, mi generación solo tenía una zapatería, y si se te dañaban los zapatos estos se reparaban. Después el modelo económico nos hizo lineal, comprar y desechar, caímos en esta sociedad de consumo, donde todos hemos sido felices, pero que hoy día es la hora de empezar a buscar el equilibrio, la sustentabilidad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí