Ministerio del Medio Ambiente y PNUD elaboran primer Mapa Nacional de Áreas Esenciales para el Soporte de la Vida

Su elaboración permite identificar, espacialmente, cuáles son las áreas críticas que necesitan protección, restauración y una gestión sostenible de los ecosistemas a nivel nacional.

Chile será uno de los primeros países en Latinoamérica en completar el proceso de elaboración de su primer Mapa de las Áreas Esenciales para el Soporte de la Vida y el Planeta (ELSA).

Su elaboración se inserta en el marco de las acciones impulsadas por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) junto a la participación del Ministerio de Medio Ambiente.

Pero, ¿cuál es su importancia? Las ELSA son áreas esenciales para la conservación de la biodiversidad crítica y, además, proporciona a los seres humanos servicios ecosistémicos esenciales para su existencia y progreso, tales como: el almacenamiento de carbono, la producción de alimentos y agua potable, la filtración de aguas y la reducción de riesgo ante desastres.

Es por esto que su elaboración ha tomado en cuenta variables ecológicas, sociales y económicas ha permitido identificar espacialmente cuáles son las áreas críticas para su protección, restauración y gestión sostenible de los ecosistemas a escala nacional.

La identificación de las áreas ELSA se considera un paso fundamental en la búsqueda de mayor sustentabilidad a escala ecosistémica y territorial.

“Hoy es imprescindible quebrar el espiral de la degradación de nuestro patrimonio natural y social, con toda la carga de desesperanza y sufrimiento que arrastra, y transitar hacia un espiral virtuoso de la sustentabilidad  y de la resiliencia de los territorios y comunidades y ello no puede hacerse sin la protección, la restauración  y la gestión sustentables de nuestros ecosistemas. Ninguna sociedad ha podido ni podrá sostenerse en el tiempo sin tener en cuenta los límites de la naturaleza. Ningún modelo de desarrollo puede prosperar descuidando este aspecto”, dijo la jefa de la División de Recursos Naturales y Biodiversidad del Ministerio del Medio Ambiente, Daniela Manuschevich.

El mapa preliminar será revisado y ajustado de forma más detallada para luego contar con la versión definitiva del primer mapa ELSA de Chile y así sirva de orientación espacial para el cumplimiento de compromisos de múltiples políticas ambientales o con efectos ambientales, entre las que destacan la Estrategia Nacional de Biodiversidad, la Estrategia Climática de Largo Plazo y la Política Nacional Forestal, entre otras.

Respecto de la utilidad de la versión final del mapa ELSA de Chile Paloma Toranzos, la jefa de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible del PNUD-Chile, señaló que “en tiempos en donde tenemos la certeza de que la acción humana tiene una altísima capacidad de modificación de los sistemas socionaturales en cualquier escala (…) la posibilidad de contar con herramientas e información de la calidad proporcionada por el proyecto ELSA son de altísimo valor. Difícilmente podremos prevenir, conservar, mitigar, gestionar sosteniblemente o restaurar, si no desarrollamos la capacidad de observar y usar la información y tecnología disponible de forma estratégica e integrada”.

La elaboración de este mapa cuenta con el apoyo de más de 40 personas expertas que provienen de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), Instituto Forestal (Infor), Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), Centro de información de Recursos Naturales (Ciren) y de Dirección General de Aguas (DGA), y también de académicos universitarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí