“Guardián de la cordillera”: descubren nueva especie de mamífero que habitó en Chile hace 17 millones de años

El académico de la Escuela de Geología de la Universidad Católica del Maule, Andrés Solórzano Barreto, explicó el valor del hallazgo paleontológico de una nueva especie de mamífero que habitó durante el Mioceno Temprano en la cordillera andina de Chile.

0
1073

Recientemente un grupo de investigadores descubrieron una nueva especie de mamífero extinto a partir de restos fósiles colectados en la Laguna del Laja (Región del Biobío). Esta pertenece al orden Notoungulata, un grupo de mamíferos nativos sudamericanos cuyo origen se remonta a unos 60 millones de años y que se extinguieron hace unos nueve mil años. 

Su nombre específico, “ngenwinkul”, hace referencia a los espíritus dueños y guardianes de las montañas y volcanes en la cosmovisión mapuche, paisaje dominante donde se hallaron restos de este individuo, cuyo tamaño es el de un conejo y tiene alrededor de 17 millones de años de antigüedad. 

Este descubrimiento, publicado en la revista Historical Biology, es importante para la paleontología en general, ya que contribuye a comprender la diversidad de organismos que existieron en el pasado. 

“Hicimos varios aportes, pero el principal resultado de este trabajo es la descripción de una nueva especie a partir de restos craneales y mandibulares que recolectamos en afloramientos de la Formación Cura-Mallín, ubicados en los alrededores de la Laguna del Laja. Esta Formación tiene edades comprendidas entre unos 20 a 12 millones de años. Este animal pertenece a un orden de mamíferos extinto (Notoungulata), que es un grupo de mamíferos muy común en los ecosistemas cenozoicos de Sudamérica”, comentó Andrés Solórzano, académico de la Escuela de Geología de la Facultad de Ciencias Básicas de la Universidad Católica del Maule (UCM).

Mamífero nativo de Sudamérica

El académico de la UCM hizo hincapié en que son mamíferos endémicos en Sudamérica. “El ser humano ancestral que habitó en Sudamérica probablemente trató con representantes de este grupo de animales, los conoció”, relató. 

De igual forma indicó que este grupo de animales (los notoungulados) son muy variados en tamaño. “Hay formas con tamaños similares a un rinoceronte, y otros más pequeños, de la talla de ratones. Y en particular, este notoungulado que describimos, Pachyrukhos ngenwinkul, fue probablemente del tamaño de un conejo pequeño, de entre uno a dos kilos de peso. Así que fue un animal relativamente pequeño”, detalló. 

De acuerdo a los investigadores no existe respuesta definitiva sobre qué extinguió al “guardián de la cordillera”. “La amplia mayoría de las especies que han existido sobre el planeta se han extinto. En muchos casos los animales simplemente se extinguen cuando hay cambios ambientales drásticos. Y si lo piensas, este animal lo encontramos en la cordillera, por lo tanto, en el pasado, el alzamiento de los Andes generó modificaciones en el paisaje. Si esas modificaciones son lo suficientemente drásticas para limitar que el animal se adapte a esas nuevas condiciones, él simplemente la extingue”, explicó Solórzano.

Descubrimiento paleontológico

Una de las principales líneas de investigación de la paleontología es tratar de entender la diversidad de los organismos que existieron en el pasado. 

“Así como los biólogos intentan comprender la diversidad de los organismos que habitan en los ecosistemas de actuales, los paleontólogos intentamos hacer lo mismo. La evidencia que tenemos para estudiar esto son los fósiles, y tuvimos la fortuna de encontrar unos cuatro o cinco fragmentos de cráneos de esta especie y encontramos uno donde estaba el cráneo y la mandíbula articulados. Ese fue el espécimen tipo a partir del cual describimos la especie, ya que reúne suficientes características distintivas que nos permitieron proponer que es completamente diferente a lo que se conocía previamente en Argentina”, afirmó el investigador de la UCM.

El tema ya cuenta con el reconocimiento de la comunidad científica tras la revisión de pares especialistas internacionales.

El equipo de investigadores responsables del hallazgo está compuesto por el académico de la UCM; Alfonso Encinas, académico del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Concepción (UdeC); Alejandro Kramarz, investigador del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia. Además, Gabriel Carrasco de los Servicios Científicos Educativos y Turismo Científico, Chile; Mónica Núñez Flores, del Instituto de Ciencias Naturales Alexander Von Humboldt y René Bobe, académico de la Facultad de Antropología de la Universidad de Oxford, Reino Unido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí