Programa público-privado recolecta residuos peligrosos en la Patagonia: aceites lubricantes usados y baterías fuera de uso

El proyecto se lleva a cabo en la Región de Aysén por una red de colaboración a nivel nacional, que reúne al sector público y privado bajo el lema “Por una Patagonia sin Residuos”.

0
757

El Programa de Saneamiento Ambiental fue lanzado el 31 de agosto del presente año en vivo por redes sociales, bajo el lema “Por una Patagonia sin Residuos”. La iniciativa destinada a la Región de Aysén, se llevó a cabo por una red de colaboración a nivel nacional, fruto de la unión público – privada. La Asociación de Empresas y Profesionales para el Medio Ambiente, AEPA, es quien agrupa y organiza a sus empresas socias, impulsoras de esta iniciativa: Fecunda Patagonia, Recimat y PTH Grupo Ambiental.   

El 13 de noviembre se organizó el primer Taller de Capacitación Ambiental, con el fin de concientizar y educar a la ciudadanía sobre el adecuado tratamiento de residuos, la economía circular y el desarrollo sostenible en la región. Cristián Rojas, presidente de AEPA, señaló acerca el taller que, “desde AEPA, las empresas socias y los profesionales que la componen, creemos que es importante crear conciencia sobre el impacto que generan los residuos en la salud de las personas y el medio ambiente, y que la ciudadanía debe entender sobre contabilidad ambiental, registro, trazabilidad, correcto manejo, y cumplimiento la normativa vigente”.

Este proyecto también contempla la recolección de dos residuos peligrosos: aceites lubricantes usados (ALU) y baterías fuera de uso (BFU). Los aceites lubricantes usados fueron recolectados desde el 30 de noviembre hasta el 4 de diciembre por PTH Grupo Ambiental. En cuanto a las baterías fuera de uso, estas serán recolectadas desde el 15 al 18 de diciembre por la empresa Recimat, quienes habían realizado cinco retiros de baterías anteriormente en la región.

Créditos: Aepa

Antonio Carracedo, gerente comercial de la empresa Recimat, comentó que, “nuestro objetivo es limpiar la Patagonia de residuos acumulados por años, incorporándolos a la nueva economía circular que está naciendo en Chile. Anteriormente hicimos cinco campañas de recolección de BFU con Fecunda Patagonia, pero este Programa de Saneamiento Ambiental es más integral, son más residuos que recolectar, más capacidad y más puntos de recolección. De todas maneras, pensamos extendernos a otros desechos, como neumáticos fuera de uso, pilas, y aparatos eléctricos y electrónicos”.

Por su lado, Feisal Ahuile, jefe de operaciones de la empresa Fecunda Patagonia, dedicada al reciclaje y relación con las comunidades de la región, comentó respecto al tratamiento de residuos en Aysén que, “la capacidad instalada para la gestión de residuos es insuficiente, dado el nivel de generación de residuos que existe y los planes de desarrollo del sector público están orientados a la continuidad de operación de manera tradicional -vertederos y rellenos sanitarios-, con algunas iniciativas que apuntan a mejorar el tratamiento y disposición de los residuos sólidos domiciliarios, incorporando sistemas de reciclaje, pero en localidades y comunidades pequeñas. Por ello, el desafío sigue siendo enorme y el Programa de Saneamiento Ambiental tan valioso, en esta primera versión esperamos llegar a alrededor de 20 mil litros de ALU y 25 mil kilos de BFU”.

El programa actualmente se realiza en cinco comunas: Tortel, Ibáñez, Cochrane, Coyhaique y Aysén; sin embargo, los organizadores señalaron que esperan que se vayan sumando más, en la medida en que vayan ampliándose las actividades y extendiendo a otros residuos. Al respecto Cristián Rojas indicó que, “nos gustaría poder replicar este programa en otras regiones de Chile, entendiendo que la situación cambia en cada lugar, desde sus características geográficas, la densidad de la población, las distancias entre ciudades, incluso los distintos niveles de información con respecto al tema. Es importante ver las particularidades y necesidades de cada una antes de decidir cómo se aborda la recolección de residuos en cada región”.

Cabe destacar, que el programa es apoyado por las municipalidades de Tortel, Cochrane, Ibáñez y Aysén. Además, cuenta con el patrocinio del Ministerio del Medio Ambiente, la seremi de Medio Ambiente de la Región de Aysén y de la International Solid Waste Association – ISWA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí