Conoce la experiencia de tres mujeres del sector de la Concentración Solar de Potencia

La Asociación de Concentración Solar de Potencia (ACSP) destacó el rol de las mujeres en la industria y el aporte clave que realizan en el sector.

0
641

En el marco del Día Internacional de la Mujer, la Asociación de Concentración Solar de Potencia (ACSP), llevó a cabo un especial donde se destacó el rol de las mujeres en la industria y el aporte clave que realizan en el sector. Para ello, se ahondó en las perspectiva de tres mujeres que trabajan desde distintas áreas de la industria.

María José López, directora de personas y asuntos corporativos de Cerro Dominador

María José López, directora de personas y asuntos corporativos de Cerro Dominador, socia y fundadora de la ACSP, fue directa al señalar que no es posible una sostenibilidad sin abordar temas sociales, tales como la equidad de género o el enfoque de género. Cerro Dominador es la primera planta termosolar de torre de Chile, ubicada en la comuna de María Elena, Antofagasta, considerada pionera en la posibilidad de generación de energía solar 24 horas.

Sin embargo, esta empresa tiene otras características destacables, ya que, actualmente está desarrollando la implementación de un programa que permite atraer a más mujeres a esta industria. “Estamos ejecutando un plan llamado Energía +Mujer, que es una iniciativa del ministerio de Energía, y que va desde la compañía que también se llama Cerro Dominador, del fondo de inversión EIG Global Energy Partners, la cual tiene entre sus compromisos y características el tema de la equidad y aumentarla al interior de la organización a través de distintos procesos, como lo son, por ejemplo, los de selección: los currículum en cierta manera son ciegos, es decir, no dicen géneros”.

Respecto de los procesos de reclutamiento agregó que, “estamos incentivando para que postulen mujeres, lo que nos ha permitido aumentar significativamente su número. Las ternas de la organización, en casi todas ha habido mujeres”.

María Teresa Cerda, subdirectora de Fraunhofer Chile Research y líder del área solar térmica.

En ese sentido, para  María Teresa Cerda, subdirectora de Fraunhofer Chile Research y líder del área solar térmica, reconoce que las mujeres en la ciencia y sobre todo en investigación son escasas, “somos pocas la verdad, yo de hecho soy un bicho medio raro, porque estudié física, no soy ingeniera, yo he visto más en energía gente que viene del mundo de la ingeniería”, puntualizó.

Fraunhofer Chile Research desde el 2010 se dedica a la investigación aplicada para resolver las necesidades de la industria y acelerar energías en Chile y América Latina. Una de sus áreas de trabajo es la Concentración Solar de Potencia, además es socio fundador de la ACSP.

En cuanto a la realidad al interior de este centro de investigación, la subdirectora de Fraunhofer Chile manifestó que “estamos impulsando una política de género, llevamos un año con una mesa de trabajo, conversando cómo podemos atraer más mujeres a la investigación, y al desarrollo (I+D). No es fácil, hay pocas y que son buenas, pero quieren irse a otros lados, quizá hacia una ingeniería más aplicada o como ya más tradicionales no tanto de investigación. Queremos atraerlas, poder enseñarles y desarrollarlas y así lograr tener más mujeres, porque al final no es por un tema de equidad o que estemos 50/50, sino porque ellas aportan algo a este trabajo que no lo hacen los hombres. No es por diferenciar, pero las mujeres en general, somos muy buenas para trabajar en equipo, son propositivas, tienen muchas cosas, que le aportan a un grupo multidisciplinario”.

Agregó que, “siento que, por lo general, nosotras soñamos con un mundo mejor, nos gusta aportar a la comunidad, somos más de dar, y que ojalá nuestro trabajo construya un mundo mejor.  Es algo que en particular a mí me llama la atención, pienso que para muchas es así, de poder lograr el bien común para todos, que podamos seguir teniendo energía, pero de una manera sustentable en el tiempo y que no sea contaminando o que dañe a la comunidad”.

Al igual que para María Teresa, para Blanca Palumbo Ossa, consejera del Consejo Directivo del Coordinador Eléctrico Nacional, la industria energética sigue siendo bastante masculinizada y considera que es importante que cada día se incorporen más mujeres en las empresas, puesto que “es sabido que nosotras aportamos elementos diferenciadores en el quehacer laboral, tales como un buen manejo de equipos, liderazgo inclusivo, manejo de crisis, innovación, sensibilidad, entre otros aspectos”.

Blanca Palumbo Ossa, consejera del Consejo Directivo del Coordinador Eléctrico Nacional

Blanca Palumbo Ossa mencionó las acciones de equidad de género que realizan al interior del CEN: “Contamos con una Política de Diversidad e Inclusión con Equidad de Género que fue lanzada a principios de 2020. Esta Política dio paso a una estrategia, que se encuentra en desarrollo actualmente y que es implementada por un Comité de Diversidad e Inclusión con Equidad de Género. Esta iniciativa nos ha permitido elevar la presencia femenina en el Coordinador desde el 14% antes de la Política a un 21% en la actualidad, revisar los perfiles de cargo para facilitar el reclutamiento femenino, e intentar incluir a una mujer en cada terna de selección de personal. También ha aumentado la base de mujeres en posiciones de liderazgo dentro de la organización, que hoy representan más del 30% de las jefaturas”.

Respecto de la incorporación de las mujeres en las CSP, Ossa destacó que “según entendemos, en la industria de la Concentración Solar de Potencia chilena, las mujeres tienen una participación mayor que la que existe en el sector energético en general.  Creo que han sido muy relevantes los programas que esa industria ha desarrollado para identificar los problemas de inclusión y establecer buenas prácticas en materia de igualdad de género.  Esos programas constituyen un ejemplo para la industria, que ojalá todos pudiéramos replicar. Me refiero, por citar un par de casos, a la contratación de mujeres en la construcción de plantas y a la participación femenina en general”.

Para finalizar, María José concluyó que, “la industria de las energías renovables en general y las que vienen ahora, las 2.0, entre las que se encuentran la CSP, es clave el rol de las mujeres. Las veo más interesadas en participar en una industria con estas características que son más flexibles, más innovadoras y que tienen un aporte al planeta más evidente que antiguamente en otras industrias de energía, por lo tanto, creo que es una sinergia, una colaboración perfecta”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí