Sistemas de gestión de energía: Una transformación energética y cultural para las empresas

La Asociación Nacional de Empresas de Eficiencia Energética (Anesco) en conjunto con la Agencia de Sostenibilidad Energética, llevan a cabo un programa de capacitación en SGE para empresas socias, acción clave para cumplir los objetivos de la nueva Ley de Eficiencia Energética. Tres empresas capacitadas relatan su experiencia y cómo esto puede impactar en el servicio que brindan a sus clientes.

Para la Agencia Internacional de Energía, la eficiencia energética (EE) es la piedra angular de transición energética. Según la organización, en su escenario de cumplimiento global de metas para controlar el cambio climático, la EE aporta un 42% de la solución y la ERNC un 40%.

En Chile, durante el 2019, el Centro de Energía de la Universidad de Chile, con el apoyo de Corfo, Ministerio de Energía y la Agencia de Sostenibilidad Energética (SE), realizó un estudio denominado “Diagnóstico de Eficiencia Energética en el Sector Industrial”, en el que se desarrolló la primera encuesta nacional de EE para empresas, donde participaron entidades de todas las regiones del país y de diversos rubros.

Entre los resultados, se reveló una brecha entre empresas que declaran haber realizado una acción de eficiencia energética (un 78% de las encuestadas) y aquellas cuyas acciones realmente implicaron ahorros de energía en un proceso relevante (32%). Por otra parte, dio cuenta de que la principal barrera para la implementación de proyectos de eficiencia energética es el financiamiento (55%), seguido por riesgo técnico (25%) y conductual (20%).

La nueva Ley de Eficiencia Energética

Tras un largo periodo de tramitación, desde enero de este año, Chile cuenta con una Ley de Eficiencia Energética. El nuevo cuerpo legal cubre los tres sectores que representan prácticamente todos los consumos energéticos del país: transporte (37%); industria y minería (40%) y sector residencial, público y comercial (23%).

Juan Carlos Jobet, ministro de Energía

La nueva ley crea el Plan Nacional de EE, implementa sistemas de gestión de la energía (SGE) en grandes consumidores, establece el etiquetado de viviendas, fija estándares de eficiencia para los vehículos y establece el hidrógeno como combustible, el cual dependerá del Ministerio de Energía.

Respecto de los beneficios a mediano plazo, el biministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet, indicó que “de aplicarse adecuadamente las medidas contempladas en la ley al 2030 tendremos una reducción de intensidad energética del 10%, un ahorro acumulado de US$15.200 millones y una reducción de 28,6 millones toneladas de CO2. Esto equivale a evitar el recorrido anual de 15,8 millones de vehículos livianos o a la absorción anual de 1,8 millones de hectáreas de bosque nativo”.

Como mencionamos, uno de los pilares de la nueva ley es la implementación de sistemas de gestión de energía (SGE) por parte de los grandes consumidores energéticos. La ley se refiere en este punto a empresas que tengan igual o sobre 50 teracalorías de consumo final anual deberán implementar un SGE. Esto, responde a que estas empresas serían responsables de 1/3 del consumo total de la energía a nivel país.

En esta calificación de uso de energía, caben por ejemplo las mineras y grandes cadenas. Las empresas deberán informar el consumo y el ministerio fijará, según esa información, qué empresas serán las CCGE (consumidores con capacidad de gestión de energía).

Capacitación en sistemas de gestión de energía: “Una transformación cultural”

En el marco del desarrollo de los sistemas de gestión de energía, la Asociación Nacional de Empresas de Eficiencia Energética (Anesco) en conjunto con la Agencia de Sostenibilidad Energética, actualmente llevan a cabo un programa de capacitación en SGE para sus empresas socias, incluso desde antes de la aprobación de la nueva ley de EE.

Mónica Gazmuri

Para Mónica Gazmuri, gerente general de Anesco, “esta es una especialidad importante, pues además de entender las tecnología y soluciones de eficiencia energética, se debe apoyar a la empresa cliente en la detección de las oportunidades del SGE para que así la eficiencia energética sea parte de un plan de mejora continua junto a toda la organización. La labor del socio Anesco como experto, permite una mejor entrega del servicio y el acercamiento de las industrias a esta herramienta que será exigida por la nueva ley”.

Una de las empresas que participan del programa es Gasco, quienes consideran que esta es una oportunidad para que “distintos equipos puedan estar capacitados para ser consultores y asesorar a distintos clientes en la implementación de un SGE; desde determinar líneas base de consumos y áreas de mejora, hasta coordinar auditorías energéticas que puedan entregar información e indicadores para determinar planes de acción y mejoras futuras”.

Desde el área de Soluciones Energéticas de Gasco complementaron que “al planificar y ejecutar un SGE se pueden medir y controlar todas las actividades que impactan en el desempeño energético en una compañía o industria, en aras de lograr los objetivos que, como compañía, definamos dentro de un SGE. Además desarrolla una cultura interior en materia energética”.

Área de Soluciones Energéticas de Gasco

Otra de las empresas capacitadas en SGE fue la consultora Smart Clarity, desde la cual su gerente comercial, Patricia Vélez, comentó que “los sistemas de gestión de energía permiten a una compañía como la nuestra alinear los procedimientos que hacemos y en los que tenemos experiencia, desde la ingeniería y soluciones de eficiencia energética”.

Para esta empresa, los avances gracias a la capacitación se han traducido en “una transformación cultural y de procesos al interior de nosotros, lo cual ha sido muy beneficioso en el tema de empoderamiento a las personas, manera de renovar y salir de la rutina. Es decir, esto le ha dado un aire nuevo a nuestras actividades. Estamos creciendo con una nueva visión”.

En tanto, Yerko Franulic, gerente comercial de Smart Tec, señala que su empresa tiene la representación en Chile de una compañía inglesa que desarrolló y ha implementado sus SGE en muchos clientes multinacionales como KFC, McDonald’s, Starbucks, Shell, entre otros. “La capacitación permitió adaptar de mejor forma el modelo de negocios al mercado local y ya estamos gestionando pilotos de pruebas de valor con algunas empresas”, indicó Franulic.

Según Mónica Gazmuri, el objetivo del programa de capacitación de Anesco y Agencia SE es que las empresas socias “tengan las competencias para poder salir a atender empresas usuarias de energía”. Asimismo, indicó que los objetivos a futuro serán eventos de difusión y demostración de casos para que más industrias conozcan los beneficios de estos SGE y cómo es su proceso de implementación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí