Insectos invasores: un problema para la biodiversidad

La pérdida de diversidad de insectos se debe a varios factores, entre los que se destacan la deforestación, la plantación de monocultivos, el cambio climático, la crisis hídrica y la llegada de nuevos competidores voraces.

0
388

Los insectos son el grupo de animales más diversos del planeta, donde cada orden dentro de la clase insecta es muy diferente de la otra, estimándose que existen entre 4 a 5 millones de especies. Estos pequeños seres vivos han logrado adaptarse morfológicamente y fisiológicamente en el transcurso de su historia evolutiva desde hace aproximadamente 350 millones de años.

Sin embargo, a pesar del gran éxito evolutivo de los insectos, Audrey Grez, profesora de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile (Favet), comenta un estudio publicado recientemente en donde se evidencia la disminución de insectos terrestres. “Con el cambio climático y otro tipo de perturbaciones asociadas, los insectos terrestres están disminuyendo muchísimo. Si bien los insectos acuáticos están  incrementando su número un poco más, los terrestres han disminuido notablemente en el mundo”. En Chile, también algunas de sus especies nativas de insectos se han visto disminuidas, sin embargo, el cambio climático no es la única causa, Alberto Alaniz, investigador de la Universidad de Santiago de Chile y ONG Ecogeografía, indica que, “estamos frente a dinámicas que son nuevas a nivel de la evolución de las especies. De hecho, estamos en una era geológica nueva, denominada antropoceno, donde tenemos un cambio global en el clima, en el uso del suelo, en la biodiversidad y están estas especies invasoras en todos los lugares del mundo. Muchos biólogos y biólogas de la conservación tratan de pensar que va a pasar de aquí a 50 años. Es un escenario bien complejo”.

Importancia de los insectos nativos

Los insectos en primera instancia son básicos para muchas funciones ecológicas que cumplen en su ambiente; son depredadores, fuente de alimento, descomponedores y polinizadores. Respecto a la función de descomposición, Grez explica que, “la primera parte de descomposición de la materia orgánica en el suelo, la hacen los artrópodos, especialmente los insectos, que trituran la materia orgánica antes de que pase a las bacterias o a los hongos, que siguen el proceso de descomposición. Es fundamental, imagínate, si no fuera por las moscas, estaríamos llenos de heces de ganado”.

Las especies nativas y endémicas de un país o región generan estrechas relaciones con su ambiente, con los animales y plantas con los cuales estuvieron en permanente interacción durante millones años. “Hay una relación muy sinérgica entre los ecosistemas naturales y los insectos nativos de Chile. Muchos de estos insectos llevan muchos millones de años acá evolucionando y se han adaptado a las condiciones climáticas que tiene el país, por lo tanto, desempeñan muy bien sus roles ecológicos con estas condiciones”, señala Alaniz.

Esta relación se hace evidente en aquellos insectos que se adaptaron morfológicamente, por ejemplo, a cierto tipo de flores. “Algunas especies de moscas tienen en su aparato bucal, la probóscide, adaptada a la extracción de néctar de flores tubulares que son nativas chilenas. Hay una coadaptación super interesante entre nuestros insectos nativos y sus ecosistemas naturales” comenta Alberto Alaniz.

Además de estos roles ecológicos que naturalmente cumplen las especies nativas y endémicas con su ambiente, los insectos realizan importantes servicios ecosistémicos para el ser humano, como en la agricultura. Al respecto Audrey Grez dice que, “los insectos en la agricultura son tremendamente fundamentales. Uno de los principales enemigos naturales de plagas son insectos. Ofrecen un servicio inconmensurable al reducir naturalmente las plagas, en vez de aplicar pesticidas. Asimismo, la polinización es fundamental para el 70% de los cultivos, de los cuales nos alimentamos. Hay otros polinizadores como aves o murciélagos, pero los insectos son fundamentales en ese rol”.

Otro servicio importante que ofrecen es el cultural, ya que, tanto la biodiversidad en general y en particular los insectos son fuentes de inspiración para las creaciones artísticas. La académica comenta que, “los insectos son proveedores de cultura, de nuestro propio patrimonio cultural a partir del patrimonio natural”. La académica actualmente trabaja en una asociación que busca resaltar la importancia que existe entre el patrimonio natural y cultural en Chile.

La amenaza de los insectos invasores

Las especies exóticas son aquellas que no son nativas de determinado lugar y se transforman en invasoras cuando causan efectos negativos en la biodiversidad nativa. Estas especies pueden llegar principalmente por dos vías. Por globalización, es decir, entran por casualidad debido a la apertura del mercado internacional que está constantemente importando y exportando diferentes productos.  El segundo caso es cuando se introduce una especie con fines productivos, principalmente agrícolas, para controlar alguna plaga o mejorar la producción.

Chile siempre ha sido considerado como una isla, pero la verdad es que con la globalización todas esas barreras se pierden. Esas barreras están pensadas en colonizaciones naturales, es más difícil que un insecto pase una cordillera, un desierto o venir desde el polo. Pero ahora con el tráfico internacional esas barreras han perdido sentido”, señala la bióloga Audrey Grez.

Las especies exóticas pueden no ser invasoras, sin embargo, si encuentran las condiciones adecuadas para desarrollarse y crecer, pueden llegar a ser un enemigo fatal para la biodiversidad. Estas ventajas de una especie invasora se deben principalmente a que, “no hay nadie que compita con ella, no hay nadie que sea su depredadora, no tiene parásitos, porque es una especie nueva. Por lo tanto, ella se puede expandir y ocupar todo lo que no podía ocupar en su lugar nativo. Normalmente, eso genera la extinción de las especies nativas”, comenta el investigador Alberto Alaniz. 

En Chile, unas de las principales especies invasoras que han causado un daño grave a la biodiversidad son, el abejorro común o Bombus terrestris y la chinita Arlequín o Harmonia axyridis. El Bombus terrestris se introdujo a Chile con fines productivos aprobado por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) desde 1997, con el objetivo de favorecer la polinización de tomates cultivados en invernaderos.  Con el paso del tiempo, su utilización como agente polinizador, se amplió a otros tipos de cultivos. “Que continuaran introduciendo al Bombus terrestris repercutió prácticamente en la extinción del abejorro chileno o Bombus dahlbomii, hablamos de una reducción del 80%” señala Alberto Alaniz.

Bombus terrestris

Grez también afirma esta disminución dramática del abejorro chileno y dice que, “uno de los motivos de la disminución del Bombus dahlbomii que se hipotetizan y que tiene bastante sustento, es que el Bombus terrestris deja sin néctar a los Bombus dahlbomii y, por tanto, sin recursos. Además, el Bombus terrestris trae un montón de parásitos que transmitiría al Bombus dahlbomii y a otros insectos”.

Abejorro chileno o Bombus dahlbomii

En cuanto a la chinita Arlequín, la profesora Audrey Grez ha trabajado y continúa trabajando en varios proyectos con esta especie, de origen asiático, y sostiene que fue introducida en muchas partes del mundo para el control biológico de plagas. A pesar de su introducción voluntaria en muchos países para fines agrícolas, en Chile se desconoce cómo llegó. Cabe destacar que, hasta el momento, la chinita Arlequín es un fenómeno de invasión a nivel mundial, pues no se ha encontrado un control biológico eficiente.

“La Harmonia en Chile central la encontramos el 2008 y hasta el 2010-2011 tenía poblaciones bastante bajas, pero el 2012-2013 se disparó y ahora los últimos dos años bajó nuevamente. Sin embargo, cuando la Harmonia se disparó, resultó en que las especies nativas de chinitas disminuyeron dramáticamente. Y hoy en día a pesar de que la Harmonia ha bajado en los últimos dos años, las chinitas nativas aún no se han recuperado. Al menos en la alfalfa que es nuestro modelo de estudio” dice Audrey Grez.

Sobre esta situación el investigador de la Usach comenta que, “toda la gente cree que hay una sola chinita y todos identifican a la chinita invasora, pero en Chile hay 115 especies de chinitas, una cantidad que mucha gente no conoce porque está especie la remplazó”.

Chinita Arlequín

Una de las principales razones para introducir especies exóticas en Chile es para apoyar labores productivas, sin embargo, tanto Grez como Alaniz afirman que las especies nativas hacen un mejor trabajo en dichas funciones, como la polinización y el control biológico de plagas. En los estudios de Audrey Grey respecto a la chinita Arlequín en la alfalfa, constató que, “los experimentos mostraban que las especies nativas tenían un rol fundamental en el control biológico. A pesar de ser poquitas, ellas tienen un rol proporcionalmente más alto que las especies exóticas que son muy generalistas”.

Insectos y biodiversidad: una relación estrecha y fundamental

La conservación de la biodiversidad, en este caso de los insectos, es fundamental, no únicamente por la belleza de las relaciones especificas con su entorno gracias a millones de años de coevolución. Sino que, además, la diversidad de especies genera una mayor resistencia frente a los insectos invasores.

El docente Alberto Alaniz hace referencia a la hipótesis de resistencia biótica para explicar este fenómeno, donde se resalta la importancia de la conservación de la biodiversidad y mantención de ecosistemas ricos en especies, como una forma de resistir frente a las especies invasoras. “Por ejemplo, si tienes 100 especies que son polinizadores y llega un consumidor de néctar externo, es muy probable que una dentro de esas 100 especies, le pueda hacer frente y desplace a la invasora. Pero si tú tienes un ecosistema que tiene solo cinco polinizadores y ninguno de esos cinco le puede hacer frente, perdiste todo. Por lo tanto, por eso es necesario mantener nuestras especies nativas también. Porque nos dan un seguro en contra de las especies invasoras” comenta Alaniz.

Por otra parte, la deforestación, la crisis hídrica y los monocultivos provocan la fragmentación y destrucción del hábitat de muchos insectos, y, por tanto, los debilita aún más frente a una nueva amenaza como los insectos invasores. La alta probabilidad de la llegada de insectos invasores debido a la globalización, sumado a un ecosistema empobrecido, podría derivar en una homogenización biológica. Es decir, tener un ensamble de especies homogénea a nivel mundial, por ejemplo, los mismos polinizadores de aquí estarán en Estados Unidos o Europa.

Evidentemente que solo una especie sea la encargada de desarrollar el servicio de polinización o de control biológico, hace muy inestable el servicio, porque cualquier cambio, climático o una perturbación puede hacer que esa especie desaparezca y si desaparece esa especie, desaparece el servicio. La hipótesis del aseguramiento de servicio se sustenta justamente en que una mayor diversidad de especies favorece el servicio porque ofrece un cierto seguro ante eventos estocásticos de la naturaleza o del hombre”, explica la experta Audrey Grez.

Por tanto, no solo se corre el riesgo de al extinguirse la diversidad de especies que cumplen una función, aumenta la probabilidad de que se acabe la función en sí. Además de perder millones de años de evolución y de patrimonio natural.  “Las especies invasoras van aumentar con la globalización de los mercados y porque además le favorecen la homogenización del paisaje. Cuando destruimos nuestros hábitats nativos y los reemplazamos por ambientes antrópicos, el mundo se empieza a homogenizar también en términos de hábitat”, advierte Grez.

Chile se caracteriza por tener una altísima proporción de especies endémicas, especialmente en la zona central. Esto, debido a que durante mucho tiempo fue una isla biogeográfica, pero ya no lo es más. En este sentido, se hace fundamental la conservación de animales y plantas nativos, desde el más pequeño hasta el más grande, porque finalmente, cada uno tiene su rol que lo hace único e irremplazable. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí