SMA inició procedimientos sancionatorios contra viñas por deficiente manejo de residuos líquidos

La decisión recayó sobre viñas que se ubican entre las regiones de Coquimbo y Maule, respectivamente, por incumplimientos referidos al manejo de residuos líquidos y problemas en sus sistemas de tratamiento.

0
285

La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), inició siete procedimientos sancionatorios contra empresas vitivinícolas con instalaciones ubicadas entre las regiones de Coquimbo y del Maule, luego de detectar incumplimientos relativos al manejo de sus residuos líquidos y defectos en sus sistemas de tratamiento.

Las empresas involucradas son Elqui Wines SpA (Región de Coquimbo); Viña Von Siebenthal (Región de Valparaíso); Viña Lourdes (Región Metropolitana); Viña MontGras (Región de O’Higgins); y las Viñas Santa Delia, Casas Patronales S.A. y Comercial Los Batros Limitada (Región del Maule).

En la mayoría de los casos, existen incumplimientos calificados como graves, siendo la infracción más recurrente, la omisión de monitoreos de los residuos líquidos, ya sea en distintos períodos del año o durante varios años. En segundo lugar, los cargos imputados son por deficiente tratamiento de residuos industriales líquidos, ya sea por no contar con las estructuras requeridas o por omitir pasos del proceso de tratamiento secundario, entre otros. También se detectó la superación de los parámetros en las descargas de dichos residuos.

El superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal De La Maza, indicó que “al momento de iniciar estos procedimientos sancionatorios, la Superintendencia del Medio Ambiente, tuvo en especial consideración los casos más graves que han sido fiscalizados con el fin de que, a través del mismo procedimiento, las empresas logren realizar las mejoras necesarias y corregir los incumplimientos detectados para prepararse para el periodo de la vendimia. Esta acción de la SMA obedece a una estrategia interregional para enfrenar las diversas problemáticas que se generan a causa de una gestión deficiente de los residuos industriales líquidos”, señaló De La Maza.

En ese sentido, “lo que se espera de estos procedimientos, es que las viñas involucradas consideren la presentación de un Programa de Cumplimiento y se logre corregir por esa vía todos los problemas que se imputaron en las formulaciones de cargos”, agregó la autoridad ambiental.

Tras la notificación, las empresas cuentan con un plazo de 10 días hábiles para presentar un Programa de Cumplimiento, o bien, con 15 días hábiles para formular sus descargos ante la Superintendencia, quien además entregará la Asistencia al Cumplimiento para aquellos que opten por la presentación del referido programa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí