Humedales Arauco-Desembocadura y Aguada la Chimba son declarados como santuarios de la naturaleza

Estos humedales formarán parte del Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2022.

0
537
Carampangue Créditos: Chris Momberg

Los humedales ubicados en la Región del Biobío, en la cuenca del río Carampangue de la comuna de Arauco, y tanto región como comuna de Antofagasta, respectivamente, conservarán la diversidad de hábitats, sus servicios ecosistémicos como aminoramiento y control de inundaciones, regulación hidrológica y los refugios para especies que se alimentan y descansan en ellos.

“Con estos nuevos santuarios de la naturaleza presentes en el norte y sur del país, sumamos más de 220 mil hectáreas integradas al Plan Nacional de Protección de Humedales, para lo que han sido fundamentales los procesos participativos desarrollados en cada zona, en conjunto con organizaciones sociales, privados y la sociedad civil, juntos estamos  protegiendo estos valiosos ecosistemas, las especies nativas que allí habitan, además de las actividades turísticas y culturales que se desarrollan en estos sitios”, afirmó la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

En las áreas, diversos grupos apoyan la conservación de los humedales, generando campañas de limpieza, encuentros para turismo sustentable en observación de aves y navegación, además de educación ambiental a escolares para explicar la relevancia y funciones que ofrecen estos ecosistemas.

El santuario de la naturaleza humedal Arauco-Desembocadura del río Carampangue, comprende una superficie aproximada de 204 hectáreas, y se caracteriza por ser un estuario intermareal tipo marisma, que sustenta  diversidad de hábitats y humedales como su laguna litoral, vegas y estuario, que son sitios para especies de invertebrados, anfibios, reptiles y en especial de aves. Los aportes hídricos de este humedal provienen principalmente del río Carampangue que nace en la Cordillera de Nahuelbuta y el segundo aporte proviene del agua de mar que se introduce por la entrada costera de la desembocadura del río.

El área presenta cerca de 119 especies de aves residentes y migratorias. Algunas aves clasificadas en categoría de conservación son la lamprea de bolsa (Geotria australis) y churrete chico de más afuera (Cinclodes oustaleti baeckstroemii) en la categoría “Vulnerable”. Mientras que tres aves se encuentran en categoría “En Peligro”: playero ártico (Calidris canutus), fardela blanca (Puffinus creatopus) y aguilucho de masafuera (Geranoaetus polyosoma).

En cuanto al santuario de la naturaleza humedal Aguada la Chimba, su superficie es de aproximadamente 2,21 hectáreas, y presenta un ecosistema singular  para el paisaje desértico de la costa de Antofagasta, cuya vegetación azonal se mantiene gracias al agua subterránea. Estas vertientes de agua también constituyen un hábitat adecuado para la fauna residente del desierto costero, entre las que encontramos algunas en categoría de conservación como el caracol de la Chimba (Heleobia chimbaensis), especie en categoría vulnerable.

Por otra parte, la conservación de este humedal constituye un lugar icónico para la comunidad local, ya que es reconocido como un área natural con un valor paisajístico que brinda a las personas un espacio de descanso y contemplación de la naturaleza, lo cual impacta en la calidad de vida las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí