El sector del plástico se reúne para potenciar la demanda de resinas recicladas

Para acelerar la instalación de la economía circular del plástico en Chile y responder a las obligaciones de la Ley REP, será importante incentivar el uso del material reciclado, elemento que implica una gran reducción en la disposición de residuos de plásticos que se generan en Chile. En la actualidad tan solo un 17% de plástico reciclado corresponde a post consumo domiciliario.

0
469

La Asociación Gremial de Industriales del Plástico –ASIPLA– y la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático firmaron un Acuerdo de Producción Limpia (APL) para desarrollar iniciativas y nuevas aplicaciones distintas a envases primarios-destinadas a industrias de gran demanda de plástico, como la minería, construcción, agricultura y embalajes secundarios y terciarios.

De esta manera, se busca reemplazar total o parcialmente el uso de resina plástica virgen por material reciclado, con la finalidad de absorber la nueva oferta de resinas recicladas que se generará tras la implementación del Decreto de Envases y Embalajes de la Ley REP.

El acuerdo APL fija metas que tienen que ver con la caracterización del origen de la materia prima reciclada, trazabilidad para aumentar su uso en productos de distintas industrias, la implementación de estándares de calidad, el incremento de hasta un 20% de resina plástica reciclada por parte de los transformadores de plástico, la promoción de la demanda y la generación de acciones de difusión y sensibilización sobre los beneficios del uso de productos fabricados a partir de resinas plásticas recicladas, en especial en un contexto como el actual de crisis climática. 

En el plazo de 24 meses este trabajo conjunto se implementará y convocará a empresas fabricantes y usuarias de productos de plástico en todo Chile. Podrán adherir también otros agentes ligados al sector, tales como empresas recicladoras y potenciales demandantes de resinas recicladas.

“Este APL es tan relevante porque justamente pretende generar estas estrategias tan necesarias para incorporar las medidas de economía circular en las estrategias de microplásticos que vamos a trabajar. Esto se enmarca en el trabajo que como gobierno estamos llevando adelante específicamente con los decretos de metas de la ley REP y otras tantas materias, como la Hoja de Ruta de Economía Circular al 2040”, sostuvo el subsecretario del Medio Ambiente, Javier Naranjo, quien señaló que cuando se habla de economía circular no sólo se trata de reciclar, sino también de un cambio cultural.

A su vez, el director ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Giovanni Calderón, señaló que “en Chile, el reciclaje se está desarrollando gracias a la creación de un mercado y en este caso muy concreto estamos introduciendo un incentivo muy relevante, partiendo por el levantamiento de información base para poder reemplazar la resina virgen por reciclada, por lo que estamos haciendo un aporte muy concreto y relevante  en orden a implementar una economía circular en nuestro país”.

De acuerdo con el diagnóstico sectorial desarrollado para el APL, esta industria tiene capacidad técnica para incrementar el porcentaje de resinas plásticas recicladas, dado que solo se ocupa el 48% de la capacidad instalada de molienda y el 57% en el caso de peletización, los dos procesos productivos característicos del reciclaje del plástico.

En la misma línea, Walter Schär, presidente de Asipla, puntualizó que este acuerdo será pionero en su tipo, no solo por su carácter multisectorial, sino también, “porque contempla el levantamiento, desarrollo y sistematización de una línea base de caracterización y estándares de calidad de las resinas plásticas recicladas, algo que hasta hoy no existe y que esperamos sea el eslabón que falta para masificar la demanda por esta materia prima secundaria. Las empresas del plástico tienen la voluntad de avanzar cada vez más en la circularidad de este material, pero necesitamos que los demandantes finales, es decir las empresas constructoras, mineras, agrícolas, entre otras, crean en el trabajo que estamos realizando, para que este proyecto sea exitoso”.

A esta colaboración público-privado se suman los ministerios del Medio Ambiente, Obras Públicas y Vivienda y Urbanismo, Odepa, Cámara Chilena de la Construcción, Sociedad Nacional de Minería y la Cámara de Comercio de Santiago, quienes brindarán apoyo técnico en la evaluación y promoción de posibles usos de productos que posean o puedan tener resina plástica reciclada, además de incentivos a su empleo en instrumentos de fomento y el desarrollo de normas técnicas para proyectos de vivienda y espacios públicos. “Quisimos precisar que las especificaciones técnicas deben provenir y ser propuestas por la industria del plástico, de manera que la información técnica con sus características específicas o ventajas sean informadas a las compañías mineras para que éstas decidan su posible utilización en forma independiente”, señaló Francisco Costabal, vicepresidente de Sonami.

La industria en cifras

  • El sector del plástico está compuesto por alrededor de 430 empresas, mayoritariamente Pymes: productores y comercializadores de materia prima, transformadores de plástico, recicladores, comercializadores de maquinaria, gestores de residuos, empresas de logística y otros servicios especializados.
  • Los transformadores de plástico son el grupo más importante, con cerca de 340 empresas que producen todo tipo de aplicaciones a partir de resinas vírgenes y recicladas, generando en total más de 22 mil empleos directos.
  • Las ventas en la industria del plástico alcanzaron US$2.658 millones al 2018, lo cual representa el 0,9% del PIB nacional.
  • Un 48% del consumo de plástico en el país se destina a la industria de Envases y Embalajes, que abastece a todo el sector exportador frutícola y acuícola, generando una exportación indirecta de diversos tipos de envases plásticos producidos en Chile, sumado a la importación indirecta, la cual ha ido creciendo en los últimos años, sin una estimación exacta. Un segundo sector relevante corresponde al de la construcción (21%). 
  • Finalmente, cabe destacar que la producción de materia prima plástica en Chile es reducida, cercana a 80 mil toneladas al 2019, mientras que las importaciones de resinas totalizaron sobre 714 mil toneladas durante 2019, procedentes en su mayoría de Estados Unidos, Brasil y China.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí