Gerente comercial de Recimat: “Es muy bueno que incluyan las baterías en la Ley REP porque necesitamos que se apoye la formalización del reciclaje”

Dedicada al reciclaje de baterías de plomo ácido en Chile, Recimat tiene una red logística desde Arica hasta Punta Arenas, donde utilizan tecnología innovadora que incluye una planta de tratamiento moderno y un sistema que reduce al mínimo el contacto con el plomo contenido por ese desecho peligroso.

0
1777

En Chile se desechan alrededor de 2,4 millones de baterías de auto al año, las que si no tienen una correcta gestión ponen en riesgo la salud humana y dañan el medio ambiente, debido a los componentes peligrosos que contiene como plomo y ácido. Por lo mismo, Recimat hace más 16 años se hace cargo de esta problemática, tratando el 92% de estos residuos a nivel nacional.

Se trata de una empresa recicladora de baterías de vehículos, ubicada en Calama, cuyo pilar se basa en una economía circular responsable de minimizar el residuo de las baterías al máximo, pudiendo entregarle una segunda vida y a través de Automatic Loading Protection System (ALP), modelo de correas transportadoras que automatiza el procesamiento, sin que ningún operario deba estar en contacto con el plomo existente.

Codexverde entrevistó a Antonio Carracedo, gerente comercial de Recimat, quien se refirió al panorama nacional de este elemento y los desafíos en innovación para su tratamiento. “Cuando ya cumplen su vida útil se transforman en un residuo y son peligrosas porque tienen ácido sulfúrico que está diluido en agua y también sulfatos y óxidos de plomo, y esas son característica de un tóxico corrosivo”, explicó.

En el proceso, la empresa hace un reciclaje en cuanto a la separación de tres componentes de las baterías: ácido sulfúricos, polipropileno (plástico) y el resto de los óxidos de plomo. Pero no solo el proceso importa, sino que también la seguridad del personal que maneja estos residuos. A través del sistema ALP, que minimiza el la exposición del trabajador al pomo. 

“Como estos óxidos o sulfatos de plomo son muy peligrosos y dañinos a la salud humana, se utiliza un carguero automático que hace que entre una batería por un lado, se muela, se mezcle con los componentes listos para la fundición y después pase a una píldora. Si bien esto no mejora la productividad, es mucho más seguro y novedoso que estamos tratando de llevar a los países que cuidan más la salud de los trabajadores y desarrollan un resguardo medioambiental”, detalló.

Por otra parte, el gerente de Recimat, sostuvo que ha sido muy bueno que la Ley REP incluya a las baterías dentro de los productos prioritarios para reciclaje. “Necesitamos que se apoye la formalización del reciclaje. Hoy día cerca del 50% más o menos está en manos de informales que no cumplen cabalmente la normativa. Sin embargo, hay un 50% que sí lo cumple, entonces lo que necesitamos es que la Ley REP nos ayude a formalizar esto, a darles incentivos, a que se hagan las cosas de mejor manera, que se premie a quien lo hace bien, con certificados, con cambios autorizados, con una trazabilidad completa y que no se fomente el reciclaje informal”, puntualizó. 

“Nosotros creemos que realmente con la Ley REP nos va a ayudar, vamos a traer nuevos estándares y nuevas exigencias a la cadena, vamos a traer como una nueva forma de poder también informar al Ministerio de cómo se está haciendo, aumentando la trazabilidad a los distintos puntos y eso nos tiene súper contentos. Estamos muy optimistas de que esto salga bien. Pero requiere trabajo, requiere paciencia, cultura e información para todos”, finalizó. 

Revisa el Instagram LIVE aquí:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí