Lanzan proyecto de transporte sostenible: apoyará iniciativas de buses y taxis eléctricos y ciclovías en regiones

El proyecto GEF denominado Estrategia Chilena de Transporte Público Sostenible (CLETS), apoyará la incorporación de la electromovilidad en el transporte público y modos no motorizados, como la bicicleta. Esto mediante la ejecución de cuatro acciones demostrativas en Antofagasta, Concepción, Lebu y Valdivia.

0
682

Con el objetivo de impulsar el uso de tecnologías de cero o bajas emisiones en la movilidad urbana en Chile, se lanzó el proyecto GEF “Apoyo a la Estrategia Chilena de Transporte Público Sustentable (CLETS)”. El proyecto promocionará los nuevos marcos normativos y reglamentarios con que cuenta Chile para luchar contra el cambio climático, como la reciente Ley Marco de Cambio Climático, impulsando sistemas de movilidad sostenibles y también apoyará la implementación de cuatro acciones demostrativas en el uso de estos sistemas en regiones.

La ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas, destacó que “como país contamos con la Ley Marco de Cambio Climático que establece la meta de ser carbono neutral y resiliente al clima a más tardar al 2050, para lo que necesitamos cambiar la forma en que nos alimentamos, vestimos, producimos energía y, por supuesto, cómo nos movemos en la ciudad. Este proyecto es muy relevante para impulsar el transporte urbano sostenible, imprescindible para cumplir con nuestros compromisos para combatir el cambio climático”.

El ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Carlos Muñoz, comentó que acciones relacionadas al transporte son fundamentales para avanzar en la meta de la carbono neutralidad establecida en la Ley Marco de Cambio Climático.

“Por eso desarrollamos la Estrategia Nacional de Movilidad Sostenible, la cual tiene por objetivo principal la proposición de una hoja de ruta cuyo enfoque se centra en evitar, cambiar y mejorar, componentes estratégicos de la movilidad y el transporte, permitiendo avanzar en un cambio de paradigma en la forma en que concebimos la movilidad, y en el cómo diseñamos y construimos una ciudad más justa e integrada, alineándose hacia un futuro sostenible”, explicó la autoridad.

Proyectos piloto 

Son cuatro las iniciativas en regiones que se apoyarán con los recursos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF).

En Antofagasta se considera el apoyo en la implementación del electrocorredor recientemente licitado por el Ministerio de Transportes, y que considera un recorrido de 20 kilómetros entre La Chimba Alto y el Campus Coloso de la Universidad de Antofagasta. El servicio será prestado con una flota de 40 buses eléctricos, bajo la forma de un electrocorredor. 

En Valdivia se acompañará el desarrollo de una iniciativa piloto de movilidad urbana con buses eléctricos a batería y centros de carga de acceso público en dicha ciudad. Entre las acciones concretas se considera la implementación del primer electroterminal de acceso público de uso mixto en el país (transporte público mayor y menor y vehículos de uso privado).

En Lebu, Región del Biobío, el proyecto acompañará la transformación de la actual flota de transporte público urbano de la ciudad, constituida por taxis colectivos, por vehículos eléctricos, desarrollando un sistema de transporte sustentable.

También en la Región del Biobío se proyecta un sistema de bicicletas públicas que opere inicialmente en cuatro comunas: Concepción, Hualpén, Talcahuano y San Pedro de la Paz, las que cuentan con más de 70 km de ciclovías en su conjunto, permitiendo los desplazamientos comunales e intercomunales. Se proyecta inicialmente el sistema con 3.175 bicicletas, 325 de ellas con sistema eléctrico, todas con GPS y con pagos a través de tarjetas bancarias.

Detalles del proyecto 

Este proyecto cuenta una donación de USD $2,9 millones, suministrados por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), ejecutados mediante un convenio de cooperación suscrito entre CAF Banco de Desarrollo de América y El Caribe, como agencia implementadora de GEF, el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) y la Agencia de Cooperación Internacional y Desarrollo (AGCID).

En los últimos años, Chile ha adquirido una serie de compromisos tanto internacionales como nacionales en lo relativo al cambio climático y desarrollo sustentable, por ejemplo, su compromiso con la Contribución Nacional Determinada, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) o la Ley de Cambio Climático.

En este contexto, las emisiones de GEI que provienen del transporte tienen una particular relevancia, con una participación del 25% del total de las emisiones GEI a nivel nacional, la segunda en importancia luego de la industria de la energía. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí