Chile se despide definitivamente de las bolsas plásticas en agosto

La ley 21.100 que prohíbe la entrega de bolsas plásticas en establecimientos de comercio, concretará su última etapa de implementación, al incorporar a pymes y almacenes de barrio a esta normativa. Chile es el primer país de Latinoamérica en eliminar las bolsas plásticas del comercio.

0
374

A partir del 3 de agosto, entrará en plena vigencia la Ley #ChaoBolsasPlásticas, decretada hace dos años. Se llevó a cabo en etapas, iniciándose hace año y medio con los retail y supermercados. Ahora se sumarán la microempresa y las pymes como almacenes de barrio, pequeños negocios, ferias libres, entre otros.

“Los chilenos seremos los primeros en Latinoamérica en decir adiós y para siempre a las bolsas plásticas. Esto al concluir la última etapa de la implementación de la ley 21.100, que busca reducir el uso de este material y disminuir la contaminación generada sobre el medio ambiente, especialmente en los océanos”, comentó el seremi del Medio Ambiente de la Región Metropolitana, Diego Riveaux.

Con respecto a la implementación en etapas de la ley, el seremi Riveaux agrega que “esta gradualidad ha sido fundamental también en los ciudadanos, porque se ha visto un cambio de hábitos y adaptación a la normativa. Hoy las personas han tomado conciencia y cada vez que realizan sus compras recuerdan llevar su propia bolsa reutilizable. Entienden que con esto no solo están cumpliendo con la ley, sino que se hacen parte del cuidado del planeta”.

Susan Díaz, directora de comunicaciones de World Wildlife Found (WWF) Chile y coordinadora de la campaña Reduce +, comenta con respecto a esta regulación que “ha sido un proceso de dos años, en donde hemos tenido que reeducarnos con respecto al como transportar nuestros productos. Como consumidores y ciudadanos conscientes hemos rechazado bolsas innecesarias, y además hemos adquirido el hábito de portar nuestras propias bolsas reutilizables para llevar nuestras compras, preparándonos para esta etapa donde los pequeños negocios y ferias, también entran a la norma”

WWF Chile fue una de las organizaciones que participó en la necesidad de regular y reducir el consumo de plásticos de un solo uso, dados los graves impactos de este material sobre los ecosistemas. Esto llevó a la generación de acuerdos voluntarios y una serie de otras acciones que finalmente desembocaron en la ley que prohíbe la entrega de bolsas plásticas en el comercio.

De acuerdo a una estimación realizada por el Ministerio del Medio Ambiente, durante los dos primeros años de aplicación de esta ley se ha evitado el consumo de unos 5.000 millones de bolsas plásticas tipo camiseta. “se ha impedido que unas 36.750 toneladas de plástico llegaran a los océanos. Con ello se ha dañado menos a las especies marinas, y hemos contribuido al cuidado del medio ambiente”, puntualiza Riveaux.

Susan Díaz agrega que “este es un paso relevante, ya que hasta antes de la implementación de esta ley se utilizaban cerca de 3.500 millones de bolsas plásticas al año, cuya vida útil no superaba los 30 minutos, pero que podían tardar hasta 400 años en degradarse”.

En esta regulación no se incluyen las bolsas plásticas que sirven para el envasado de alimentos (como bolsas de arroz o fideos). Tampoco están prohibidas aquellas en que su uso sea necesario por razones higiénicas o para evitar el desperdicio de alimentos. De esta forma, la bolsa de la feria, por ejemplo, que va en contacto directo con las frutas o verduras, sí podría seguir entregándose.

Avances en regulaciones de gestión de residuos

La Ley #ChaoBolsasPlásticas es complementaria al proceso de implementación de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), que fija las metas de recolección y valorización de seis productos prioritarios, entre ellos, los envases y embalajes. Las metas de la REP permitirán al país pasar del actual 12,5% de reciclaje de envases y embalajes domiciliarios a un 60% al 2030, equivalente a los niveles alcanzados por países desarrollados.

Por otro lado, también avanza en el Congreso el proyecto de ley que regula los productos de un solo uso que se entregan en los restaurantes, casinos, clubes sociales, cocinerías, cafeterías, salón de té, panaderías, bares, u otros locales similares que comercialicen comida preparada.

Si el consumo es dentro del establecimiento, se prohíbe la entrega de productos de un solo uso, cualquiera sea el material del que estén compuestos, por lo que solo se pueden utilizar productos reutilizables. Esta ley también obligará a los supermercados o almacenes a ofrecer siempre opciones de bebidas retornables y estarán obligados a recibir el envase del consumidor. Además, respecto a las botellas desechables, se exigirá que incluyan porcentajes de plásticos recolectados y reciclados dentro de Chile, de manera tal de incentivar una Economía Circular.

Actualmente, el Ministerio del Medio Ambiente se encuentra en pleno proceso del desarrollo de una Hoja de Ruta para la Economía Circular, que servirá de guía para que Chile sea más sustentable, con la implementación además de una Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos.

“En ese marco, nuestra meta es al menos lograr que el 65% de los residuos domiciliarios que se generan en el país sean reciclados al 2040 y que, para ese mismo año, sólo el 10% de los residuos vaya a un relleno sanitario”, señaló el seremi Diego Riveaux.

Residuos de la pandemia

La pandemia no solo conlleva momentos difíciles sociales y económicos; sino también ambientales. A nivel mundial se ha evidenciado un fuerte impacto en desechos plásticos correspondientes a materiales sanitarios, como mascarillas y guantes; y de alimentos debido al delivery.

“En Chile vemos que varios protocolos consideran una utilización sanitaria de plásticos de un solo uso, dado que aún no existen alternativas sostenibles. En estos casos, nuestro llamado apunta a asegurar una correcta disposición final de estos elementos, para evitar que, por ejemplo, terminen contaminando cursos de agua o llegando al mar. Además, invitamos a dedicar más esfuerzos a la innovación para el desarrollo de opciones como bioplásticos”, dijo Díaz directora de comunicaciones de WWF.

Agrega que “sabemos que el país y el mundo enfrentan momentos difíciles, pero creemos que los temas ambientales no deben ser dejados de lado, principalmente porque también pueden incidir en forma negativa en las comunidades, tanto hoy mismo como a largo plazo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí