ONU felicita a Chile por ser el primer país en ratificar Acuerdo de Biodiversidad Marina más allá de Jurisdicción Nacional

Chile tuvo un rol relevante a lo largo de todo el proceso de discusión, liderando en los foros internacionales su debate que se extendió por casi dos décadas.

0
614

Naciones Unidas felicitó a Chile por ser el primer país en aprobar el Acuerdo sobre la Biodiversidad Marina más allá de la Jurisdicción Nacional (conocido como BBNJ, por su sigla en inglés), que busca ubicar al 30% de los océanos del mundo en áreas protegidas, destinar más dinero a la conservación marina y resguardar el acceso y el uso de los recursos genéticos marinos.

El 16 de enero de 2024, el Senado ratificó por unanimidad el tratado global que es una herramienta crucial para abordar la triple crisis planetaria del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación. Chile tuvo un rol relevante a lo largo de todo el proceso de discusión, liderando en los foros internacionales su debate que se extendió por casi dos décadas.

La coordinadora residente del Sistema de las Naciones Unidas en Chile, María José Torres, destacó que esta aprobación es un reflejo de la importancia que el Estado de Chile da a los desafíos ambientales enfatizando “la relevancia del país en los esfuerzos globales por contrarrestar las tendencias destructivas que enfrentan la salud de los océanos, ahora y para las generaciones venideras”. 

En la misma línea, Elizabeth Soto, bióloga marina e investigadora Fundación Terram, comentó que «esperamos ahora que Chile sea un faro e inspire a otros países, en especial los países signatarios de Sudamérica como Brasil, Bolivia, Colombia y Ecuador, en avanzar en este proceso, para alcanzar las 60 ratificaciones requeridas para que este Tratado se ponga en marcha. Además, consideramos que Chile está entregando una señal fuerte y clara de su posición con respecto a este tratado -el más importante después de la CONVEMAR- para obtener la secretaría del mismo, una vez que entre en vigor».

La investigadora complementó que este tratado «viene a llenar un vacío de regulación en las áreas fuera de jurisdicción nacional o alta mar y es una herramienta esencial para la protección del océano y su biodiversidad, y para regular las actividades que se realizan en él»

El Tratado

En junio de 2023, los países miembros de las Naciones Unidas acordaron la redacción del texto que busca garantizar la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina de áreas fuera de la jurisdicción nacional.

El acuerdo es vital para lograr los objetivos y metas relacionados con los océanos de la Agenda de Desarrollo Sostenible y el Marco Global de Biodiversidad de Kunming-Montreal, el llamado compromiso ’30×30′ para proteger un tercio de la biodiversidad del mundo, en tierra y mar para 2030, logrado en La Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (COP15) en diciembre 2022.

El Acuerdo BBNJ busca fortalecer la gobernanza del océano, crear nuevas políticas de conservación y sostenibilidad de la diversidad biológica marina, más allá de las 200 millas náuticas, incluidas áreas marinas protegidas en altamar, así como también promover el uso sostenible de los recursos genéticos marinos; evaluar los impactos ambientales y realizar un reparto equitativo de los beneficios para que los países en desarrollo también se vean favorecidos. Además de potenciar una gestión sostenible de la diversidad biológica marina para garantizar diversos derechos humanos, como el de la alimentación y al medio ambiente, entre otros.

Para que el nuevo tratado entrará en vigor 120 días después del depósito del instrumento de ratificación número 60, lo que se espera se cumpla antes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos, que se realizará en Francia en junio de 2025. El secretario general de las Naciones Unidas deberá convocar a la primera Conferencia de las Partes (COP) dentro de un año luego de la entrada en vigor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí