Campus Naturaleza de Universidad de Concepción: 180 hectáreas de conservación y bienestar

Inédito proyecto será llevado a cabo en Campus Naturaleza, terreno de aproximadamente 180 hectáreas perteneciente a la Universidad de Concepción, el cual estará centrado en la conservación de la biodiversidad, restauración ecológica, y el área de bienestar humano y salud mental, entre otros objetivos relacionados.

0
662
Créditos: Universidad de Concepción

El canto del fiofío, ave migratoria de larga distancia, se escuchó por primera vez el 30 de septiembre. Durante todo ese mes, el Doctor Cristóbal Pizarro, subdirector del proyecto Campus Naturaleza Universidad de Concepción (UdeC), estuvo atento a la llegada de esta ave, que se desplaza entre el sur de Brasil y el Cabo de Hornos. 

“No es una especie fácil de ver, pero sí de escuchar. La particularidad de esta pequeña ave, es que es una de las pocas especies migratorias de bosque de larga distancia que tenemos en Chile. Es un ave insectívora, pero en el centro sur de Chile, donde nidifica, se alimenta también de los frutos del canelo, entonces está muy asociado a su floración y tiene una relación evolutivamente muy ancestral con esta especie arbórea”, explicó Pizarro.

El académico de UdeC añade así la relación intrínseca de esta y otras especies animales con el bosque nativo presente en las superficies donde se implementará el proyecto Campus Naturaleza

Esta es una iniciativa pionera en Chile, donde se protegerán los últimos remanentes de bosque nativo costero, que subsisten en las áreas de cerros y quebradas en los alrededores del Campus Patrimonial de la universidad penquista. Además, por medio del proyecto, se implementarán áreas de conservación de especies arbóreas amenazadas de Chile, superficies de restauración ecológica y se promoverán los beneficios del contacto permanente de las personas con el entorno natural.

Reactivación natural

Con la llegada de la primavera, Cristian Echeverría, director del proyecto Campus Naturaleza Universidad de Concepción, indica que hay aspectos subjetivos de cómo las personas valoran esta época del año, pero de todas formas “nos recuerda cuán viva y organizada está la naturaleza, mediante un nuevo ciclo de la vida, en el cual las aves y fauna en general se vuelven a activar. Por ejemplo, los robles presentes en Campus Naturaleza, que perdieron sus hojas en otoño, ahora en primavera vuelven a formar sus hojas con tonos intensos y una belleza única.”.

Agrega que el pitao, especie en peligro, forma flores que muy poca gente conoce, adornada de hojas lustrosas con aroma a limón; el michay araucano, otra especie amenazada y endémica de la costa del Biobío, también presente en Campus Naturaleza, ya forma sus flores de colores intensos que luego darán paso a pequeños frutos, comestibles y apetecibles por pudúes y otros animales. Por su parte el corcolén, especie nativa y de hermosas flores amarillas, envuelve los espacios con su fragancia suave a vainilla-chocolate.

Enfatiza que depende en gran medida de nosotros que la naturaleza siga sus ciclos sin interrupción. “La biodiversidad se organiza jerárquicamente en genes, especies, ecosistemas y paisajes. Por eso, cuando se encuentran especies y ecosistemas únicos y específicos, eso enseguida tiene un alto valor de conservación. Esto es un legado, es lo último que va quedando, para que las próximas generaciones puedan también contemplar la belleza única que caracteriza a la biodiversidad local, custodiada por el proyecto Campus Naturaleza”.

En sentido similar, Ingrid Junge, vecina del sector y parte de una de las últimas visitas guiadas, comentó que le resulta increíble que un lugar de estas características se encuentre tan cerca de la ciudad. “Eso es lo que me resulta más increíble, que esté al lado. Yo vivo aquí al lado de la Universidad de Concepción. Entonces, es como casi magia que este bosque esté aquí, casi en la ciudad misma. Me parece maravilloso, sobre todo considerando la época del año, la primavera, los árboles florecidos, como que todo eso invita a la gente a salir a estos espacios”, señala.

El proyecto Campus Naturaleza Universidad de Concepción contemplará una superficie aproximada a las 180 hectáreas, que son propiedad de la casa de estudios. En esos terrenos y en sucesivas etapas, el proyecto se enfocará en la conservación de la biodiversidad, restauración ecológica, y el área de bienestar humano y salud mental, entre otros objetivos relacionados. Actualmente, los espacios donde se implementará el proyecto, se encuentran con acceso restringido, siendo las visitas guiadas la única vía para acceder y conocer el bosque nativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí