Conoce a siete mujeres que están salvando al planeta

0
684

Las mujeres están desempeñando un papel de liderazgo en la lucha contra algunas de las mayores amenazas ambientales del planeta, desde el cambio climático hasta la pérdida de especies y la contaminación. El Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo, brinda la oportunidad de reflexionar sobre las contribuciones de las mujeres como cuidadoras de las personas y la naturaleza, defensoras de los derechos humanos y ambientales y representantes de los intereses de aquellas y aquellos cuyas voces, de otro modo, no serían escuchadas.

Conoce a siete mujeres extraordinarias que están usando sus poderes para salvar al planeta.

Mindy Lubber pone el dinero sobre la mesa

Mindy Lubber es directora ejecutiva y presidenta de Ceres, una organización sin fines de lucro que utiliza datos concretos para mostrar a inversionistas y corporaciones que las tecnologías limpias, como la energía solar, la energía eólica y el reciclaje de agua, no solo son ambiental y socialmente responsables, sino también un buen negocio.

Mindy Lubber. Foto: PNUMA

El cambio, explica Lubber, no es solo una cuestión de políticas y personas. “También es asunto de los mercados porque, nos guste o no, ellos mueven gran parte del mundo”.

Climate Action 100+, una iniciativa que Ceres ayudó a fundar, tiene más de 500 inversionistas y gestiona US$47 billones de dólares en activos. El desarrollo sostenible y el acuerdo de París sobre el cambio climático, dice Lubber, “deben ser parte del imperativo de los negocios, no algo contra lo que deben luchar”.

Conoce a Mindy Lubber, Campeona de la Tierra del PNUMA.

Nemonte Nenquimo no se retira

Su sangre, dice, es “sangre de guerrera”. Pero el campo de batalla de Nemonte Nenquimo es la sala del tribunal y ella lucha con los hechos.

Nemonte Nenquimo. Foto: PNUMA

Quizá la demanda más famosa de esta activista y líder del pueblo Waorani que vive en la Amazonía ecuatoriana sea la que presentó contra su propio gobierno. En 2019, el pueblo Waorani detuvo la extracción de petróleo en la selva ecuatoriana, con lo cual se logró la protección de 200.000 de hectáreas de la Amazonía, lo cual salvaguardó vidas y medios de subsistencia y estableció un precedente legal para los derechos indígenas regionales.

“Crecí rodeada de los cantos de las sabias mujeres de mi comunidad, quienes decían que el bosque verde que vemos hoy está ahí porque nuestros antepasados ​​lo protegieron”, dice la activista Waorani.

Nenquimo también es cofundadora de Ceibo Alliance, una organización que reúne a las comunidades indígenas para proteger los territorios del bosque tropical y su supervivencia cultural y, al mismo tiempo, promover la energía solar y la creación de oportunidades económicas para las mujeres. En 2020, fue nombrada una de las personas más influyentes del mundo por la revista Time.

Conoce a Nemonte Nenquimo, Campeona de la Tierra del PNUMA.

Julia Carabias Lillo se toma en serio la ciencia

Mexican biologist Julia Carabias Lillo
Julia Carabias Lillo. Foto: Agencia Informativa Conacyt

La contribución de Julia Carabias Lillo a la ciencia y la naturaleza está bien documentada. La exministra de Medio Ambiente de México también es miembro de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, ha realizado investigaciones sobre desarrollo rural en algunas de las comunidades mexicanas más pobres y es autora de numerosos artículos científicos sobre el manejo de los recursos naturales, la restauración ecología y la conservación.

A fines del año pasado, cuando el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, pidió poner fin de la guerra suicida de la humanidad contra la naturaleza, Carabias Lillo fue una de las primeras en responder. Colaboradora del reciente informe Hacer las paces con la naturaleza, recurrió a la ciencia para diseñar el plan que busca hacer frente a la triple crisis del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación. El informe explica que la producción y el consumo insostenibles están degradando los ecosistemas de la Tierra y, en consecuencia, dañando el bienestar humano.

¿El camino a seguir? Un cambio sistémico y transformador en todo el mundo y en todos los sectores de la sociedad, dice Carabias Lillo. Reducir las emisiones de dióxido de carbono, conservar y restaurar la biodiversidad y minimizar la contaminación y los desechos. Esta no es solo su opinión. Es ciencia.

Conoce a Julia Carabias Lillo, Campeona de la Tierra del PNUMA.

Nzambi Matee no necesita paracaídas

A Nzambi Matee la perturbaba la ubicuidad de las bolsas de plástico en las calles de Nairobi, Kenia. “El plástico es un material que se usa mal y se interpreta mal”, dice la ngeniera. “Su potencial es enorme, pero su vida posconsumo puede ser desastrosa”.

Nzambi Matee. Foto: Georgina Smith

Matee es la fundadora de Gjenge Makers, una empresa que utiliza plástico desechado para producir adoquines. Ella desarrolló una máquina que comprime una mezcla de plástico y arena para producir unos ladrillos resistentes que son más ligeros y más duraderos que el cemento. Su negocio ahora produce 1.500 adoquines para pavimentar senderos al día, al tiempo que reduce la cantidad de desechos plásticos en las calles y en los basurales.

Matee hace que todo parezca simple, pero desarrollar la tecnología para producir los ladrillos requirió un año de su tiempo y exigió que renunciara a su trabajo en una compañía petrolera de Kenia, una decisión que ella compara con saltar de un acantilado sin paracaídas. Pero lanza la pregunta: “¿No es así como se hacen las grandes cosas?”.

Conoce a Nzambi Matee, Joven Campeona de la Tierra del PNUMA.

Fatemah Alzelzela quiere más

“Vivo en uno de los países más ricos del mundo”, dice Fatemah Alzelzela de Kuwait. Sin embargo, explica, el país aún tiene que adoptar la gestión sostenible de residuos. Kuwait genera 1,5 kilogramos de basura por persona al día, el doble del promedio mundial, y 90% termina en basurales.

Fatemah Alzelzela. Foto: PNUMA

Eso llevó a Alzelzela a fundar Eco Star, un grupo sin fines de lucro que recicla basura de hogares, restaurantes y escuelas en todo Kuwait. Empezar no fue una tarea sencilla, dice. Tuvo que hacer frente al estigma que rodea a la recolección de residuos y con frecuencia fue descalificada por su edad y género. Así que Alzelzela puso el ejemplo, usando su propio dinero para financiar Eco Star y llevando su mensaje a Instagram, donde consiguió más de 20.000 seguidores.

Desde su lanzamiento en 2019, la empresa ha reciclado más de 3,5 toneladas de plástico, 10 toneladas de papel y 120 toneladas de metal. “Todos podemos actuar e inspirar a otros a actuar a mayor escala”, dice Alzelzela.

Conoce a Fatemah Alzelzela, Joven Campeona de la Tierra del PNUMA.

Xiaoyuan Ren toma el asunto en sus propias manos

“El agua no debe ser un artículo de lujo”, dice Xiaoyuan “Charlene” Ren.

Xiaoyuan Ren. Foto: PNUMA

En un contexto en el que alrededor de 50% de las aguas subterráneas poco profundas de China están contaminadas por escorrentías agrícolas y desechos de fábricas, Ren ha centrado su atención en proporcionar a las comunidades rurales agua potable segura.

Es la fundadora de MyH2O, una aplicación que registra la calidad del agua subterránea para que las personas puedan encontrar fuentes limpias de agua potable. La aplicación también conecta a las comunidades con empresas de filtración de agua y otros proveedores de soluciones de agua. Desde su lanzamiento en 2015, la plataforma, que da servicio a 1.000 pueblos en 26 provincias, ha ayudado a decenas de miles de personas a acceder a agua potable. “Si ves algo que debe cambiarse”, dice, “conviértete en el que está allí para cambiarlo”.

Conoce a Xiaoyuan Ren, Joven Campeón de la Tierra del PNUMA.

Niria Alicia García no camina. Ella corre

Para ser precisos, Niria Alicia García recorre 480 kilómetros en el transcurso de dos semanas, todos los años.

Niria Alicia García. Foto: PNUMA

Egresada de estudios ambientales y defensora xicana de los derechos humanos, es organizadora de Run4Salmon, una travesía que sigue el viaje del salmón desde el delta de Sacramento-San Joaquín hasta el río McCloud. La población de salmón Chinook ha disminuido durante los últimos 150 años y algunos consideran que el pez es como los canarios en la mina de carbón que nos alertan sobre los efectos del cambio climático.

Los participantes de Run4Salmon, cariñosamente conocida como la “Ironman indígena”,  caminan, corren, andan en bicicleta, reman o montan a caballo para crear conciencia sobre la disminución del salmón Chinook y pedir la protección de toda la vida silvestre. Si bien la distancia puede parecer abrumadora, para García, el mayor desafío es “ver que el gobierno continúe actuando como de costumbre, como si el mundo no se estuviera quemando y los ríos no se estuvieran secando”.

Conoce a Niria Alicia García, Joven Campeona de la Tierra del PNUMA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí