Iniciativas de reúso de aguas residuales buscan enfrentar la sequía en Región de Coquimbo

Las iniciativas de reúso se han implementado en las comunas de Illapel, Monte Patria, La Serena y Vicuña, y buscan darle un nuevo uso a efluentes sanitarios rurales, con alto beneficio social, económico y ambiental, mejorando la calidad de vida de las personas.

0
1353

Durante más de 10 años la Región de Coquimbo ha experimentado una grave situación de sequía, lo que ha afectado el abastecimiento de aguas potables urbano y de los sistemas productivos que utilizan el recurso en la región, impactando en mayor medida a sectores rurales vulnerables, como el abastecimiento de agua potable por APR, crianceros y agricultura de subsistencia.

Ante este escenario, el Gobierno Regional de Coquimbo impulsó iniciativas pioneras de sistemas de reúso de Aguas Residuales Tratadas (ART) rurales que fueron ejecutadas por Escenarios Hídricos 2030 de Fundación Chile. Estas fueron construidas en 2022 y se encuentran operativas en las comunas de Illapel, Monte Patria, La Serena y Vicuña. Se trata de soluciones costo-efectivas que apoyan a los sistemas sanitarios rurales en la región, contribuyendo al mejoramiento de la calidad de vida de las personas.

El reúso de las ART es una práctica común en el mundo, que implica recuperar, aprovechar y dar valor a un residuo líquido que se ha tratado en sistemas sanitarios como Plantas de Tratamiento de Aguas Servidas (PTAS) rurales. Esta solución aprovecha la descarga de las PTAS rurales como una nueva fuente de agua, mediante la implementación de tecnologías apropiadas, inocuas y eficientes en cuanto a su uso.

Mejorar la calidad de vida

Las iniciativas de reúso implementadas buscan mejorar la calidad de vida de las personas. Así, en la localidad de Huatulame, la instalación de un humedal artificial superficial que genera un tratamiento complementario al lombrifiltro existente, los que redujo los malos olores que emanaban de la planta. “Ya no tenemos olores. Por aquí la gente decía: señora Daisy, con los olores ya no se puede almorzar, no se puede tomar desayuno. Y ahora yo me di cuenta que no hay olores”, comentó Daysi Cortez Fuentes, Presidenta APR de Huatulame.

En palabras de Gerardo Díaz, líder de Proyectos de Nuevas Fuentes de Agua en Fundación Chile, “es dar una segunda vida a estas aguas residuales, fomentando su reincorporación al ciclo del agua y aprovechamiento de manera segura para diversos fines, tales como riego agrícola, recarga de acuíferos, usos industriales, recuperación y conservación de ecosistemas, o para suministro de agua para bebida animal. Ofrece, por tanto, una alternativa que permite cubrir las demandas de agua en territorios hídricamente vulnerables, generando altos impactos positivos en las dimensiones económicas, sociales y ambientales en los territorios donde se implementa”.

“En los sectores rurales las personas utilizan la poca agua potable que tienen, tanto para consumo humano, como para algunos animales y pequeñas chacras”, señaló Cristian Baquedano, ejecutivo de Innovación de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo de la Región de Coquimbo. “Si se reutiliza el agua residual tratada en aquellos asentamientos que cuentan con plantas de tratamiento, se puede generar un volumen de agua importante para temas productivos y también recreacionales”. 

Las iniciativas de reúso de agua 

En la localidad de Plan de Hornos, en la comuna de Illapel, se habilitó riego tecnificado de áreas verdes utilizando aguas de reúso, lo que permitirá recuperar un espacio para uso y goce de la comunidad, reemplazando el agua potable que se usaba para el riego por las aguas residuales tratadas de la planta de tratamiento rural de la comunidad. El proyecto además consideró dejar arranques en algunas de las casas de la localidad, para que así los habitantes de la zona puedan regar sus árboles, flores y jardines con aguas recicladas, dejando de usar también agua potable para esto.

En Huatulame, en la comuna de Monte Patria, se construyó un humedal artificial superficial, el cual recibe efluentes provenientes del sistema de tratamiento de la localidad (lombrifiltro), mejorando la calidad del agua residual y minimizando la generación de olores molestos a la comunidad. La solución, que contó con el apoyo del municipio de Monte Patria, permite incrementar el caudal posible de tratar (especialmente importante en época estival cuando la población flotante aumenta en la zona), fomenta la infiltración segura de ART y es potencialmente reusable por proyectos de riego que puedan implementarse en la zona a futuro. Sumado a lo anterior, el proyecto fomenta la protección de los pozos cercanos que abastecen de agua potable a la población de esta zona.

En Punta Azul, en la comuna de Vicuña, el proyecto implementado permitió el aprovechamiento eficiente de las aguas de reúso por un productor de plantas ornamentales nativas. Esta iniciativa consensuó un modelo de negocio virtuoso que incorpora una tarifa de pago por el agua del productor al comité de APR que administra la PTAS de la localidad, recursos financieros que podrán ser reinvertidos en la operación y mantenimiento del sistema de tratamiento de Punta Azul. Esto mejorará el tratamiento de las aguas servidas, asegurando un buen servicio, sin impactar en la tarifa de la comunidad.

En la misma comuna, en la localidad de Marquesa, se reforzó el pretil en la quebrada Marquesa. Las crecidas en la quebrada han generado el colapso de esta estructura que protege a la comunidad y la PTAS de Marquesa – Nueva Talcuna, interrumpiendo el saneamiento en la zona con la consecuente afectación a la comunidad. El proyecto consistió en la plantación y riego con las aguas tratadas de árboles nativos en el pretil, lo que reforzará esta estructura reduciendo el riesgo de colapso futuro. Además, se consideró dejar arranques que puedan ser aprovechados para riego de áreas verdes por la comunidad.

Finalmente, en Lambert, en la comuna de La Serena, se construyó un humedal artificial para mejoramiento de la calidad de aguas residuales tratadas descargadas por la PTAS de la localidad, además de un sistema de riego eficiente por aspersión para riego de árboles nativos plantados en un sitio frente a la PTAS. El proyecto contempló la extensión del riego a otro sitio, donde se puedan generar nuevas áreas verdes aprovechables por la comunidad. Parte de las aguas tratadas continúan siendo descargadas a una quebrada (punto de descarga autorizado), fomentando la infiltración y recarga de acuíferos. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí