Nuevo criterio del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) sobre la evaluación del impacto acústico por ruido submarino

Algunos criterios para la delimitación y caracterización del área de influencia de fauna marina dicen relación con el identificar las especies presentes en el área, considerando singulares propias de cada una, tales como, sitios de nidificación, reproducción, alimentación o tránsito, considerando la movilidad de la fauna.

0
599
Ballena Jorobada.

Los seres humanos realizamos nuestra vida cotidiana sin pensar realmente en el impacto que esta puede traer a otras especies de seres vivos, esto también aplica al momento de realizar obras y actividades en el ámbito laboral. Existen trabajos submarinos que emiten importantes niveles de ruido, tales como: dragado, hincado de pilotes, perforación, tronaduras, embarcaciones, motores entre otras, los cuales ponen en riesgo a la fauna marina. A causa de esto, y para evitar dicho acto, se estableció el criterio de evaluación en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) de predicción y evaluación de impactos por ruido submarino con el fin de entregar lineamientos técnicos para la elaboración de las Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) o Estudios de Impacto ambiental (EIA).

Francisca Rocha, ingeniera acústica Decibel

Es por eso que se ha establecido un nuevo criterio de SEIA sobre la evaluación del impacto acústico por ruido submarino. El objetivo de este nuevo criterio es entregar lineamientos técnicos para la elaboración de las Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) o Estudios de Impacto ambiental (EIA), logrando de esta manera  respetar las actividades que realiza la fauna marina en su día a día, evitando afectarla con la intervención humana.

Un primer elemento a  considerar es la descripción de las emisiones de ruido submarino que genera el proyecto o actividad en sus fases de construcción, operación o cierre, identificando las obras, partes y acciones del proyecto que se ubiquen en el medio terrestre o marino y que constituyan fuentes emisoras de ruido submarino.

Un segundo aspecto hace referencia a determinar el  Área de Influencia (AI), o lo que es lo mismo, el espacio geográfico, cuyos atributos, elementos naturales o socioculturales pueden ser impactados, esto con la finalidad  de determinar si se generan efectos adversos significativos en los recursos naturales renovables, delimitando la fauna marina, cuya exposición a niveles de ruido por sobre el ruido de fondo característico pudiera generar efectos adversos significativos.

Los potenciales impactos que pueden verse en ellos debido al ruido submarino se separan en dos categorías:

  • Los efectos fisiológicos que correspondientes a efectos directos de la fisionomía del animal, como lesión física, pérdida temporal o permanente de la audición y, en general, efectos sobre la fisiología general de las especies
  • Los efectos conductuales: asociados al comportamiento propio de la especie en términos de sus dinámicas biológicas, de buceo, velocidad del nado, cambios en rutas migratorias, entre otros.

Algunos criterios para la delimitación y caracterización del AI de fauna marina dicen relación con el identificar las especies presentes en el área, considerando singulares propias de cada una, tales como, sitios de nidificación, reproducción, alimentación o tránsito, considerando la movilidad de la fauna.

Un elemento clave es la medición de ruido de fondo o niveles basales previos a la ejecución del proyecto, como información descriptiva del AI, lo que permitirá realizar una predicción de impacto del ruido en los objetos susceptibles de ser protegidos, o lo que es lo mismo, realizar una estimación objetiva de los niveles de ruido submarino que genera el proyecto en los receptores identificados.

Para la predicción del impacto del ruido en el Objeto de Protección, entendiéndose por Objeto de Protección a el hábitat de relevancia para la nidificación, reproducción o alimentación en donde se concentre fauna marina, se utilizan distintos tipos de modelos (modelos de rayos, modos o ecuación parabólica) dependiendo de la profundidad del agua y la frecuencia del sonido, cuantificando el impacto para cada especie, tomando en cuenta los distintos niveles de audición de cada una. Respecto a esto es importante considerar el tipo de ruido emitido por la fuente, las características de la especie evaluada y los efectos fisiológicos y efectos conductuales que se provocarán.

Con la finalidad de prevenir, reducir y gestionar los impactos asociados al ruido submarino, se deben:

  • Planificar las actividades, prefiriendo por ejemplo las épocas de menor sensibilidad para la fauna.
  • Disminuir la emisión de ruido en la fuente considerando soluciones de diseño y mejoras técnicas al proyecto.
  • Uso de pantallas acústicas.
  • Determinación de zonas de exclusión, observación y monitoreo acústico a modo de control.

De esta forma, el nuevo criterio del SEIA, favorece que la fauna marina sea considerada como un factor importante a evaluar antes de realizar trabajos en dichos sectores.

Créditos Decibel

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí