Nuevo informe del IPCC destaca la necesidad de avanzar hacia la carbono neutralidad

“Es clave que se considere la última información que nos entregan los científicos del IPCC para las decisiones que se están tomando frente al desafío de la recuperación económica y la crisis energética global. En esta línea, es fundamental que Chile mantenga y acelere su ruta hacia una economía baja en carbono" , indicó Rodrigo Catalán, director de Conservación de WWF Chile.

0
538

Un nuevo informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas expone las soluciones que pueden limitar el calentamiento global mediante la transformación de sectores como el energético, la industria, la agricultura y el uso de la tierra, la construcción y el transporte.

El informe “Cambio Climático 2022: Mitigación del Cambio Climático” ofrece una mirada a diferentes escenarios posibles en el futuro, y destaca que tenemos alternativas de mitigación que pueden encaminarnos hacia un desarrollo más sostenible.

La Dra. Stephanie Roe, líder global científica de Clima y Energía para WWF y autora principal del Informe para el Grupo de Trabajo III del IPCC, indicó que, “el último informe del IPCC identifica que las soluciones están disponibles y a la mano para que en todos los sectores se reduzcan las emisiones a más de la mitad para 2030, en línea con la reducción de 1,5ºC. Además, una economía baja en carbono puede crear más empleos en general, y existen muchas opciones de mitigación con beneficios económicos, sociales y ambientales. Desde el último informe, las tecnologías han mejorado significativamente y los costos de soluciones como la solar, la eólica y las baterías se han reducido hasta en un 85 %”.

“Más de 20 países han demostrado que pueden reducir las emisiones a través de políticas y medidas económicas, que han impulsado la eficiencia energética, reducido las tasas de deforestación y aumentado las energías renovables y el transporte con bajas emisiones de carbono. Las reducciones de algunos países son consistentes con la limitación del calentamiento a 2º C, pero ninguno está todavía en camino de alcanzar los 1,5º C. Claramente, tenemos las herramientas para enfrentar la crisis climática, pero deben implementarse más rápidamente y a mayor escala para mantener el objetivo de 1,5 °C al alcance y reducir la gravedad de los impactos climáticos”, puntualizó.

En ese sentido, el costo de las tecnologías basadas en energías limpias se ha reducido drásticamente, y la implementación de soluciones climáticas, incluida la energía solar y eólica, los vehículos eléctricos y el almacenamiento de baterías, se han acelerado en los últimos años. Sin embargo, se necesita hacer mucho más para eliminar los combustibles fósiles, puesto que, el informe describe la cruda realidad del aumento de las emisiones, impulsadas principalmente por los combustibles fósiles contaminantes que aún alimentan gran parte de los sistemas energéticos del mundo.

Al respecto, el Dr. Stephen Cornelius, líder mundial de WWF para el IPCC y jefe de la delegación de WWF que observó las negociaciones, manifestó que, “este informe muestra que, si bien algunos sectores van en la dirección correcta, el cambio climático avanza más rápido que nosotros. No podemos aferrarnos más a los combustibles fósiles contaminantes que están arruinando nuestro clima y destruyendo el mundo natural del que todos dependemos”.

“No alcanzaremos el crucial objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 °C a menos que escalemos drásticamente las soluciones climáticas para reducir rápidamente las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto significa invertir a escala para impulsar a nuestras sociedades de manera más eficiente, utilizando energía renovable y limpia, conservando y restaurando la naturaleza, alejándonos de las prácticas comerciales insostenibles y no dejar atrás a nadie en esta transición. Cada momento, cada política, cada inversión, cada decisión es importante para evitar un mayor caos climático”, agregó.

Por su lado, Rodrigo Catalán, director de Conservación de WWF Chile, indicó que “es clave que se considere la última información que nos entregan los científicos del IPCC para las decisiones que se están tomando frente al desafío de la recuperación económica y la crisis energética global. En esta línea, es fundamental que Chile mantenga y acelere su ruta hacia una economía baja en carbono. Las soluciones están disponibles en las energías renovables no convencionales y en las soluciones basadas en la naturaleza, dado que tienen respaldo científico y pueden generar empleos verdes y otros beneficios a la sociedad tanto sociales como ambientales.

Cabe destacar que, el último informe del IPCC confirma que proteger y restaurar los ecosistemas naturales ofrece un enorme potencial de mitigación al absorber y bloquear el carbono de la atmósfera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí