Nuevos casos de intoxicación abren dudas sobre retorno a clases en Quintero

Autoridad de salud confirmó siete nuevas intoxicaciones, un día después de levantar la alerta amarilla. Padres piden mantener suspendidas las actividades escolares.

0
256

“Es una irresponsabilidad del gobierno que no haya decretado emergencia sanitaria (…) ¿Cuál es la idea?, que nos muramos, que mi hijo nazca con problemas, es la emergencia sanitaria la que necesitamos!”, sostuvo Janny Gutiérrez, que con 33 semanas de embarazo increpó al seremi de salud de Valparaíso, luego de que el viernes se registraron siete nuevos casos de personas intoxicadas en el Hospital de Quintero, a solo un día de que el Comité Operativo de Emergencia (COE) levantara la alerta amarilla. La inquietud de la comunidad aumenta, ya que dicha medida implica, además, el retorno a clases a partir de este lunes, a un mes de que las actividades se vieran interrumpidas por tres episodios de nubes tóxicas que han dejado un total de 647 personas intoxicadas y a dos empresas -Enap y Gasmar- enfrentadas a cargos de la SMA en el marco de esta investigación ambiental.

En ese escenario, 9.820 estudiantes de 31 establecimientos de Quintero y Puchuncaví, además de los párvulos de 19 jardines, deben retomar las clases el lunes. Los recintos han sido sometidos a limpieza con máquinas de hidrolavado y bactericidas y al menos siete de ellos hasta hoy seguían en toma por sus alumnos.

Carlos Domínguez, vocero del Consejo Comunal de Salud de Quintero, asegura que “mientras no haya certeza de que no habrá uno o cien intoxicados más, el gobierno debiera mantener la alerta amarilla porque es una irresponsabilidad que los niños vuelvan al colegio en estas condiciones”.

Los últimos siete casos de intoxicaciones coinciden con un peak de dióxido de azufre (SO2) de 1.050 partículas por millón registrado al mediodía del viernes frente al cordón industrial de Ventanas, en la estación Los Maitenes de la Red de Monitoreo Ambiental dependiente hoy del Estado y en una jornada donde la bahía de Quintero presentó vaguada costera y alta humedad, factores desfavorables para la ventilación de la zona.

De acuerdo al reporte del Hospital Adriana Cousiño de Quintero, los siete casos -niños y adultos- evidenciaron síntomas asociados a intoxicación con mareos, cefaleas y náuseas. De ellos, dos menores ya habían presentado intoxicación en episodios anteriores y una de ellas, de 13 años, permanecía hasta hoy hospitalizada en observación al presentar un cuadro de midriasis (dilatación de pupilas).

Su padre, Juan Sánchez, dijo que “como papá yo quiero que mis hijos vuelvan al colegio, porque es el futuro de ellos, queremos que sean felices, que jueguen, pero no hay garantías en estos momentos… están jugando a la tómbola rusa con nosotros”.

Para Yenny Couchot, apoderada de tres alumnos del colegio Alonso de Quintero, la situación resulta poco seria. “No me parece que vuelvan a clases, porque igual ha habido casos de intoxicación, entonces no nos garantizan nada para nuestros hijos. Sacan alerta y siguen las intoxicaciones, van a ir a clases y si pasa algo los mandarán a la casa, es como chacoteo”, cuestiona.

Alerta sanitaria por decreto

El seremi de Salud, Francisco Álvarez, enfatizó que como autoridad han realizado más de 60 fiscalizaciones a industrias y ocho sumarios, y recalcó que han tomado medidas, la última de ellas -de los ministerios de Salud y Medio Ambiente- derivó en un decreto presidencial, que ya está en Contraloría de la República para su toma de razón, que solicita declarar alerta sanitaria en la zona hasta que entre en vigencia el nuevo plan de descontaminación y que permitirá, entre otras cosas, decretar emergencia y preemergencia ambiental.

De ser aprobado, la autoridad sanitaria podrá prohibir o limitar el funcionamiento de industrias y sus emisiones siguiendo los datos predictivos diarios del Ministerio de Medio Ambiente que medirá emisiones y factores meteorológicos como baja ventilación, vaguada, llovizna o alta humedad, todas, condiciones que intensifican los niveles de contaminación.

Zona de catástrofe

El senador Francisco Chahuán insistió en que el Presidente Piñera declare zona de catástrofe. “Es la única solución que nos va a permitir tomar medidas gruesas para resolver el tema de la contaminación”, mientras que el senador Alfonso de Urresti dijo que insistirá en establecer el delito ambiental en la legislación, “que contemple cárcel para ejecutivos de empresas contaminantes. Eso es clave”, sostuvo.

Para hoy ha sido convocada una nueva marcha que concluirá con un acto cultural y musical en playa El Manzano de Quintero.