Desde que comenzó megasequía, Santiago vuelve a tener un año normal de lluvias

Hasta las 22.00, la estación de Quinta Normal superaba los 39 mm de agua caída entre martes y miércoles, convirtiendo al 2023 en un año normal en términos de agua caída,

0
651

El verano de 2009 marcó inusuales récords de temperatura en la zona central. Fue el verano más caluroso en casi 100 años. Era, lo que para entonces se desconocía, el inicio de una megasequía que ya cumple más de una década, la más extensa desde que existen registros en el país.

Pero tras 14 años de déficit de precipitaciones, la combinación del fenómeno de El Niño y el cambio climático, parece finalmente poner al menos una pausa en este registro.

De acuerdo a cifras de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), la estación de Quinta Normal, que registra las precipitaciones en la zona centro de Santiago, hasta las 22.00 sumaba entre el martes y miércoles 39,3 mm de agua caída.

Por primera vez desde que comenzó la megasequía Santiago tiene un año normal de lluvias

Con estos números, el déficit de precipitación a la fecha era apenas de un 5%, pero con varias horas aún de lluvia por delante, es esperable que alrededor de la medianoche el déficit sea muy cercano al 0%. Es decir, por primera vez desde 2009, Santiago vive un invierno y un año con valores de agua caída normales.

Para que sea un año normal a la fecha, Santiago debe recibir 249,6 mm de agua hasta la primera semana de septiembre y hasta las 22.00 el registro apuntaba 236,1 mm.

Según Roberto Rondanelli, meteorólogo de Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2., lo más relevante es que estas precipitaciones ocurrieron durante el invierno, que es lo esperable y normal para Santiago.

Estas cifras además elevan a lo que va de septiembre, como el inicio de septiembre más lluvioso en más de una década, “superando el registro de2010 y de 2009,cuando en los primeros seis días del mes cayeron en total 25,7 mm y 39,0 respectivamente”, señala Raúl Cordero, climatólogo de la Universidad de Santiago.

También, añade Cordero, “se registraron precipitaciones relevantes en la primara semana de septiembre en 2015, además del mencionado 2010, que al igual que en 2023, se presenta el fenómeno de El Niño”, sostiene.

Estos son los inicios de septiembre más lluviosos en Santiago desde que hay registro:

Año Agua caída (en mm)

1963 78,4

1953 60,1

1997 55,8

2009 39,0

1999 38,4

1961 30,7

2010 25,7

2004 23,7

2014 20,8

2002 16,9

La realidad de septiembre se produce justamente, en la de un invierno con una cantidad inmejorable de precipitaciones. Es más, Santiago vive el invierno más lluvioso desde que comenzó la megasequía. El último gran temporal invernal que vivió Santiago fue en agosto de 2015, cuando cayeron en la ciudad más de 100 mm de precipitaciones, según recuerda Cordero.

Además, si de aquí al fin del invierno, Santiago logra superar 16 mm de agua caída, el invierno de 2023 se transformará en el más lluvioso de los últimos 17 años y en uno de los cinco más lluviosos en lo que va del siglo. La proyección es que las precipitaciones continúen en los próximos meses, anticipándose una primavera lluviosa debido al fenómeno de El Niño.

¿Seguirá lloviendo? Septiembre y su lluvioso inicio

Luego de un agosto lluvioso en Santiago y la zona central, septiembre, tal como se había predicho, también ha comenzado con precipitaciones. De hecho, aunque menos de lo previsto, el mes comenzó con algunos chubascos, y posiblemente anote un nuevo evento de agua caída, durante el transcurso de esta semana. Episodio que presentó sus primeros chubascos la noche del martes.

Según la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), Santiago registraría lluvias hasta el jueves, aunque estas irán declinando en intensidad para transformarse solo en chubascos. El portal especializado Meteored por su parte señala que hoy también podría haber lluvias, las que se sumarían a las de este jueves e incluso el sábado. Mientras que algunos portales internacionales como The Weather Channel y AccuWeather, establecen precipitaciones durante prácticamente toda la semana.

Cordero explica que lo “normal” en Santiago en septiembre es que caigan alrededor de 22 mm. “Sin embargo, han existido ocasiones en que las precipitaciones han estado muy por encima de valores típicos”.

“La mayoría de las precipitaciones de septiembre caen en la primara mitad del mes. La probabilidad de lluvias en las primeras semanas son más de un 50% mayores que la probabilidad de lluvias en las últimas semanas”, añade.

A pesar de que las precipitaciones en Santiago, y en toda la zona central, han caído en la última década como consecuencia del cambio climático, “la caída es en septiembre mucho menos aguda que la registrada en los meses de junio-agosto”, explica Cordero.

Sistema frontal y el fenómeno de El Niño

Los “septiembres” marcados por el fenómeno de El Niño has sido en general, relativamente lluviosos en Santiago: así fue en 1997 y 2009 por ejemplo, indica Cordero. “Aunque las lluvias no fueron torrenciales, 2017 también superó el promedio histórico en Santiago en septiembre, es decir, la última vez antes de 2023 que se registró El Niño costero, frente a las costas de Perú y Ecuador”.

En general, “El Niño favorece que las primaveras no sean secas en la zona central en Chile”, considera el climatólogo.

Sin embargo, “la última vez que se registraron precipitaciones relevantes en una primara semana de septiembre fue en 2015, cuando cayeron 16 mm en la capital. Justamente, 2015 fue el año del Niño Godzilla”, señala.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí