Hogares con paneles solares podrán vender energía eléctrica a sus vecinos

Académico desarrolló un sistema tecnológico que permite la coordinación de compra y venta de energía producida de forma sustentable con paneles solares o baterías, con costos por debajo de los 10 dólares por vivienda.

0
1722

Las condiciones ambientales y climáticas exigen cambios drásticos y urgentes a las formas de producir energía, transitando hacia fuentes sustentables. Frente a este escenario, el investigador del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI),  y director del Centro de Transición Energética (CENTRA) de la Universidad Adolfo Ibáñez, Daniel Olivares, trabajó en la creación de un sistema eficiente y de bajo costo que permite la compra y venta de energía entre los propios vecinos de un sector.

Se trata de una plataforma que facilita a los actores, independiente que no haya una relación contractual entre todos, puedan recibir señales económicas para que hagan inversiones y gestionen su energía de forma eficiente. Esto quiere decir que en el caso de que un vecino tenga el techo en dirección norte con los 10 paneles que necesita para su casa, mientras tiene espacio para 20, puede aprovechar todo ese espacio y vender la energía que no use a su vecino con orientación sur, a quien le conviene más comprar energía que producirla. Otro caso es cuando un propietario tiene espacio y capital suficiente para instalar una batería, esa persona paga la inversión y otros el servicio que ésta ofrece a través de la plataforma. 

Es decir, la plataforma permite “generar todas aquellas reglas de interacción, las reglas del mercado, para que los usuarios puedan llegar a acuerdos a través de la plataforma y así cofinanciar de manera distribuida la infraestructura energética. Entonces, eliminas barreras de  implementación y costos de transacción asociados a este desarrollo eficiente”, señaló Olivares.

Costos más baratos y accesibles

Este sistema permite que los usuarios ofrezcan servicios de suministro de energía, almacenamiento, a sus vecinos o al entorno en el cual están instalados en la red de distribución. Así pueden obtener activos de generación, como paneles solares o almacenamiento, vehículos eléctricos que puedan almacenar energía  o baterías propias, incluso, demanda que puedan gestionar como bombas de piscina o sistemas de calefacción. 

Por ejemplo, cuando una persona planifica, busca, calcula, qué es lo eficiente en su casa en términos de instalación de paneles solares y baterías, puede llegar a una solución muy distinta (y más costosa) si se compara con una  planificación conjunta de todas las casas del sector. Lo anterior se debe a efectos de agregación y promediado cuando se considera un mayor número de viviendas, que permiten un uso más eficiente de la infraestructura energética y por ende un menor costo para los usuarios.

En más detalle, se usó la técnica llamada “optimización por realimentación”, que permite codificar un algoritmo de optimización en las reglas de interacción entre los usuarios, logrando así que todos se comporten de manera eficiente con un control muy sencillo. “Apuntamos a abaratar costos para los usuarios, estamos hablando de un costo de implementación del orden de diez dólares por usuario, aproximadamente”, detalló el académico. 

El proyecto fue testeado en laboratorio con excelentes resultados, los próximos pasos son su prueba en entorno real, empaquetamiento, y comercialización. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí