Luego del renacer de la laguna de Aculeo, buscan que sea declarada como humedal urbano

La organización ambientalista Greenpeace lanzó la campaña “Aculeo Humedal” para que la laguna cuente con las herramientas legales necesarias para su protección. Esto luego que el ecosistema recuperara su espejo de agua tras cinco años de sequía.

0
409

El 3 marzo se conmemoró el Día Mundial de la Naturaleza, fecha dedicada a destacar la importancia de la flora y fauna silvestre, y este año la organización ambientalista Greenpeace destacó una de sus más valiosas características: la resiliencia ecológica. El término fue introducido por primera vez en el año 1973 por los científicos Holling y Nimmo, para identificar procesos mediante los cuales los ecosistemas se auto-mantienen, persisten y evolucionan frente a cambios y perturbaciones.

“Es la capacidad de adaptación que tiene la naturaleza frente a situaciones adversas”, explica Dominique Charlin, especialista en biodiversidad de Greenpeace Andino. Y su acción se nota en la fuerza que tiene la misma por recuperar espacios que se dieron por perdidos, como ocurrió, por ejemplo, en la laguna de Aculeo, que recuperó su espejo de agua después de 5 años de estar seca.

“Aculeo Humedal”

Siendo testigos de su resiliencia, la ONG Greenpeace está llevando a cabo la campaña “Aculeo Humedal”, para que sea declarada Humedal Urbano por el Ministerio de Medio Ambiente. “Este renacer presenta una oportunidad única para emplear la herramienta legal disponible en su protección, la Ley 21.202. Aprovechemos que este fenómeno natural nos brinda una segunda oportunidad para salvaguardar su ecosistema, crucial no solo para la población local en la comuna de Paine, sino también para toda la biodiversidad presente”, explica  Silvana Espinosa, encargada de la Campaña Humedales de Greenpeace. 

“Aculeo es un ecosistema que se secó por completo el año 2018 debido a diferentes factores, como los desvíos y bombeos de agua en un contexto de sequía aguda. El 2023 logró recuperarse gracias a las lluvias, experimentando el renacimiento de su espejo de agua y atrayendo de vuelta a gran parte de la fauna asociada históricamente a este humedal. Podemos cuidar lo que tenemos, y que acabamos de recuperar, mediante esta declaración de humedal urbano”, comenta Dominique Charlin.

“Un ecosistema con mayor biodiversidad es más resiliente, es decir, un humedal que presenta más especies y tipos de vida diferentes tiene más posibilidades de sobreponerse a situaciones adversas. Si logramos la protección de la laguna, también estaremos propiciando el retorno de las especies a Aculeo. En palabras simples, estaremos fortaleciendo su capacidad de regeneración”, añade la especialista de Greenpeace.

Para ello están recolectando firmas de forma digital aquí, para presionar a las autoridades a responder pronto a la solicitud, presentada en tres oportunidades por la Municipalidad de Paine.

Otros ejemplos de naturaleza resiliente 

Existen diferentes ejemplos en nuestra historia que muestran que, al darle espacio y tiempo a la naturaleza, ésta responde restableciendo algunas de sus condiciones propias. Un ejemplo de esto sería el bosque templado lluvioso afectado por la erupción del volcán Chaitén, en la Región de Los Lagos, ocurrida el año 2008. Luego del evento, los científicos se preguntaban si el bosque volvería a resurgir y hoy, luego de 16 años, “podemos ver el 100% del suelo cubierto por plantas de distintas especies que están rebrotando con fuerza en la zona afectada, lo que nos habla de un ecosistema sano y recuperándose”, la especialista en biodiversidad de la ONG ambientalista.

Otro ejemplo se vio en distintos países durante la pandemia, en los que se volvieron a avistar cisnes por los canales de Venecia. Incluso, familias de carpinchos en Argentina y de pumas en Chile, se aventuraron a entrar a las ciudades, ya que por el confinamiento, se sintieron con la seguridad y la confianza de entrar en zonas habitadas, libres de factores perturbadores para su supervivencia, como la contaminación acústica o la acción humana. “Frente a la disminución de nuestras intervenciones, la naturaleza se regenera a su ritmo y nos brinda nuevas oportunidades para relacionarnos con ella, pero desde otra perspectiva: a través de una convivencia más armónica y de respeto por las condiciones fundamentales que nos ofrece para mantener el equilibrio de nuestro planeta”, puntualiza la vocera de Greenpeace.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí