Empresa presenta solución circular para acabar con los vertederos de palas eólicas

La empresa danesa Vestas presentó una propuesta global para el reciclaje de estas sin necesidad de cambiar el diseño o la composición de los materiales que forman la pala.

0
1196
default

Hoy en día existe una dificultad para reciclar las palas de los aerogeneradores debido a las propiedades químicas de la resina epoxi, una sustancia resiliente que se creía imposible de descomponer en materiales reutilizables, situación que ha llevado a muchos líderes tecnológicos a intentar sustituir o modificar la resina epoxi con alternativas que pueden tratarse más fácilmente.

En este escenario, la empresa danesa Vestas, presentó una nueva solución que permite el reciclaje de palas eólicas fabricadas con esta resina epoxi, sin necesidad de cambiar el diseño o la composición de los materiales que forman la pala. Gracias a la tecnología química recientemente descubierta dentro del proyecto Cetec y a la colaboración con Olin y Stena Recycling, la solución se puede aplicar a palas actualmente en operación, eliminando la necesidad de rediseñar las palas o desecharlas en vertederos cuando se desmantelen.

“Hasta ahora, la industria eólica ha creído que el material de las palas requería un nuevo enfoque de diseño y fabricación para que fuesen reciclables o incluso circulares al final de su vida útil. A partir de ahora, podemos ver las palas existentes fabricadas con epoxi como posible materia prima para nuevas palas. Una vez que esta nueva tecnología se implemente a escala, tanto las palas enterradas en vertederos como las palas actualmente operativas en parques eólicos pueden ser desmontadas y reutilizadas. Este hito marca una nueva era para la industria eólica y acelera nuestro viaje hacia la circularidad”, dice Lisa Ekstrand, vicepresidenta y directora de Sostenibilidad de Vestas.

Esta solución se basa en un proceso químico novedoso que puede descomponer químicamente la resina epoxi en materiales vírgenes, el cual fue desarrollado en colaboración con la Universidad de Aarhus, el Instituto Tecnológico Danés y Olin, socios de Vestas en el proyecto Cetec. Esta iniciativa es una coalición de la industria y la academia centrada en investigar tecnologías circulares para palas eólicas.

“Al basarse en un proceso químico en el que intervienen productos ampliamente disponibles, es muy compatible con la industrialización y, por lo tanto, puede escalarse rápidamente. Esta innovación no habría sido posible sin la revolucionaria colaboración Cetec entre la industria y el mundo académico, que nos ha permitido llegar hasta aquí”, dice Mie Elholm Birkbak, especialista en Estructuras Avanzadas de Vestas.

Acerca de este avance, el vicepresidente de Sistemas Epoxi y Plataformas de Crecimiento en Olin, Verghese Thomas, comentó que “al utilizar tecnologías únicas, junto con nuestros socios estamos listos para reciclar moléculas y convertirlas en nuevos epoxis que se pueden reutilizar en palas eólicas. Estamos entusiasmados de aportar nuestra experiencia y recursos a esta asociación para lograr soluciones innovadoras de materiales sostenibles para las palas eólicas existentes y futuras”.

Así mismo, el director general de Stena Recycling Dinamarca, Henrik Grand Petersen, dijo: “En los próximos años, miles de aerogeneradores serán desmantelados o repotenciados, lo que representa un gran desafío de sostenibilidad, pero también una valiosa fuente de materiales compuestos. Como uno de los principales grupos de reciclaje en Europa, tenemos un importante papel que desempeñar en la transición hacia una economía circular. Esta iniciativa representa una gran oportunidad para participar en el desarrollo de una solución sostenible y circular, y estamos listos para aportar nuestra experiencia y conocimiento en reciclaje químico a este proceso”.

Durante varias décadas, la fabricación de palas con epoxi ha sido una práctica estándar en la industria eólica. En los mercados eólicos más maduros, los primeros aerogeneradores ya están llegando al final de su vida útil. WindEurope estima que para 2025 alrededor de 25.000 toneladas de palas lleguen al final de su vida operativa anualmente.

Una vez madura, la nueva solución ofrecerá a Vestas la oportunidad de fabricar nuevas palas con material reutilizado y marcará el comienzo de una economía circular para todas las palas eólicas con epoxi existentes y futuras. A futuro, la nueva solución también permitirá convertir los materiales compuestos con epoxi en una fuente de materias primas para una economía circular más amplia, que potencialmente abarque industrias más allá de la energía eólica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí