Humedales concentran el 27% de los conflictos socioambientales relacionados a vegetación nativa en la Región de Valparaíso

Mediante el trabajo territorial del Proyecto “Justicia Ambiental, Derechos Humanos y Cambio Climático” de Fundación Terram, financiado por la Unión Europea, se logró catastrar un total de 33 conflictos socioambientales, de los cuales 9 corresponden a lugares con humedales. En este marco, destaca el trabajo con organizaciones, a las cuales Terram agradeció especialmente este 2 de febrero, Día Mundial de Los Humedales.

0
370
Créditos: Ojos de mar @proyectotayú

Un total de nueve conflictos socioambientales relacionados con humedales en la Región de Valparaíso, identificó el proyecto “Justicia Ambiental, Derechos Humanos y Cambio Climático: del abandono de las comunidades a las políticas públicas con articulación territorial en Chile Central” (Proyecto Tayú), desarrollado por Fundación Terram y financiado por la Unión Europea. El registro fue realizado durante casi dos años de trabajo territorial (2022-2023) y comprendió aquellos lugares donde la afectación principal es la destrucción y/o degradación de la vegetación nativa.

Se trata de los humedales Borinquen, El Olivar y Entre Cerros, en Viña del Mar; la quebrada El Yeco, en la comuna de Algarrobo; el humedal estuario Los Molles, en dicha localidad; el conjunto de humedales del Valle Juncal, en la Provincia de Aconcagua; el sistema de lagunas de Llolleo en San Antonio; el estero El Batro en el Quisco y; el humedal Mayaca en Quillota. Aunque en su mayoría se trata de afectaciones de origen inmobiliario, también hay causas como la minería y obras portuarias.

De esta manera, el Proyecto Tayú trabajó con 21 organizaciones relacionadas con problemáticas en humedales, los cuales se distribuyen en toda la Región. Con ellas se levantó información respecto al objetivo principal del proyecto, que consiste en elaborar junto a las comunidades, propuestas de políticas públicas y normativas que mejoren o enriquezcan el régimen jurídico actual, en relación a la protección de la vegetación nativa.

Dichas propuestas serán presentadas a los tomadores de decisión entre los meses de marzo y mayo del 2024, y se espera llevar la voz de las personas a las autoridades.

De acuerdo a la Directora del Proyecto Tayú, Eliana Chong, la validación e información que se logró recoger con las organizaciones tiene un valor muy particular, pues no solo se trata de conflictos que no habían sido catastrados anteriormente, sino que también reúne a numerosas organizaciones que conocen el valor de estos ecosistemas y han trabajado persistentemente para protegerlos. “Hoy 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales; su importancia en términos ecológicos y para el bienestar humano es invaluable y, en medio de la crisis climática, conservarlos es de urgencia para la vida en la Tierra. Queremos agradecer a todas las organizaciones que se han preocupado y ocupado por conservarlos y con quienes hemos tenido el gusto de compartir y trabajar”, señaló.

Cabe destacar que cuando se habla de vegetación nativa, esta suele reducirse al imaginario de lo que es un bosque, y se dejan de lado otras formaciones vegetacionales mediante las cuales las plantas estructuran ecosistemas, como matorrales, formaciones de suculentas, praderas y formaciones hidrófilas. Por otro lado, aquellas quebradas de vegetación nativa dentro de las ciudades en las cuales está presente el componente hídrico, en forma de cursos de agua permanentes o esporádicos, clasifican en general como humedales urbanos para la Ley 21.202.

Según el coordinador territorial del Proyecto Tayú, Joaquín Gómez Duque, existe también el caso de formaciones vegetacionales directamente hidrófilas, donde predominan, en muchos de los casos, plantas de las familias Juncaceae y Ciperaceae, que estructuran un tipo de ambiente esencial para la vida de aves y mamíferos como los coipos.  “En referencia a los conflictos, un importante número de ellos ocurren por afectación a humedales, ya sea en la forma de quebradas urbanas o de ecosistemas acuáticos como estuarios, ríos, esteros, lagunas, entre otras, donde la vegetación nativa está presente cumpliendo su importante rol”.

El registro de conflictos que se relacionan con humedales -en distintas etapas de desarrollo-, documentado por el Proyecto Tayú, es el siguiente:

Lugar del conflictoHumedal que afectaDescripción
Quebradas de Agua Santa, Viña del MarHumedal “Borinquén”Este humedal ha experimentado una paulatina degradación ocasionada por el crecimiento urbano, mediante la expansión inmobiliaria y la red vial, los rellenos para construcción y una mayor contaminación de sus aguas.
Playa Grande El Yeco, comuna de AlgarroboQuebrada “El Yeco”, donde circula un curso de agua permanente que clasifica para ser considerado como humedal urbano según criterios de la Ley Humedales Urbanos.El emplazamiento del megaproyecto inmobiliario “Mirasol Norte” (conocido también como El Rabanal) se encuentra a 71 metros de la quebrada. Este humedal alberga especies de gran valor ecológico (como ejemplares de canelo y patagua) y fauna amenazada (como yacas y ranas chilenas). La organización de vecinos y vecinas, a través del “Movimiento No Al Rabanal”, logró detener el proyecto inmobiliario gracias a un recurso de protección acogido por la Corte de Apelaciones de Valparaíso.
Los Molles, comuna de La LiguaHumedal estuario “Los Molles”El humedal estuario “Los Molles” y el estero “Los Coiles”, se han visto perjudicados por la actividad inmobiliaria a causa del emplazamiento de dos proyectos circundantes a su desembocadura en orilla de playa.
Quebrada El Olivar, Viña del Mar  Estero El OlivarMegaproyecto de viviendas sociales Alto Horizonte. El permiso otorgado por la DGA reconoce al “Estero El Olivar” como una “Quebrada de evacuación de aguas lluvias” (Resolución Exenta 2085 del año 2019), toda vez que, por el contrario, se trata de un estero permanente. Debido al no reconocimiento (formal o informal) del estero El Olivar como Humedal, aun cuando cumple con la definición expresa de la Ley N° 21.202, se eludió el ingreso del proyecto al SEIA.
Entre Cerros, Villa Dulce, Viña del Mar  Humedal “Entre Cerros”El proyecto inmobiliario “Altos de Mar”, será edificado en un predio de 428 hectáreas, en que circulan varios canales naturales que conforman una red hídrica superficial, con evidentes señales de saturación que indican la conformación de un humedal. Esta presencia de humedad ha aportado al desarrollo de diversas especies nativas y endémicas de bosque esclerófilo, conformando un verdadero corredor biológico.
Valle El Juncal, Provincia de Aconcagua  Diversos humedales principalmente ubicados en el Valle Juncal: Vega la Roca, Vegas la Paz, Vegas de Nacimiento; en el Cajón de Mardones: Vega las Mardones, y en el Cajón de Navarro: Vegas las CanchitasDiversas organizaciones ambientales y los administradores del Parque Andino Juncal -el cual recibió la figura de protección Ramsar en 2010- han visibilizado que las obras de exploración han causado grave daño a componentes de vegetación y fauna, como también contaminación acústica y lumínica, por lo que han denunciado que el proyecto requería ingresar a estudio de impacto ambiental.
Llolleo, San Antonio  Sistema de lagunas de Llolleo “Ojos de Mar”Las amenazas al humedal se encuentran en las zonas circundantes, dado que el Puerto de San Antonio funciona entre las lagunas, donde se movilizan aproximadamente 7.000 camiones diarios, valor que aumentaría a 20.000 camiones con la ejecución del Puerto Exterior. Asimismo, los estacionamientos de los camiones portuarios están ubicados en torno a las lagunas, generando contaminación acústica y lumínica, lo que afecta a las distintas especies de aves acuáticas residentes y migratorias de Ojos de Mar.
Quebrada El Batro, El Quisco  Estero El BatroDesde el 2008 la quebrada comenzó a deteriorarse por un proceso de urbanización que comenzó en su zona alta, ocupando laderas adyacentes para usos residenciales. Tal amenaza contrajo la creación de microbasurales, y la acumulación de botaderos en sus laderas, creando contaminación y deposición de aguas residuales dirigidas al cauce del estero.
Río Aconcagua, Quillota  Humedal MayacaPese a haber alcanzado la figura de protección de humedal urbano, las diversas organizaciones que participaron durante la solicitud han denunciado que el humedal se ve permanentemente afectado por la actividad de extracción de áridos que se realiza en sus límites.

¿Por qué son importantes los humedales?

  • De acuerdo a la Convención Ramsar, los humedales son parte de los ecosistemas más valiosos para la vida: ocupan un 6% de la superficie terrestre y son el hábitat del 40% de todas las especies del planeta. De ellas, un 25% está en peligro de extinción.
  • Poseen aguas subterráneas a muy poca profundidad que brotan o ascienden a la superficie, formando lagunas y pantanos donde llegan cientos de especies a vivir. Incluyen los ecosistemas de agua dulce -marinos y costeros- como lagos y ríos, acuíferos subterráneos, pantanos y marismas, pastizales húmedos, turberas, oasis, estuarios, deltas, manglares, arrecifes de coral, entre otros.
  • Los humedales son vitales para otros ecosistemas y el clima, ya que regulan el agua, como el control de las inundaciones y la purificación del agua. 
  • Más de mil millones de personas -una octava parte de la población- dependen de los humedales como medio de subsistencia.
  • Casi el 90% de los humedales del mundo se han degradado desde 1700, y se están perdiendo tres veces más rápido que los bosques.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí