“Necesitamos trabajar colaborativamente para asegurar disponibilidad de agua en la RM”

Claudia Papic, gerente general del Fondo de Agua Santiago-Maipo, realizó un llamado a sumar esfuerzos del mundo público, privado y sociedad civil, para proteger la cuenca del Río Maipo, que abastece de recursos hídricos a 7 millones de chilenos.

0
371

La megasequía que afecta con gran fuerza a la zona central de Chile, es un fenómeno sin precedentes en la última década, especialmente, para más de 7 millones de chilenos que se abastecen de agua proveniente de la cuenca del Río Maipo: un territorio altamente amenazado por la escasez hídrica.

Con el fin de responder a este complejo escenario, es que la bióloga y gerente general del Fondo de Aguas Santiago-Maipo, FDA, Claudia Papic, realizó una invitación al mundo público y privado para “trabajar colaborativamente y asegurar el agua destinada a las comunidades, la salud, los ecosistemas, la alimentación, energía y otras actividades económicas, en la Región Metropolitana”.

Sus declaraciones se realizaron en el marco del Water Congress 2021, jornada internacional en la que participaron más de 100 representantes de 17 países, entre ellos, académicos, ejecutivos y profesionales de diversas industrias que utilizan el agua como factor productivo. Esta actividad permitió conocer y analizar las innovaciones recientes en materia de gestión, planificación, desarrollo y uso eficiente del agua.

“Invitamos a más actores de los sectores públicos, privado y de la sociedad civil, a unirse a nuestro objetivo de proteger los sistemas de agua naturales e implementar soluciones innovadoras basadas en la naturaleza, que promuevan el desarrollo sostenible de la cuenca del Río Maipo y sus habitantes”, señaló Claudia Papic.

Los Fondos de Agua son un modelo de gestión -presente en más de 40 países del mundo-, que buscan hacer realidad el trabajo colaborativo, sumando esfuerzos humanos y financieros, que permitan realizar acciones concretas y efectivas para la gestión y seguridad hídrica de muchos territorios.  Para ello, se congregan a miembros de distintos sectores, ayudando a facilitar el diálogo y comprensión de los desafíos, que además permitan fortalecer la toma de decisiones en el largo plazo.

En ese contexto, el Fondo de Agua Santiago-Maipo, tiene entre sus objetivos, contar con información confiable y actualizada de la cuenca del río Maipo, sus ecosistemas y los servicios que éstos nos proveen, para contribuir así a sustentar la disponibilidad de agua superficial y subterránea, en cantidad y calidad. Esto, considerando que la cuenca abastece de agua a un tercio de la población chilena y sectores productivos que representan el 40% del PIB nacional.

“Enamórate del problema y no de la solución”

Citando a Uri Levine, cofundador de la aplicación Waze, la gerente general de FDA señaló que la frase “enamórate del problema y no de la solución”, refleja el espíritu del trabajo colaborativo que hoy se requiere para abordar de manera efectiva la crisis del agua en nuestra región. “Las proyecciones para la seguridad hídrica de la cuenca del Río Maipo son poco alentadoras. La distribución del agua en esta zona nos demuestra que más del 90% de esta agua es vital para actividades como la producción de alimentos y el consumo de agua potable de sus habitantes. Todo esto, en un escenario donde el Río Maipo, con su extensión de 250 km que van de cordillera y mar, se enfrenta a una gran presión, pues sus ecosistemas no se encuentran resguardados. De hecho, solo el 1,4 % de la superficie de la Región Metropolitana está protegida por el Estado”.

A este escenario, se suma la megasequía sostenida por más de una década. De hecho, un informe de la Dirección General de Aguas, DGA, proyectó que para el período 2030-2060, la disponibilidad de agua en el norte y centro podría disminuir más de un 50%. La misma entidad, también documenta que 23 comunas de la Región Metropolitana se encuentran bajo escasez hídrica.

Por otro lado, también se advierte la continuidad de fenómenos complejos y desastres naturales como los aluviones. “Si seguimos haciendo las cosas de la misma manera, el panorama se volverá aún más complejo. Por eso es que necesitamos disponer de agua para su consumo y uso sanitario, tanto en comunidades urbanas como rurales, reestablecer las condiciones saludables de los ríos”, comentó Papic durante su presentación. 

En ese marco, la gerente de FDA destacó además, que trabajar en la seguridad hídrica también implica desarrollar ciudades sustentables, resilientes y adaptadas al cambio climático, en las que también “podamos avanzar en el fortalecimiento de una cultura del agua”.

Por todo ello, Papic recalcó la importancia de abrir los espacios al diálogo multisectorial a fin de resolver la crisis hídrica. “Ninguno de nosotros tiene la gran solución, pero sí el aporte que se requiere para trabajar y sumar esfuerzos que nos permitan obtener respuestas efectivas para asegurar la disponibilidad de agua en toda la Región Metropolitana”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí