Mitigar los olores en planteles porcinos: una necesidad país

Una empresa con experiencia en mitigación de #olores y monitoreo de calidad de aire es #Serpram, una empresa del Grupo Suez. Codexverde conversó con ellos para analizar la oficialización del anteproyecto de olores en planteles porcinos.

0
400

La reciente publicación en el Diario Oficial del anteproyecto de la primera norma de olores para el sector porcino, significa un importante impulso desde el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) con miras a concretar un marco regulatorio inexistente en Chile, que permita controlar y evitar la contaminación emanada desde uno de los sectores industriales más importantes de nuestro país.

La urgencia de la norma se ha hecho evidente debido a los serios conflictos socioambientales que han afectado durante los últimos años la calidad de vida de miles de familias cohabitantes con plantas procesadoras y faenadoras de cerdos.

En el MMA conocen la complejidad que conlleva regular estas emanaciones, pero con el anteproyecto se buscará fijar los pilares y especificaciones para concretar un marco regulatorio. “Los olores no se regulan como una sustancia, sino como la mezcla de varias sustancias. En el caso de los planteles porcinos, hay estudios que hablan de alrededor de 60, 70 o más compuestos en una sola muestra”, explica Jessica Salas, profesional del Departamento ministerial de Lumínica, Ruido y Olores, quien participó en la implementación del anteproyecto.

Una organización con experiencia en estos procedimientos y especificaciones es Serpram S.A., una empresa del grupo Suez, especializada en las áreas de monitoreo de calidad de aire, medición de fuentes fijas y certificación de sistemas CEMS. Conversamos con Fabiola De Giorgis, Emissions Treatment Manager de la compañía, para analizar la oficialización del anteproyecto y conocer la opción que ofrece Serpram para la mitigación de olores.

¿En qué consiste el servicio que ofrece Serpram para el monitoreo, control y la mitigación de olores de un proyecto?

La contaminación por olor es un problema multifactorial que depende de la interacción entre procesos al interior de las empresas, las condiciones meteorológicas, la geografía de zona, entre otras, y debiera ser abordada en forma integral, tanto desde dentro como desde fuera de las empresas, en conjunto con la comunidad. Un buen asesoramiento en etapas iniciales es fundamental para enfocar correctamente los recursos que son siempre limitados. Al tener una mirada integral, podemos guiar a nuestros clientes con una visión de proyecto completo, conseguir economías de escala en las distintas etapas de implementación y así lograr que se centren plenamente en los procesos de su core business.

¿Qué soluciones específicas y distintivas ofrece Serpram para la mitigación de olores en planteles porcinos? 

Serpram se pone a disposición de las empresas que buscan medir y controlar sus emisiones odoríferas, acompañándolas en todo su proceso. De esta manera, la empresa puede enfocarse en su negocio y nosotros en sus problemáticas de control de olores, material particulado o gases. Tenemos el siguiente abanico de servicios:

  • Monitoreo activo y pasivo de fuentes, olfatometrías, caracterización por cromatografía de gases.
  • Asesoría e ingeniería. Evaluaciones técnico-económicas, modelaciones, EIO, desarrollo de ingeniería en todo su espectro.
  • Implementación, suministro, instalación, supervisión del montaje y PEM de la solución planteada para el tratamiento de gases, polvo y olores.
  • Operación y mantenimiento, tanto de sistemas en funcionamiento como de los nuevos.
  • Optimización y predicción a través de la plataforma del grupo Suez, llamada AirAdvanced, la que permite visualizar en tiempo real y generar modelos predictivos de dispersión de gases, lo que ayuda a minimizar los posibles impactos en las comunidades o sectores aledaños. Esta herramienta avanzada hace posible generar retrotrayectorias y modelos en tiempo real, siendo un valor incalculable para la toma de decisiones y resguardos ante eventos ocasionados por terceros.

¿En qué consiste la biofiltración, y específicamente, la biofiltración avanzada que trabaja Serpram?

La biofiltración es un proceso biológico que utiliza microorganismos para tratar los compuestos odorantes presentes en la fase gaseosa. Su diferencia con la biofiltración convencional es su soporte inorgánico que permite tener una elevada densidad de microorganismos inoculados específicamente (lo que garantiza una alta eficiencia de tratamiento), aporta nutrientes necesarios para los microorganismos, evita canales preferenciales y la compactación del mismo, es de larga duración, (entre 8 y 10 años), no genera olor intrínseco y tiene capacidad de depurar  a la vez compuestos nitrogenados, sulfurados y COV, garantizando concentraciones finales de olor muy bajas.

Sus principales ventajas son: menor área requerida, respecto a biofiltros convencionales, alta eficiencia, no requiere cambio de medio hasta por 8 a 10 años, fácil operación y no requiere nutrientes, ya que son aportados por el medio. Respecto a las tecnologías convencionales, la biofiltración avanzada va en línea con los principios de la economía circular y tiene una gran ventaja, al utilizar una bajísima cantidad de productos químicos

¿La biofiltración avanzada es una tecnología que permitiría cumplir con las exigencias odoríferas que plantea el anteproyecto de norma para planteles porcinos?  

Definitivamente. La biofiltración avanzada es una solución efectiva y sostenible, considerada como la Mejor Tecnología Disponible (MTD) para tratar emisiones odoríferas, pudiéndose alcanzar típicamente concentraciones finales de olor inferiores a 500-1000 uoE/m³, lo que permite garantizar el cumplimiento de la normativa más exigente.

¿Qué análisis general hace Serpram sobre el anteproyecto presentado por el Ministerio del Medio Ambiente para planteles porcinos en Chile?

Sin duda la publicación de la norma de olores que afecta a los planteles porcinos es un aporte muy importante, particularmente para nuestra región, y para la del Libertador Bernardo O’Higgins, donde se concentran más del 70% de los planteles de producción de cerdo a nivel nacional, y es una problemática que afecta mucho a la población, en la cual nosotros podemos aportar mucho a las empresas a mejorar en este sentido.

No olvidemos que, en forma previa a la publicación de este anteproyecto, ya disponíamos de una norma que permitía determinar la concentración de olor por olfatometría, con la actual publicación, hoy dispondremos de límites de emisión además de la integración de prácticas operacionales, planes de prevención, verificación de cumplimiento y otros que permitirán evaluar el comportamiento de las empresas en el tiempo y fortalecer el control y gestión en esta materia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí