Sebastián Benfeld: reconocimiento internacional de la ONU y activismo ambiental en Escazú Ahora

El estudiante de Periodismo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso será el único latinoamericano en ser premiado en la IV Cumbre de Jóvenes Activistas, organizada por la ONU, gracias a su trabajo en la defensa de derechos humanos ambientales.

0
264

El 2 de diciembre se realizará la IV Cumbre de Jóvenes Activistas, organizada por la Organización de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza. Este espacio tiene como fin destacar el activismo y el trabajo innovador de jóvenes que promueven la sostenibilidad y la defensa de derechos humanos en el mundo.

En este contexto, el coordinador del movimiento ciudadano “Escazú Ahora” (pronto a constituirse como fundación), Sebastián Benfeld, será premiado en este espacio por su compromiso en la protección ambiental y social de diferentes comunidades y territorios, siendo el único latino en recibir este reconocimiento.

Estudiante de Periodismo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, el joven activista ha sostenido una importante lucha en el activismo ambiental, siendo para él esencial el lugar dónde ha crecido: la Región de Valparaíso. Por lo mismo, desde Codexverde conversamos con Sebastián sobre este reconocimiento, el trabajo de Escazú Ahora y desafíos personales. 

¿Cómo nace tu interés por la defensa del medio ambiente?

Mi interés por la defensa del medio ambiente nace a raíz de que me tocó nacer y crecer en la Región de Valparaíso, la que concentra la mayor cantidad de conflictos socioambientales de todo el país, siendo explotada por grandes industrias de cordillera a mar. Desde que soy pequeño que esos conflictos existen, pero con el paso del tiempo me he dado cuenta de que esas problemáticas no solo no disminuyen, sino que, por el contrario, están aumentando. Hoy, existen más centrales a carbón en Puchuncaví que cuando era pequeño, más monocultivos en el Valle del Aconcagua y más proyectos ambientalmente invasivos amenazando con destruir la poca flora y fauna que nos queda. Ver eso y ver que los cambios no llegan es lo que me motivó a involucrarme y tomar acción. 

¿Desde hace cuánto que existe el movimiento ciudadano Escazú Ahora, cómo se gestó y cuál es su visión? 

Escazú Ahora nace en 2020 como una campaña ciudadana cuyo objetivo era conseguir la integración de Chile al Acuerdo de Escazú, primer tratado sobre asuntos ambientales entre los países de América Latina y el Caribe, y único en el mundo que protege a las y los defensores del medio ambiente. 

Tras largos años de trabajo y presiones ciudadanas, lo logramos. En 2022, con el apoyo de 30 mil personas y más de 250 organizaciones, conseguimos que Chile formará parte oficialmente del Acuerdo de Escazú. Hoy la campaña trabaja para constituirse en una fundación sin fines de lucro que vele por la protección y promoción de los Derechos Humanos en asuntos ambientales de las personas y comunidades, especialmente los contenidos en el Acuerdo de Escazú.

Nuestro equipo está compuesto principalmente por jóvenes, aunque también hay algunos profesionales. Son personas realmente comprometidas con la construcción de una mejor sociedad, que han decidido donar su tiempo y habilidades a la causa ambiental. Sin ellas, nada de lo que nos propusimos en el pasado se hubiese conseguido y es con ellas que hoy nos proponemos no bajar los brazos hasta conseguir la implementación plena, efectiva y ambiciosa del Acuerdo de Escazú en nuestro país.

Como activista, ¿Cuáles son las principales problemáticas ambientales que reconoces en Chile, especialmente considerando la crisis climática ambiental existente y la pérdida de biodiversidad? 

Chile es uno de los países más vulnerables ante el avance del cambio climático. Contamos con siete de los nueve criterios de vulnerabilidad existentes frente a este fenómeno, lo que implica que somos extremadamente propensos a sufrir sequías, inundaciones, incendios forestales, marejadas y, en general, un aumento en la ocurrencia de eventos climáticos extremos. 

Pero el cambio climático no es la única amenaza ambiental a la que se enfrenta Chile. También somos uno de los 20 países con más conflictos socioambientales en el mundo, contando con una mala regulación y política ambiental que permiten que hoy existan Zonas de Sacrificio, como las que hay en la bahía de Quintero-Puchuncaví, Huasco, Coronel, Tiltil y tantas comunas más. 

¿TPP11 vs Acuerdo de Escazú?

Cabe recordar, que tal como señaló Sebastian Benfeld, el Acuerdo de Escazú es el primer tratado ambiental de América Latina y el Caribe y el único que a nivel mundial busca proteger a activistas ambientales. En Chile, en marzo de este año, el gobierno del Presidente Gabriel Boric firmó el proyecto de ley para su ratificación, siendo en mayo aprobado por el Senado.

El texto entró en vigencia en septiembre y en octubre se promulgó oficialmente la ley en el Diario Oficial, luego de que la Contraloría de la República tomará razón. Este documento, sin duda es un avance en materia ambiental para el acceso a la información, la justicia ambiental, la participación ciudadana, entre otros.

Sin embargo, a pesar de la aprobación de este tratado, uno de los temas que ha generado controversia es que, en octubre de este mismo año, el Senado aprobó el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP por sus siglas en inglés, más conocido como TPP11), que aún no ha sido ratificado por el mandatario, pues esperaría las cartas bilaterales para su confirmación. 

Al respecto, el vocero de Escazú Ahora nos comentó algunas de sus apreciaciones sobre la vinculación de estos dos temas. 

¿Cuáles serían los efectos inmediatos y a largo plazo de la adhesión de Chile al Acuerdo de Escazú? ¿Vislumbran algún tipo de traba, a nivel administrativo, legislativo, económico o social, para la implementación de este acuerdo en Chile?

En lo inmediato el Acuerdo de Escazú ya es una ley publicada en el Diario Oficial, por lo que ya puede ser considerada por los Tribunales de Justicia antes de tomar alguna decisión relativa a derechos humanos y medioambiente. Sin embargo, para hacer realmente efectivo y operativo el Tratado, éste se debe implementar de manera plena, efectiva y ambiciosa en nuestro país. Pero ¿Qué implica eso?

Nuestro país debe adecuar su legislación relativa a acceso y generación de información, mecanismos de participación ciudadana y justicia ambiental. A su vez, elaborar nuevas normas que ayuden a dar protección a personas defensoras del medioambiente que sean víctimas de amenazas, ataques u hostigamientos por su labor. 

Nosotros como organización trabajaremos intensamente en cada uno de esos puntos durante los próximos años hasta conseguir avances concretos en la materia, de modo de hacer del Acuerdo de Escazú una realidad palpable en nuestro país.

¿Es compatible la adhesión de Chile al Acuerdo de Escazú y la entrada del país al TPP11? ¿En qué principios estos tratados internacionales podrían cruzarse?

Es lamentable que Chile haya adherido al TPP11, pues efectivamente es un tratado que propone más restricciones al acceso a la información, la participación y la justicia en asuntos ambientales. Sin embargo, dado que se trata de un Tratado de Libre Comercio y el Acuerdo de Escazú es un acuerdo por los Derechos Humanos, esperamos que en el debate acerca de su implementación prime siempre este último, pues no solo es un deber de nuestro país proteger y promover los Derechos Humanos, sino también un mandato establecido por nuestra actual Constitución Política a los tres poderes del Estado en su artículo cinco. 

Premiación

Gracias a su trabajo y trayectoria a través de Escazú Ahora, el 2 de diciembre el estudiante chileno será reconocido en la IV Cumbre de Jóvenes Activistas, espacio que busca “empoderar a los jóvenes creadores de cambios que promueven la sostenibilidad o los derechos humanos, y los ayuda a lograr resultados concretos a través de la visibilidad, la creación de redes, la capacitación y la recaudación de fondos”. La iniciativa es organizada por la ONU y coorganizada por la ONG dev.tv, la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra, Radio Télévision Suisse (RTS), su sello Genève Vision y el Graduate Institute.

Este año, la Cumbre honrará a seis jóvenes (además de Benfeld): Pashtama Durrani de Afganistán, Zulaikha Patel de Sudáfrica, Keely Cat Wells de Reino Unido/ Estados Unidos, C’est Prévue Emmy Lucila de República Democrática del Congo, y Sameer Jha de Estados Unidos. El objetivo de este evento también es “reforzar la paz, la tolerancia cultural y la cooperación internacional”. 

¿Cómo te sientes respecto a esta premiación?

Aún sigo estando enormemente emocionado y agradecido por el reconocimiento que recibiré en un par de semanas más ante las Naciones Unidas por mi labor en la defensa del medio ambiente. Creo que este reconocimiento viene a respaldar el trabajo que llevamos haciendo hace años desde Escazú Ahora y a darnos un fuerte impulso para no dejar se alzar nuestras voces por la defensa de los Derechos Humanos y el medio ambiente. 

Siendo el único latino y defensor ambiental en recibir este premio, espero poder transmitir un mensaje acerca de lo importante que es reconocer y proteger la labor de las personas defensoras del medio ambiente que día y noche trabajan por hacer de este un mundo mejor, pero que por hacerlo se encuentran expuestas a enormes amenazas.

¿Cuáles son tus proyecciones como activista ambiental? ¿Existe algo en lo que te gustaría seguir trabajando y luchando; o bien algo nuevo que explorar?

En lo inmediato seguiré trabajando junto al gran equipo humano que tenemos en Escazú Ahora por implementar el Acuerdo de Escazú de manera plena, efectiva y ambiciosa en nuestro país. Estamos hartos de presenciar el avance del cambio climático y de las injusticias ambientales en nuestro país y ver cómo las comunidades cuentan con escasas herramientas para poder defenderse. 

Nuestro objetivo en estos momentos es no bajar los brazos hasta que notemos cambios concretos en nuestro país a partir de ello, y aunque sabemos que es una misión que nos puede tomar algunos años, estamos dispuestos y comprometidos con dar esa pelea hasta el final. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí