Desalación por osmosis inversa: tecnología eficiente y económica para el riego agrícola

Grandes concentraciones de sodio o iones de cloruros en el agua pueden significar un problema de toxicidad en los cultivos agrícolas. Sobre esto, Javier Oyarzún, ingeniero de negocios de Simtech y expositor del webinar “Innovaciones para la eficiencia hídrica en el sector agrícola”, organizado por Codexverde y la Facultad de Medicina Veterinaria y Agronomía de la Universidad de Las Américas (UDLA), comentó que, “la desalación a través de osmosis inversa permite maximizar el crecimiento y rendimiento del cultivo, al hacer posible que los iones del agua alcancen niveles óptimos”.

0
1351

En Chile, las aguas utilizadas para el riego en el sector agrícola son extraídas, comúnmente, de fuentes como, ríos, canales o lagos (llamadas aguas superficiales) y de pozos.  Sin embargo, no siempre estas aguas son aptas para el cultivo, puesto que, en su composición pueden tener contaminantes, como una alta concentración de iones de cloruros, sodio o boro, los cuales afectan al crecimiento y rendimiento de estos.

Javier Oyarzún, ingeniero de negocios de Simtech.

El principal problema que genera esta mayor concentración es la salinidad, que, a su vez, produce una fitotoxicidad en los cultivos.  Frente a esta situación, Javier Oyarzún, ingeniero de negocios de Simtech, recomendó la tecnología de osmosis inversa en el webinar “Innovaciones para la eficiencia hídrica en el sector agrícola”, organizado por Codexverde y la Facultad de Medicina Veterinaria y Agronomía de la Universidad de Las Américas (UDLA).  Según la experiencia de la compañía, la osmosis inversa es la tecnología más efectiva y menos costosa actualmente. “La desalación a través de osmosis inversa permite maximizar el crecimiento y rendimiento del cultivo, al hacer posible que los iones del agua alcancen niveles óptimos”, explicó el profesional.

En concreto, la osmosis inversa es un proceso en donde se hace pasar el agua, con alta concentración salina por una membrana semipermeable, para luego ejercer una fuerza de empuje superior a la presión osmótica en dirección opuesta al proceso de ósmosis. De esta forma, se logra separar las sustancias que se encuentran en el agua en un lado de la membrana (concentrado) y del otro lado se obtiene una solución diluida baja en sólidos disueltos (permeado). Mediante la osmosis inversa se puede desalinizar tanto agua salabre, como agua de mar.

Cabe destacar que los niveles de salinidad dependerán tanto del tipo de cultivo como del agricultor. Por ejemplo, el boro, en dosis altas, es tóxico y tiene un impacto directo en el rendimiento de los cultivos, pero, en pequeñas cantidades, es un nutriente esencial para el crecimiento de las plantas. “A medida que es más bajo el contenido de sólidos totales disueltos, puede mejorar de manera notable el consumo de agua de los riegos, además de esto, mejora la productividad por hectárea producida”, señaló Oyarzún en el evento online, en el que también participaron expositores de la Fundación para la Innovación Agraria y la empresa Vigaflow.

Entre los proyectos desarrollados por Simtech, Oyarzún resaltó los de Agrícola El Avellano y Hortifrut, empresas dedicadas a la producción de tomates, hortalizas y frutos rojos. Sobre esta experiencia, el ingeniero comentó que, “la sensación que nos dejaron ambos clientes, durante el tiempo de operación de las plantas, es que, estas pasaron a ser un bien necesario, una parte fundamental en la producción de agua para sus procesos. Aumentó mucho el rendimiento y la productividad por hectárea producida del cultivo y bajaron los costos de producción. Con eso evidenciamos que este sistema es muy eficiente para el riego agrícola”. Cabe señalar que Simtech es una empresa especializada en ofrecer soluciones tecnológicas, suministro de equipamiento y servicios relacionados al tratamiento de agua.

Revisa la participación completa de Javier Oyarzún en el webinar “Innovaciones para la eficiencia hídrica en el sector agrícola”, organizado por Codexverde y la Facultad de Medicina Veterinaria y Agronomía de la Universidad de Las Américas (UDLA), y que se realizó el pasado 17 de junio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí