Se lanza estrategia nacional para reciclar el 66% de residuos orgánicos al 2040

Este tipo de residuos, como los restos de comida o cáscaras de fruta, representan más de la mitad de la basura que genera un hogar promedio en Chile, sin embargo, actualmente, se recicla menos del 1%.

0
511

El Ministerio del Medio Ambiente (MMA) presentó la Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos (ENRO) con el objetivo de establecer el compostaje como una alternativa para la gestión de materiales de origen orgánico.

La ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, señaló que “el 58% de los residuos que generamos en nuestras casas corresponden a orgánicos como son los restos de comida o cáscaras de fruta, sin embargo, se aprovecha menos del 1% de ellos. Por eso, lanzamos una estrategia que permita reciclar el 66% de ellos al 2040”.

Añadió que “pasar de reciclar del 1% al 66% de los residuos orgánicos es un desafío enorme que plantea, por ejemplo, la masificación de las composteras o vermicomposteras en los domicilios, instalaciones en los barrios y a nivel comunal e intercomunal, como también en los colegios, parques e instituciones públicas, fortaleciendo la educación ambiental”

Compostar significa someter la materia orgánica, como restos de frutas y verduras o las ramas de un árbol, a un proceso de transformación natural hasta obtener un producto, el compost, de gran calidad como abono orgánico, ya que además de su función como fertilizante mejora la estructura del suelo.

EL vermicompostaje, es un tipo de compostaje que se basa en la actividad de la lombriz de tierra (lombriz roja de california), capaz de consumir y digerir en poco tiempo grandes cantidades de materia orgánica.

Si se reduce la cantidad de residuos orgánicos que generamos, disminuiremos impactos ambientales negativos que generan, como son la proliferación de vectores sanitarios (moscas, aves, ratones), la generación de lixiviados, olores molestos y gases de efecto invernadero (GEI), principalmente metano.

Para cumplir con la meta propuesta para el 2040, la ENRO se propone metas intermedias para el 2030, estas son:

  • Valorizar un 30% de los residuos orgánicos generados a nivel municipal.
  • Contar con 500.000 familias que utilicen composteras y/o vermicomposteras en sus viviendas.
  • Llegar a 5.000 establecimientos educacionales con composteras y/o vermicomposteras.
  • Alcanzar 500 barrios del programa “Quiero mi Barrio” haciendo compostaje y/o vermicompostaje.
  • Contar con un 50% de las instituciones públicas separando en origen y valorizando los residuos orgánicos que generan.
  • Lograr que todos los parques urbanos administrados por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo estén compostando los residuos orgánicos generados en sus instalaciones.

La ministra Schmidt añadió que “esta estrategia debe transformarse en una política de Estado y está incluido en el plan Chile Circular sin Basura, que contiene una serie de medidas que permitan impulsar la economía circular, disminuyendo nuestros residuos y protegiendo el medio ambiente y a las personas”.

Por otro lado, la ENRO potenciará la implementación de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor y Fomento al Reciclaje (REP), que obligará a los productores a aumentar sustantivamente las tasas de reciclaje de envases y embalajes, y que exigirá que el 80% de las viviendas del país cuenten con un sistema de recolección puerta a puerta de los materiales reciclables.

Para la elaboración de la propuesta de ENRO, se realizaron talleres participativos en distintas regiones del país que convocaron a actores claves vinculados a esta temática.  En paralelo, se creó un Comité Asesor de la Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos, que contribuyó en el desarrollo de la estrategia.

La estrategia inició el 4 de agosto la consulta pública y se extenderá hasta el 15 de septiembre. Puedes acceder al documento en consulta para más información y para realizar aportes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí