Sector de baterías automotrices se prepara para implementación de la ley REP

“La preparación de este sector productivo para el próximo decreto de la Ley REP se cumplió plenamente. Aquí había brechas importantes, se trata de un sector que no estaba agrupado y lograr esa asociación es fundamental para poder avanzar en el sistema de gestión. Y ese solo hecho significa un tremendo avance, además de los otros impactos directos”, sostuvo el director ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Giovanni Calderón.

0
635

Adelantándose al Decreto Supremo de la Ley 20.920, 14 empresas importadoras y distribuidoras de baterías automotrices, mediante un Acuerdo de Producción limpia (APL) implementaron un plan piloto de gestión colectivo de baterías automotrices fuera de uso (BFU) en todo el país.

Dicho APL permitió gestionar 45 mil unidades de BFU, es decir, una reducción total de 507.260 kg de CO2, 24.033 kg de CO2 por la recolección misma de BFU y 483.227 Kg de CO2 producto de la recuperación indirecta de materias primas secundarias (plomo) como por valorización y disposición en forma correcta de BFU.

“La preparación de este sector productivo para el próximo decreto de la Ley REP se cumplió plenamente. Aquí había brechas importantes, se trata de un sector que no estaba agrupado y lograr esa asociación es fundamental para poder avanzar en el sistema de gestión. Y ese solo hecho significa un tremendo avance, además de los otros impactos directos”, sostuvo el director ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Giovanni Calderón.

En este sentido, la experiencia permitió conocer las implicancias de crear un sistema de gestión colectivo para enfrentar las obligaciones a corto plazo de la ley REP, con una visión común. Al respecto, Guillermo González, jefe de la Oficina de Economía Circular del Ministerio del Medio Ambiente, señaló que, “este APL ha significado un avance muy importante al tener a todos los actores ya pensando cómo se va a desarrollar esta nueva figura que son los sistemas colectivos de gestión”.

Además de aumentar el reciclaje y la trazabilidad de las BFU, el APL mejoró la información del sector como insumo para el futuro Decreto Supremo. Así, se estableció que el mercado informal de baterías alcanza un 70% promedio y se verificó la importancia de optimizar el transporte en zonas extremas, para reducir costos y huella de carbono. También se implementaron bodegas totalmente habilitadas para almacenaje de BFU, aumentando de 13 a 145, y se culminó con la totalidad de instalaciones con clave en Ventanilla Única y declaraciones en el SIDREP.

Por tanto, este trabajo público privado permitió la generación de competencias en torno a la ley REP y el fortalecimiento de las alianzas y redes entre los actores del sector, que permitirá avanzar hacia la generación de un sistema de gestión colectivo, aspecto muy relevante dado que las empresas no se encuentran asociadas bajo algún gremio.

Las empresas que participaron del APL fueron: Derco, Automotores Gildemeister, Emasa, Autorentas del Pacífico, Comercial MAB Chile, Neumáticos Carvallo, Sodimac, Kaufmann Vehículos Motorizados, Comercial Kaufmann, Autoplanet, Dercocenter, Dercomaq, Sergo Chile y Salfa, sumando un total de 59 instalaciones certificadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí