Estudio cuantifica impacto de la electromovilidad en el transporte público de Santiago

Según los resultados, el reemplazo de buses diésel por buses eléctricos ha generado ahorros significativos de energía, con estimaciones que indican un ahorro diario de hasta 400,000 kWh al sustituir 1000 autobuses diésel por sus contrapartes eléctricas.

0
1386

El sistema de transporte público de Santiago, Chile, lidera la transición hacia la electromovilidad a nivel regional, siendo la primera ciudad fuera de China con más buses eléctricos. En una investigación, correspondiente a la tesis de Magíster en Ingeniería Industrial PUCV de Brian Vidal, cuantificó el impacto de la presencia de este tipo de buses en la eficiencia energética para la capital.

El estudio que es dirigido por el investigador Franco Basso del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) y académico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) también determinó los recorridos y zonas de la ciudad donde conviene reemplazar buses a combustión fósil por eléctricos en el futuro. 

Resultados

Según los resultados, el reemplazo de buses diésel por buses eléctricos ha generado ahorros significativos de energía, con estimaciones que indican un ahorro diario de hasta 400,000 kWh al sustituir 1000 autobuses diésel por sus contrapartes eléctricas. Las variables que tienen mayor impacto en la eficiencia energética son la utilización de aire acondicionado, frenados bruscos, masa del bus y los pasajeros, pendiente de la ruta, entre otras. Además, se detectó que los recorridos que se mueven de poniente a oriente son aquellos que tienen un mayor beneficio potencial en términos de eficiencia energética.

«A diferencia de otras investigaciones, nosotros evaluamos consumo energético bus por bus, estimando la cantidad de personas que un día en particular estuvieron en cada uno de los vehículos y tomando en consideración el modo de conducir de los choferes de la red, de modo de poder cuantificar cómo estos distintos modos de conducir y distintas situaciones geográficas tienen un impacto en el consumo energético”, explicó Basso.

Estudio pionero

«Este estudio es pionero pues, además de estimar el consumo energético para toda la flota, señala los recorridos donde existe un mayor beneficio potencial para nuevas renovaciones de buses. Dentro de los principales hallazgos se detectó que los servicios que van de oriente a poniente (y viceversa) son los que tienen mayor potencial de reducción en el consumo energético, probablemente debido a la pendiente», detalló el académico.

Este tipo de investigaciones representan un paso significativo hacia la implementación de políticas de transporte más ecológicas y destacan el compromiso de Santiago con la innovación y el desarrollo sostenible en el ámbito del transporte público. Se espera que estos esfuerzos sirvan de ejemplo para otras ciudades que buscan adoptar prácticas más sostenibles y reducir su huella de carbono en el sector del transporte. Además del ISCI y la PUCV , participaron del proyecto de investigación la Universidad Diego Portales y la Universidad del Desarrollo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí