Ingeniería en Agronegocios de la Usach modificó su plan de estudios para implementar un enfoque sostenible

“Adaptamos cada curso, incorporando la sostenibilidad ambiental como un eje temático central, y a la vez incorporamos cursos de las ciencias ambientales para lograr una malla que permita un enfoque interdisciplinario. A grandes desafíos país, grandes respuestas desde sus universidades públicas”, comentó Francisco Zorondo, director del Departamento de Gestión Agraria de la Usach.

0
447

La carrera Ingeniería en Agronegocios de la Universidad de Santiago de Chile (Usach) se formó hace 20 años, con el objetivo de aportar al fortalecimiento de la economía y a la administración en la cadena de comercialización del sector silvoagropecuario. El egresado de esta carrera está capacitado para articular y gestionar, desde una perspectiva sostenible, sus conocimientos del mercado con la aplicación de conocimientos científicos en las áreas agrícola, silvícola y pecuaria.

Cabe destacar que, la gestión sostenible y la responsabilidad socio-ambiental son aspectos claves en la formación del titulado de este programa, y por ello, serán reforzados este 2021 con la modificación de la malla curricular.  En este sentido, se incluirá transversalmente al plan de estudios un enfoque sustentable, y que estará presente durante toda la formación del estudiante.  

Para profundizar más sobre el nuevo enfoque sostenible de la carrera y su potencial colaboración para formar profesionales que aporten a los desafíos socio-ambientales de Chile y el mundo, Codexverde conversó con Francisco Zorondo Rodríguez, director del Departamento de Gestión Agraria de la Usach. 

Francisco Zorondo, director del Departamento de Gestión Agraria Usach

¿Cuál es el sello distintivo de la carrera de Ingeniería de Agronegocios de la Universidad de Santiago?

Durante 20 años hemos formado profesionales capaces de comprender y gestionar los vínculos de la producción silvoagropecuaria con la comercialización. En ese sentido, la carrera es una innovación, incluso para los tiempos actuales.

La y el profesional conoce los productos silvoagropecuarios que se desean comercializar, y son un puente que conecta dos mundos distantes, pero a la vez cercanos. La versatilidad se logra a través de una aproximación interdisciplinaria y sostenible. Durante cinco años acompañamos la formación de ingenieros en agronegocios entregando elementos de ciencias básicas, conceptos agronómicos básicos, y una sólida formación en economía, finanzas, comercialización y gestión de la empresa agropecuaria, con un énfasis en el desarrollo sostenible, lo que permite que nuestros egresados se desempeñen exitosamente en diversos ámbitos laborales. La formación que brindamos permite que los egresados tengan una sólida capacitación y, con una aproximación versátil, den solución a problemas y enfrenten exitosamente situaciones de alta exigencia, relacionándose con equipos de distintas disciplinas.

Sabemos que la carrera ha cambiado su malla para, entre otras cosas, incorporar un foco en la sustentabilidad ¿Por qué decidieron aquello?

Los desafíos de la humanidad están directamente orientados a la sostenibilidad ambiental, y debemos abordarlos desde cada institución, tanto pública como privada. Todos los procesos deberán incluir, más temprano que tarde, aspectos de sostenibilidad ambiental. Y Chile, un país ampliamente vulnerable al cambio global, debe adoptar medidas urgentes para escenarios complejos.

Como respuesta, ofrecemos otra innovación en docencia, actualizando y adaptando una carrera,  ya innovadora, que prepara profesionales para los desafíos que Chile enfrenta en la actualidad y que continuarán en el corto, mediano y largo plazo. Para esta adaptación desarrollamos una nueva malla curricular. Adaptamos cada curso, incorporando la sostenibilidad ambiental como un eje temático central, y a la vez incluimos cursos de las ciencias ambientales para lograr una malla que permita un enfoque interdisciplinario. A grandes desafíos país, grandes respuestas desde sus universidades públicas.

¿Con qué actividades o acciones fuera de la sala de clases contarán los estudiantes de esta carrera para complementar su formación?

Las mayores lecciones provienen del aprendizaje activo. Las y los estudiantes aprenden haciendo, y por ello, las actividades prácticas en laboratorio y terreno son consideradas esenciales. Muchos de los cursos planteados en la nueva malla curricular planifican laboratorios presenciales, mientras que, en otros, los aprendizajes están basados en observaciones y reflexiones directamente desde la realidad de los territorios silvoagropecuarios o empresas del rubro. Grandes empresas frutícolas, viñedos, experiencias locales de innovación silvoagropecuaria, así como también territorios dedicados a la protección de la naturaleza y los servicios que ésta ofrece a las actividades silvoagropecuarias, son frecuentemente visitadas en los diferentes cursos que las y los estudiantes tienen a lo largo de la carrera.

Estudiantes de Ingeniería en Agronegocios Usach.

¿De qué forma los egresados de esta carrera pueden aportar en los desafíos de cambio climático que tiene nuestro país y/o la solución de problemáticas ambientales que sufren algunas localidades?

No solamente es el cambio climático, sino también la acelerada y alarmante pérdida de biodiversidad. Gran parte de esta la pérdida de biodiversidad se debe a prácticas no-sostenibles que históricamente han caracterizado la actividad silvoagropecuaria. Es una relación bi-direccional, pues hoy vemos que aquella pérdida reduce las oportunidades de la actividad silvoagropecuaria para adaptarse a los cambios ambientales. En este contexto, la actividad silvoagropecuaria será una de las más afectadas en los diferentes escenarios de cambio climático, y, por tanto, requiere de estrategias innovadoras. 

El desafío país es transitar desde las actuales prácticas no-sostenibles a prácticas sostenibles que permitan una producción junto con la protección de la biodiversidad. Estas prácticas sostenibles son la base para lograr una adaptación y resiliencia frente al cambio climático, pero requieren ser introducidas también en los mercados. Dado que las y los futuros profesionales comprenderán el vínculo entre los procesos de producción y los mercados silvoagropecuarios, sabrán sugerir formas de producción sostenibles y estrategias de mercado para poner en valor la adaptación al cambio climático y la biodiversidad. Además, las y los egresados de la carrera estarán formados con un sello de sostenibilidad ambiental y podrán contribuir en instituciones públicas o en empresas privadas del rubro, así como también emprender sus propias innovaciones en el ámbito silvoagropecuario. Con ello, las y los egresados aportarán significativamente a los desafíos país sobre adaptación al cambio climático y pérdida de biodiversidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí