Empresas sanitarias no están igualmente preparadas para enfrentar un desastre de origen natural

Un estudio liderado por expertas del Centro de Investigación para la Gestión Integrada del Riesgo de Desastres (Cigiden) señala que los eventos extremos de la naturaleza aún son un tema emergente en el sector del agua potable en nuestro país.

0
654

“La gestión del riesgo de desastres en la infraestructura del agua sigue siendo un desafío mundial”, consigna un paper elaborado por los investigadores del Centro de Investigación para la Gestión Integrada del Riesgo de Desastres (Cigiden) Alondra Chamorro, María Molinos, Marta Contreras y Tomás Echaveguren, quienes encuestaron a más de sesenta empresas de agua en Chile, con el fin de identificar sus prácticas en materia de Gestión del Riesgo de Desastres (GRD)

Entre los principales motivos para realizar este trabajo, Contreras recalca que el abastecimiento de agua potable es uno de los servicios críticos más importantes para la población, tanto en su día a día, como ante la ocurrencia de un evento extremo, motivo por el que quisieron dar cuenta del bajo desarrollo de la gestión de riesgo ante estos eventos dentro de los sistemas productores de agua potable.

Terremotos: la amenaza que más preocupa a las sanitarias 

La principal finalidad de la encuesta fue que las empresas sanitarias detallarán cuáles son sus mecanismos para enfrentarse a  eventuales desastres de origen natural, tales como terremotos, turbiedad en el agua por deslizamientos de tierra o remociones en masa y precipitaciones, entre otros. 

Para esto, dividieron su investigación por zona geográfica (Norte Grande, Norte Chico, Centro, Sur y Austral), caracterizaron a las compañías sanitarias según su tamaño (cantidad de consumidores), región donde operan y la fuente de agua cruda (agua superficial, agua subterránea y fuente mixta). 

“Respecto al marco normativo chileno en materia de gestión de riesgos en el sector agua, se ha detectado en las últimas décadas un predominio de la legislación reactiva asociada a emergencias. Sin embargo, esta tendencia se modificó hace algunos años con el desarrollo de la Política Nacional y el Plan Estratégico Nacional 2020-2030 en el contexto del Marco de Sendai”, asegura la directora del Departamento de Ingeniería y Gestión de la Construcción UC e investigadora principal de Cigiden, Alondra Chamorro.

Chamorro agrega que si bien la nueva legislación marca un buen camino para la futura gestión del riesgo de desastres en el sector del agua, también representa un reto relevante para la industria del agua potable.

A través de la aplicación de la encuesta, se pudo concluir que la gestión de riesgos de eventos extremos naturales es un tema emergente en el sector del agua, lo que a la vez, revela la brecha existente entre las aspiraciones marcadas por las nuevas políticas y planes y el estado real de la industria del agua.

En cuanto a la Gestión del Riesgo de Desastres, una de las principales conclusiones fue que existe una importante heterogeneidad en las prácticas de gestión de riesgo aplicadas por las empresas de agua. A su vez, entre aquellas empresas sanitarias que sí llevan a cabo gestión de riesgo, existe una gran variedad de las herramientas que utilizan para gestionar los desastres de origen natural.

Corregir las brechas 

“En las respuestas de la encuesta, las marcadas diferencias dependen del tamaño de la empresa de agua. Las grandes empresas, tanto en número de clientes atendidos como en producción de agua, están más avanzadas en el desarrollo de metodologías formales para la gestión de riesgos que las pequeñas empresas de agua”, explica Molinos. 

En relación a las amenazas, el terremoto y las amenazas antrópicas son las más consideradas entre las compañías de agua. Sin embargo, dentro de las amenazas naturales, existe variedad según la ubicación geográfica y las condiciones climáticas de cada sistema productor de agua potable.

“En el norte y centro del país predomina la sequía como la amenaza más relevante. En el extremo norte, en tanto, donde una parte significativa del agua potable se produce a partir de desalinización, los tsunamis son una amenaza importante. En cambio, en las zonas central, sur y austral de Chile, donde predominan las aguas superficiales como fuente de agua cruda, la turbidez es una amenaza determinante”, señala la investigadora Cigiden y académica de Ingeniería UC, María Molinos.

El documento Cigiden propone desarrollar un sistema práctico de gestión de riesgos aplicable a todas las empresas de agua del sector del agua en Chile, independientemente de su tamaño, para corregir las brechas detectadas en la encuesta. 

En el corto plazo, en tanto, se considera necesario desarrollar una metodología para la gestión de riesgos y cumplir objetivos básicos en este tema a ser cumplidos por todas las empresas de agua. “En el mediano y largo plazo, será ineludible mejorar el marco legal en la gestión de riesgos de la infraestructura hídrica expuesta a eventos extremos naturales”, indica el investigador CIGIDEN y académico de la Universidad de Concepción, Tomás Echaveguren.  

En este contexto, las expertas y experto de Cigiden proponen

  • Desarrollar un glosario unificado para definir conceptos de gestión de riesgos. 
  • Ampliar conocimientos sobre gestión de riesgos en etapas adicionales del ciclo urbano del agua. 
  • Establecer un protocolo para recopilar información durante eventos extremos. 
  • Definir variables y formato para la metodología de gestión de riesgos. 
  • Establecer un cronograma de metas e hitos para mejorar la resiliencia de las empresas de agua.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí