Informe internacional advierte que retiro de centrales a carbón debe avanzar casi cinco veces más rápido para cumplir objetivos climáticos

Entre las conclusiones destaca que los países de la OCDE deben desconectar un promedio de 60 GW cada año para cumplir con su fecha límite de 2030, y los países que no forman parte de la organización de cooperación internacional deben retirar 91 GW cada año para cumplir con su fecha límite de 2040.

0
1642

La cantidad de centrales eléctricas de carbón en funcionamiento y planificadas al 2022 disminuyó tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo con excepción de China; ya que docenas de centrales existentes se retiraron y varios proyectos planificados se cancelaron, según la novena encuesta anual de Global Energy Monitor sobre la cartera de centrales de carbón.

Pero el ritmo de retiro debe ser casi cinco veces más rápido, y las nuevas plantas de carbón deben dejar de construirse para encaminar al mundo hacia la eliminación de la energía del carbón al año 2040, para cumplir con los objetivos del acuerdo climático de París.

Actualmente en Chile hay 14 carboneras que todavía no terminan sus operaciones en el marco del acuerdo voluntario de las empresas con el gobierno que podrían operar hasta el año 2040. De este total, ocho centrales son de propiedad de la empresa AES Gener, cinco centrales (760 MW) son de propiedad de Capital Advisors, y una central (370 MW) es de propiedad de Colbún.

En Chile, a pesar del cierre de ocho carboneras, sólo se han disminuido en 4% las emisiones de CO2. En el caso de Mejillones (localidad con más carboneras de todo el país) falta todavía que se cierren nueve unidades termoeléctricas: hay dos con RCA y plan de cierre 2024 (Mejillones 1 y 2) que pertenecen a ENGIE; dos con RCA de reconversión a biomasa (Andina y Hornitos) que pertenecen también a ENGIE; una con RCA de reconversión a gas (IE1 Mejillones) de ENGIE; y cuatro carboneras sin fecha de cierre (Cochrane 1 y 2, Angamos 1 y 2) propiedades de AES Gener.

Entre las conclusiones clave del informe destaca que en 2022 los retiros de capacidad de energía de carbón alcanzaron los 26 gigavatios (GW), y se anunciaron fechas de cierre de 2030 para otros 25 GW. La cantidad de capacidad de carbón planificada en los países en desarrollo, excluyendo a China, se redujo en 23 GW. Sin embargo, la capacidad planificada de China aumentó en 126 GW, compensando con creces las reducciones en el resto del mundo.

Así también, el reporte señala que para mantener la hoja de ruta comprometida, todas las plantas de carbón existentes deben retirarse para 2030 en los países más ricos del mundo, y para 2040 en los demás países; y no hay espacio para que entren en funcionamiento nuevas plantas de carbón. Si bien la capacidad de energía de carbón recientemente propuesta ha disminuido significativamente, el mundo no está retirando las plantas de carbón existentes lo suficientemente rápido.

Por otro lado, la eliminación gradual al año 2040 de las plantas de carbón en operación, requeriría un promedio de 117 GW de retiros por año, o cuatro veces y media la capacidad retirada en 2022. Los países de la OCDE deben desconectar un promedio de 60 GW cada año para cumplir con su fecha límite de 2030 para eliminar las plantas de carbón, y los países no pertenecientes a la OCDE deben retirar 91 GW cada año para cumplir con su fecha límite de 2040. Si se contabilizan las plantas a carbón en construcción y en consideración (537,1 GW) se requeriría recortes aún más estrictos.

“Cuantos más proyectos de carbón nuevos entren en funcionamiento, más pronunciados deben ser los recortes y los compromisos en el futuro”, dijo Flora Champenois, autora principal del informe y gerenta de Proyectos del Rastreador Global de Plantas de Carbón de Global Energy Monitor. “A este ritmo, la transición del carbón a las energías más limpias no está ocurriendo lo suficientemente rápido como para evitar el caos climático. El IPCC y la ONU han renovado la orden para reducir la energía del carbón a nivel mundial en lo que puede ser nuestra última oportunidad para evitar el peor de los daños del calentamiento del planeta”.

«Este año 2023 se cumplen cuatro años del anuncio de cronograma de descarbonización en 2019. Es importante que el gobierno de Chile cumpla con el compromiso de revisar el plan de descarbonización, e incluya la meta de 2030 para el retiro de las 14 centrales a carbón que aún no tienen fecha de cierre”, agregó Sara Larraín, directora de Chile Sustentable.

El Dr. Jan Minx del MCC y de la Universidad de Leeds, autor principal y coordinador del capítulo sobre tendencias de emisiones y factores impulsores en el sexto informe anual (AR6 WG2) del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático), afirmó: «El IPCC lo deja muy claro en su sexto y más reciente informe de evaluación. Es fundamental que los países del mundo hagan una cosa de inmediato para limitar el calentamiento global a 1,5° C: salir del carbón ahora. Para 2030, las emisiones de CO₂ provenientes del uso global de carbón se reducen típicamente en un 70% en comparación con 2020. Esto es lo que vemos de manera muy consistente en las simulaciones de modelos».

Además de Global Energy Monitor, los coautores del informe son Chile Sustentable, el Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio, E3G, Reclaim Finance, Sierra Club, Solutions for Our Climate, Kiko Network, Climate Action Network Europe, Bangladesh Poribesh Andolon, Waterkeepers Bangladesh y Alianza por la Justicia Climática y la Energía Limpia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí