Subdirector de Campus Naturaleza de UdeC: «Queremos que Concepción no sea solo la cuna del rock, sino que también de la restauración»

La restauración ecológica se hará en 143 hectáreas del predio y, usando soluciones basadas en la propia naturaleza, con el reemplazo plantaciones exóticas por especies nativas hasta recuperar el paisaje que había antes de la intervención humana.

0
1139

Con bombos y platillos la Universidad de Concepción lanzó a fines de mayo el Campus Naturaleza, un proyecto de conservación de biodiversidad y restauración ecológica inédito en Chile, que tiene por objetivo dejar un legado biocultural para el Biobío, el país y el planeta.  

Este se encuentra en el fundo El Guindo y la Cantera, ubicado en áreas contiguas al Campus Concepción de la Universidad de Concepción, donde están los últimos vestigios de lo que fueran los grandes bosques nativos costeros. Especies como olivillos, peumos y robles y animales como zorros, monito del monte, gato guiña y pudú, son parte de la riqueza de flora y fauna que tiene este sector protegido.

Para conocer más de esta ambiciosa iniciativa, a través de un Instagram Live, entrevistamos a Cristóbal Pizarro, subdirector del Campus Naturaleza.

Reconectar la naturaleza con las personas

Cristóbal Pizarro, subdirector del Campus Naturaleza.

«Como investigador, soy un académico interdisciplinario que trabaja en la interfaz entre las ciencias ecológicas, las ciencias sociales y las humanidades. Estudio cómo los humanos se relacionan con la naturaleza utilizando una variedad de perspectivas y metodologías”, señala la reseña de Cristóbal Pizarro en LinkedIn, con lo que se presume que desempeñarse como subdirector de Campus Naturaleza le cayó como anillo al dedo. Esto, porque según el médico veterinario, uno de los objetivos de esta iniciativa es reconstruir la relación de las personas con la naturaleza.

«Además del ejercicio físico, sabemos que solo restan 15 minutos en una área natural para bajar los niveles de ansiedad y estrés, tan propios de nuestra sociedad actual», sostiene Pizarro.

En ese sentido, el proyecto Campus Naturaleza considera un circuito de senderos, pasarelas, miradores y estaciones que se extenderán por 5,3 kilómetros, y que debiera constituir uno de los primeros productos visibles: circuito monumento histórico “Árboles patrimoniales UdeC” (530 m); circuito conservación in-situ “Bosque de Concepción” (1,9 km); circuito conservación in-situ “Humedal Estero Cárcamo” (1,4 km); circuito conservación ex-situ “Nothofagus del mundo (0,9 km); circuito “Conservación biocultural y patrimonio arbóreo” (1,1 km). El proyecto también contempla el desarrollo de actividades culturales, educativas y científicas.

El también Doctor en Sostenibilidad de la Universidad de Waterloo (Canadá) cuenta que la participación de los vecinos y organizaciones locales es clave para el éxito de este proyecto, por lo que el modelo de gobernanza que está diseñando la universidad los incluye en todas las etapas. «Estamos escuchando y comprendiendo las acciones que se han realizado en los últimos años en este sector. Hay mucha gente que aún recolecta frutos de estos bosques, otros que pasean a sus animales, y realizan actividad física y recreacional aquí. Queremos hacerles saber que este lugar sigue siendo parte de su comunidad, pero también es necesario relevar que este actualmente es un ecosistema sumamente frágil y que hay muchas especies que están amenazadas«.

Restauración

El sector que alberga el proyecto estudiantil (180 kilómetros aproximadamente) ha sufrido los mismos perjuicios que casi todos los bosques costeros de la zona: la degradación producto del uso agrícola que se le dieron a estos suelos a principios del siglo XX y luego, el reemplazo de esas coberturas agrícolas por plantaciones forestales.

A ello, Pizarro remarca que «cuando se degrada un ecosistema, se deja usar, se reemplaza por otro y se abandona, las especies vegetales invasoras son las que llegan a colonizar. El aromo, la zarzamora, el ulex (espinillo), entre otros, avanzan rápidamente, homogenizando y dominando a las especies nativas».

En ese sentido, la restauración ecológica se hará en 143 hectáreas del predio y, usando soluciones basadas en la propia naturaleza, con el reemplazo plantaciones exóticas por especies nativas hasta recuperar el paisaje que había antes de la intervención humana.

Por otro lado, Pizarro cuenta que, entre las especies animales, están evaluando los impactos al zorro, pues, pese a que es una zona donde debiese habitar, la población que se ha sido avistada, utilizando cámaras trampa, es casi nula. «Probablemente, esto se deba a la presencia de perros, pues, como se sabe, cánido ataca a cánido. Además, los perros pueden transmitir enfermedades a los zorros. Es algo que seguramente se investigará en el marco de nuestras líneas de acción».

Primer jardín botánico de Chile

Pizarro detalla que otro objetivo de Campus Naturaleza es la creación del primer jardín botánico certificado de Chile. Para ello, en 18 hectáreas se pretende realizar conservación ex situ, es decir, el mantenimiento de especies fuera de sus hábitats naturales. En esta línea, el propósito específico será resguardar material genético vivo de poblaciones de especies de alto riesgo, implementar educación científica y articular redes de colaboración.

El queule, el pitao, el belloto y la palma chilena, que no pertenecen al radio de Campus Naturaleza, serán algunas de las especies a proteger en este jardín botánico. Además, habrá un refugio para tres especies de nothofagus amenazadas de Sudamérica: el ruil, el roble de Santiago y el hualo.

Ante estos ambiciosos objetivos, que se trazan en corto, mediano y largo plazo, Pizarro sincera que «voy a estar conforme con Campus Naturaleza cuando vea a las personas cuidando fervientemente estas 180 hectáreas de bosque nativo y cuando se entienda que una naturaleza robusta nos va a permitir tener una sociedad más próspera. Este es el legado que la universidad quiere dejar (…) Que Concepción no solo sea conocida como la cuna del rock en Chile, sino que también como la cuna de la restauración».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí