Alarma en Ohio: tren libera material tóxico y arriesga peligrosa explosión

La salida de la vía y el incendio de 150 vagones cargado de sustancias peligrosas ha provocado la evacuación de un pueblo en EE UU.

0
915
Créditos: The New York Times.

Este lunes 3 de febrero, ocurrió un accidente en East Palestine, localidad en la frontera de Ohio y Pensilvania, produciendo un incendio que hasta este lunes aún afectaba a algunos vagones. La máquina en cuestión transportaba una peligrosa carga que tenía el riesgo de estallar y causar estragos en los alrededores, según informaron medios locales.

Tras este escenario, las autoridades de la localidad emitieron una orden de evacuación para las personas que viven dentro de un radio de una milla (1,6 kilómetros) del siniestro, por la posibilidad de que se origine una explosión, orden de evacuación que incluyó a varios residentes del estado de Pensilvania.

El accidente

El tren se descarriló hacia las 20:54 horas de la noche del viernes 3 de febrero tras atravesar East Palestine y justo antes de cruzar la frontera de Ohio con Pensilvania, por suerte en una zona apenas poblada, con lo que no hubo ningún muerto ni herido. Entre sus vagones, 20 de ellos contenían materiales peligrosos, de los cuales 11 se descarrilaron emanando intensos olores, y provocándose una nube tóxica debido al incendio. 

La mayor preocupación era el cloruro de vinilo, un producto cancerígeno que cuando arde, se descompone en cloruro de hidrógeno y fosgeno. El fosgeno es un gas con una toxicidad muy alta que provoca vómitos y problemas respiratorios, el cual fue utilizado durante la I Guerra Mundial como agente asfixiante, mientras que el cloruro de hidrógeno es irritante y corrosivo para cualquier tejido con el que entre en contacto.

La compañía ferroviaria Norfolk Southern advirtió que la operación podría liberar vapores “mortales si se inhalan”. Por su parte, la oficina del gobernador de Ohio, indicó que “el contenido de cloruro de vinilo de cinco vagones es actualmente inestable y podría explotar”.

Post accidente

Una zona de evacuación de un radio de entre 1,5 y 3,2 km seguía vigente el pasado martes alrededor del lugar. Las autoridades instaron además a las personas que residen fuera del área a quedarse en casa tanto como sea posible, donde también se anunció “por precaución” el cierre de las escuelas cercanas.

Muchos de los habitantes de East Palestine ya habían evacuado durante el fin de semana, pero funcionarios locales indicaron que más de 500 residentes se negaron a irse, según un comunicado de las autoridades citado por CBS.

Acerca de la causa del accidente, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte está aún investigando la razón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí