Celebran los defensores y el medio ambiente: Senado aprueba adhesión de Chile al Acuerdo de Escazú

Con 31 votos a favor, el Senado aprobó el acuerdo de Escazú, convirtiendo a Chile en el décimo tercer país en ratificar el tratado. Algo que fue destacado por el Presidente Gabriel Boric, quien aseguró que el país avanza en "democracia ambiental".

0
462

La Sala del Senado aprobó ayer martes la adhesión de Chile al Acuerdo de Escazú, ratificando la propuesta del Presidente Gabriel Boric de incorporar al país a este tratado medioambiental.

La Cámara Alta aprobó la iniciativa con 31 votos a favor y 1 en contra, además de 11 abstenciones, por lo que el proyecto fue enviado a la Cámara de Diputados para que comunique el Ejecutivo que su aprobación.

Entre las oportunidades que se levantan con este tratado, se encuentran avanzar en garantizar los derechos de acceso a la información, participación y justicia en materia ambiental, lo que permitiría establecer mecanismos que promuevan una toma de decisiones más democrática y transparente. Adicionalmente, este tratado es el primero en el mundo que tiene como objetivo dar un entorno seguro para defensoras y defensores ambientales, cuestión clave para Latinoamérica, la que lamentablemente es la región más peligrosa para la defensa ambiental, y un escenario no ajeno para Chile, que es uno de los países del mundo con más conflictos socioambientales.

Tras la votación, la ministra de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola, y su par del Medio Ambiente, Maisa Rojas, agradecieron el respaldo del Senado al proyecto y señalaron que se trata de una “votación histórica”.

“La aprobación de este histórico acuerdo es solo el comienzo. Me gustaría terminar estas palabras comprometiéndome a que, como Ministerio del Medio Ambiente, trabajaremos arduamente para impulsar los estándares de Escazú transversalmente a lo largo del Estado y en difundirlos entre todas y todos los habitantes del país”, aseguró Rojas.

Asimismo, durante el debate los aspectos centrales de la discusión fueron las consecuencias y efectos de la aprobación del Acuerdo, sus disposiciones y cómo su aprobación afectaría eventuales disputas con países limítrofes.

Boric y Acuerdo de Escazú

La situación fue destacada por el Presidente Gabriel Boric, quien a diferencia de su antecesor -Sebastián Piñera- decidió impulsar la adhesión de Chile a este acuerdo ambiental.

“Hoy el Acuerdo de Escazú finalizó su tramitación en el Congreso. Felicito a todas y todos que desde distintos frentes han luchado por la defensa de nuestro entorno y la incorporación de Chile al acuerdo. Seguimos avanzando en democracia ambiental”, comentó el actual mandatario en su cuenta de Twitter.

Celebran las organizaciones

Desde la Sociedad Civil por la Acción Climática, plataforma que agrupa a más de 60 organizaciones ambientalistas de todo Chile, su vocero y también presidente de Territorios Colectivos, Sam Leiva, señala “es un momento para festejar en honor a nuestros defensoras y defensores del medio ambiente, quienes cada día se enfrentan a las malas prácticas, muchas veces criminales, de empresas multinacionales, a industrias completas y al Estado, sacrificando su trabajo, tiempo familiar e incluso la vida”.

Por su parte, para Carolina Palma, también representante de la coalición y coordinadora de Incidencia de ONG FIMA, desde el Congreso Nacional, señaló que “esta es una señal política acorde a los tiempos que vivimos, en que debemos asegurarnos de que toda inversión y desarrollo que se haga en Chile, sea realizada cuidando el medio ambiente y en consideración de las comunidades que habitan los distintos territorios. Luego de este difícil primer paso, esperamos que podamos avanzar de manera rápida en la implementación del Acuerdo, para que efectivamente todos y todas podamos hacer uso de las herramientas que en él se plantean”.

“Esta decisión es un paso muy esperado, necesario y urgente para Chile, sobre todo en el actual contexto de crisis ambiental que estamos viviendo. Creemos que es muy positivo para el país fortalecer las garantías en torno al acceso a la información, la participación ciudadana y el acceso a la justicia en asuntos ambientales, temas que están en el centro de este acuerdo latinoamericano. Asimismo, esperamos que el Acuerdo de Escazú permita agilizar soluciones a diversos problemas asociados a la biodiversidad, los recursos naturales y a la seguridad de los defensores ambientales en la región. En una mirada de fondo, además, el tratado debería impulsar el desarrollo sostenible y una gobernanza para la elaboración de mejores políticas públicas ambientales en Latinoamérica y el Caribe”, señaló Rodrigo Catalán, director de Conservación de WWF Chile.

Otras reacciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí