Webinar aborda desafíos para una agricultura circular en Chile

Instancia donde se presentó el estudio “Economía Circular en el Sector Agroalimentario Chileno”, licitado por la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) y realizado por UC Davis Chile.

0
799

En el seminario se discutió sobre la relevancia de la economía circular para el sector agroalimentario, y se presentaron las experiencias de empresas y productores que están avanzando hacia una agricultura circular. Además de dar a conocer los principales resultados del estudio “Economía Circular en el Sector Agroalimentario Chileno”.

En el estudio se revisaron las experiencias internacionales, estrategias o programas de economía circular en el sector agroalimentario y sus subsectores (cerealero, frutícola, hortícola, pecuario y vitivinícola), incluyendo aspectos relacionados con instrumentos de fomento, y con investigación, desarrollo e innovación.

María Emilia Undurraga, directora de Odepa, señaló que “la economía circular es una herramienta que nos permite avanzar hacia una agricultura más sustentable, que permite hacer un uso más eficiente de los recursos, fomentar la regeneración de suelos y el capital natural y promover el desarrollo territorial.”

En la presentación se destacan los desafíos que enfrentará el sector agroalimentario para aumentar la productividad de manera sustentable, contribuyendo positivamente al medio ambiente y a la sociedad. Para ello, la economía circular es una herramienta que puede contribuir de manera sistémica a que el sector aborde los desafíos, involucrando la participación y sinergia de múltiples actores.

Olivia Valdés, coordinadora de Ciencias Alimentarias de UC Davis Chile, señaló que “para acelerar la transición hacia una economía circular es fundamental acercar el conocimiento y las soluciones tecnológicas a los diferentes actores, de ese modo este estudio, entrega lineamientos y visibiliza casos de éxito que dan cuenta de los beneficios de la implementación de estrategias de circularidad para la toma de decisiones”.

Según los resultados del estudio, el análisis de las iniciativas internacionales permite concluir que la transición hacia una economía circular del sector debe ser un proceso gradual, que requiere por sobre todo del compromiso de los diferentes actores para construir una agenda común, que tenga una mirada sistémica y colaborativa en línea con los principios de la circularidad.

Panelistas

En el panel moderado por Catalina Cuevas, jefa de Sostenibilidad de Prochile, participaron Gonzalo Muñoz, High Level Champion COP 25, quien se señaló que  “la basura es un error de diseño, esa es nuestra frase fundante, por lo tanto tenemos que corregir tantos diseños que tienen que ver no solo con los productos,  como los obtenemos, como los empacamos, como los consumimos y finalmente como los descartamos con una lógica de diseño de políticas públicas que tenemos que ir cambiando

Guillermo González, jefe de la Oficina Economía Circular del Ministerio de Medio Ambiente, quien presentó sobre los avances en la construcción de la Hoja de Ruta de Economía Circular para Chile, mediante el establecimiento criterios transversales a todos los sectores productivos, así como también el trabajo realizado en la Estrategia para el manejo de residuos orgánicos

Luego Karen Berríos, productora de leche, usuaria de Indap del área de Fresia, presentó sobre su experiencia aplicada en el territorio sobre producción basada en la intensificación sostenible, mediante la gestión hídrica, la eficiencia energética, gestión en plásticos y residuos orgánicos

Finalmente, Renato Rodríguez, gerente técnico de Sugal Chile, comentó sobre los avances de la empresa en materia de valorización de residuos, tales como tomasa, lodos de plantas de tratamiento de RILES y reciclaje de totes de madera.

La economía circular representa grandes oportunidades para el sector agroalimentario, como  el desarrollo de nuevas líneas de negocio, principalmente a través de la valorización de residuos y generación de nuevos productos a partir de ellos; hacer un uso más eficiente de los recursos, principalmente, agua, energía y agroquímicos, con implicancias en términos económicos y ambientales; aprovechar las nuevas tecnologías para desarrollar envases, embalajes y otros materiales de uso agrícola que contribuyan a la economía circular; fomentar la regeneración de los suelos y el capital natural; promover el desarrollo territorial a través de la vinculación de actores locales y el trabajo asociativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí