Organizaciones ambientales valoran acuerdo para la conservación de la biodiversidad marina

El Presidente Gabriel Boric asistió a la Cumbre sobre Ambición Climática en Nueva York donde firmó el Tratado de Biodiversidad Más de la Jurisdicción Nacional (BBNJ). En la instancia también se refirió a la crisis climática y a la importancia de reaccionar frente al “greenwashing”.

0
873

En el marco de la Cumbre sobre Acción Climática de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se realiza en Nueva York, el Presidente Gabriel Boric adhirió a nuestro país al Tratado de Biodiversidad Más Allá de la Jurisdicción Nacional (o BBNJ, por sus siglas en inglés).

El BBNJ permitirá desarrollar una gobernanza para que distintos instrumentos y acciones trabajen de forma coordinada en el objetivo de la conservación y protección de los océanos a largo plazo. Además, permitirá la creación de Áreas Marinas Protegidas en alta mar y establecer un marco para la evaluación del impacto ambiental en dicha zona oceánica.

En concreto, BBNJ busca conservar la vida marina y frenar las actividades nocivas en los dos tercios del océano que se encuentran fuera de las jurisdicciones nacionales. “La Alta Mar no pertenece a ningún Estado, pero es un gran tesoro común para toda la humanidad y es uno de los pilares para la vida sobre nuestro planeta, por tanto esperamos que este tratado genere un impacto positivo que ayude a incrementar la protección de esta zona, que hoy tiene bajo resguardo sólo alrededor de un 1%. Asimismo, ayudará a fortalecer la protección de las rutas migratorias de los grandes cetáceos dentro del Pacífico Oriental”, señaló Yacqueline Montecinos, coordinadora de Biodiversidad Marina y Políticas Oceánicas de WWF Chile.

“El océano no puede esperar, protegerlo es imprescindible para enfrentar la triple crisis climática, de pérdida de biodiversidad y de contaminación. En este contexto, la firma por parte de Chile del Tratado de Alta Mar es un hito de gran importancia, que reafirma el compromiso que se ha mostrado en estos temas, considerando además que somos un país oceánico y altamente vulnerable al cambio climático”, agregó la profesional. 

Por su parte, el presidente de Escazú Ahora, Sebastián Benfeld, coincidió en la importancia de de esta firma, ya que su resguardo es una forma para “combatir de manera efectiva el cambio climático”. “La ciencia es clara; debemos proteger al menos el 30% de los océanos para 2030 para asegurarnos de que tengan la oportunidad de recuperarse y prosperar adecuadamente. Esperamos que la firma de este Tratado por parte de Chile impulse a los demás Estados a involucrarse y trabajar juntos por la protección de los pulmones del mundo, al mismo tiempo que hacemos un llamado enfático a los países miembros a no conformarse solo con la firma, sino que a hacer todos los esfuerzos para que este acuerdo se implemente de la mejor manera posible y no se transforme en letra muerta en el futuro», puntualizó.

A juicio de la vocera de Greenpeace, Silvana Espinosa, “es una muy buena noticia que Chile haya cumplido su compromiso y haya escuchado a las miles de personas que hoy apoyan la protección de los océanos a través de la firma del Tratado”. A esto queda esperar la ratificación, por lo que desde la organización hacen un llamado a que Chile sea el primer país de América en avanzar en el cumplimiento de este acuerdo. 

“La pesca destructiva, el cambio climático, el peligro de la minería submarina continúan a un ritmo vertiginoso, y los esfuerzos de protección no van al ritmo que nuestros océanos requieren. Nuestro llamado de urgencia es para hacer real este tratado con su ratificación y con la propuesta concreta de la creación de Santuarios Marinos que logren proteger al menos el 30% de los océanos al 2030”, sentencia Espinosa.

Finalmente, desde Fundación Terram se sumaron a los comentarios anteriores, y manifestaron su contento, ya que alrededor de 70 países han firmado el acuerdo. «Este tratado es un gran avance para la regulación en aguas internacionales y será una herramienta fundamental para la protección del 30% de los océanos y la creación de áreas marinas protegidas en Altamar. Chile ha mostrado un gran compromiso y liderazgo en esta materia y esperamos ser sede de este acuerdo. Ahora los países que han firmado deben ratificar el acuerdo, para lo cual esperamos que el Congreso lo haga de forma unánime», detalló Elizabeth Soto, bióloga marina de la entidad.

“Tenemos que dejar de usar combustible fósiles”

Durante su intervención en la cumbre, el Presidente Boric hizo un llamado a dejar de quemar combustibles fósiles y a reaccionar frente al greenwashing y las estrategias de grandes empresas que buscan posicionamiento ecológico.

La crisis climática es la crisis de los combustibles fósiles y, por lo tanto, tenemos que dejar de quemar combustibles fósiles y eso significa muy concretamente que también tenemos que reaccionar ante el greenwashing que están permanentemente realizando las empresas que siguen realizando y siguen avanzando en estas prácticas en algunos casos apoyadas también por países”, señaló el jefe de Estado, según lo consignado en diario La Tercera.

También agregó que es importante que el país se haga cargo de aquello y no solo a través de compromisos nacionales, sino que también a nivel global, cumpliendo con la tarea de que el planeta “sea viable para vivir una vida digna y ello no va a ocurrir (…) si esta comunidad internacional no se compromete con nuevas reglas ante este nuevo mundo”.

Sobre la crisis climática el Mandatario sostuvo que Chile, al igual que otros países en desarrollo, es altamente vulnerable a los efectos del cambio climático.Este año hemos vivido incendios brutales, lluvias intensas, inundaciones, lo que se suma a una sequía de cerca de 13 años que nos ha costado vidas, destruido localidades y golpeado fuertemente nuestra economía”. 

Por lo mismo, aseguró que el gobierno está comprometido para hacer frente a la crisis climática, la contaminación y pérdida de biodiversidad y un ejemplo de ello es la protección del océano. “Tenemos el 43% de nuestras aguas jurisdiccionales protegidas pero, además, nos interesa mucho insistir en la necesidad de mantener de manera indefinida la pausa precautoria de la minería submarina, al menos hasta que no se tenga certeza de que vamos a poder asegurar la conservación de los ecosistemas frágiles y únicos del subsuelo marino, como también el riesgo de liberar CO2 que ha sido acumulado en el subsuelo por milenios”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí