Proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas pasa al Senado, luego de ser aprobado en Cámara de Diputados

Luego de casi nueve años, la Cámara de Diputados votó el proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, con 127 votos a favor, 2 en contra y 3 abstenciones. Durante la jornada, también expuso la ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas, respaldando la iniciativa, que seguirá su trámite en el Senado.

0
1053

Tras pasar por las comisiones de Medio Ambiente, Agricultura y Hacienda de la Cámara de Diputados, ésta última votó a favor el proyecto ley que crea el Servicio de Biodiversidad de Áreas Protegidas (SBAP), institución que tiene por objetivo el cuidado de las áreas protegidas del país, así como la protección y conservación de la biodiversidad en el territorio. 

Actualmente no hay una ley que proteja la biodiversidad única existente en Chile y la legislación vigente es incompleta y dispersa. En junio de 2014, la exPresidenta Michelle Bachelet ingresó al Senado el Proyecto de Ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP), con el objetivo de crear una institucionalidad pública y que radique en el Ministerio del Medio Ambiente. Asimismo, establecer regulaciones nacionales para la conservación de la biodiversidad y crear un Sistema Nacional de Áreas Protegidas públicas y privadas, terrestres, marinas y acuáticas. Mientras que el actual Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Estado (SNASPE), radicado en la Corporación Nacional Forestan (Conaf), sería trasladado al Servicio de Biodiversidad.

Ley para la Naturaleza

Desde el Ministerio del Medio Ambiente, han manifestado la importancia de contar con una ley para la Naturaleza, ya que este servicio sería 100% público enfocado en su protección. En segundo lugar, contaría con instrumentos para la conservación en todo el territorio e incluso, aumentaría la dotación de funcionarios. Y por último, fortalecería el financiamiento y las normativas para la conservación y restauración de la naturaleza. 

“Este es uno de los hitos más importantes de la institucionalidad ambiental en los últimos años”, partió diciendo la ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas, en su exposición en la Cámara de Diputados, refiriéndose a la “deuda pendiente” que existe ante la creación del SBAP.

“El planeta atraviesa por una triple crisis: cambio climático, contaminación y biodiversidad. Chile cuenta con una institucionalidad para enfrentar el cambio climático desde el año pasado con una ley que estoy segura que nos va a permitir enfrentar esa crisis, pero no tenemos nada para la pérdida de biodiversidad. Recordemos que la pérdida de diversidad de la vida es irreversible, cuando se extingue una especie se extingue para siempre. Mucho más irreversible que la crisis de cambio climático y para esto es absolutamente indispensable contar con este servicio”, puntualizó la autoridad. 

Otro aspecto positivo qué se aprobó, fue el presupuesto para SBAP a $75 mil millones. “Es casi el doble de lo que antes había asignado y junto con ello se va a incrementar la dotación de guardaparques. Pasa de los actuales 462 funcionarios de Conaf a más de 1000 para el trabajo directo en las áreas protegidas”, señaló María Isabel Manzur, bióloga de la Fundación Chile Sustentable.

Incongruencias

A pesar que, desde organizaciones ambientales valoraron este avance, también sostuvieron que la votación de la Cámara Baja, presentó incongruencias sobre algunos temas como las concesiones sectoriales y los sitios prioritarios, ya que las versiones de las comisiones de Medio Ambiente y de Agricultura eran diferentes.

“Esto es un avance en torno a la crisis climática y ecológica. De todas maneras, queda un punto que se requiere resolver, que es el de las concesiones sectoriales, las que se permitirían entregarlas en algunas tipo de áreas, lo que implica un contrasentido en lo que es proteger la biodiversidad. Por lo tanto, queda la posibilidad de eliminar ese tema en la Comisión Mixta y si eso no es posible todavía quedaría la posibilidad de que el Presidente vete el proyecto en ese artículo y presente una indicación que vaya en la línea de proteger la biodiversidad en su totalidad”, sostuvo Pamela Poo, directora de Políticas Públicas e Incidencia en Fundación Ecosur.

Por su parte, Manzur señaló que al votar a favor la indicación del artículo 92 de Agricultura, que permite las concesiones sectoriales, se permite la instalación de actividades industriales como la salmonicultura, la minerías, empresas hidroeléctricas en áreas protegidas. Luego de la votación de dicho artículo, también se votó a favor el artículo 93 de Medio Ambiente que exceptúa lo anterior solo para ciertas comunidades, generando así una contradicción en esta temática.

A lo anterior, añadió que el tema de sitios prioritarios también quedó para discutir. “La sala aprobó que no se consideren, en el artículo 29, los sitios prioritarios antes de esta ley, que son 334 partes de la estrategia nacional y regionales de biodiversidad. Entonces, se aprobó la versión de Agricultura que deja fuera esos sitios, pero además se aprobó el octavo transitorio que dice que estos sitios serán considerados. Por lo tanto, quedó incoherente el proyecto de ley y por eso deberá pasar a Comisión Mixta”, explicó. 

Con 127 favor, 2 en contra y 3 abstenciones, este proyecto pasaría en general a votación en el Senado y posteriormente a Comisión Mixta donde se deberían realizar los ajustes a los artículos particulares presentados por algunos parlamentarios. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí