Chile participa por primera vez como miembro pleno de la segunda Conferencia de las Partes del Acuerdo de Escazú

La instancia se está llevando a cabo en Buenos Aires, Argentina, donde el subsecretario del Medio Ambiente, Maximiliano Proaño junto a la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Gloria de la Fuente, participaron en la apertura de la jornada.

0
1044

El miércoles 19 de abril inició la segunda Conferencia de las Partes del Acuerdo de Escazú (COP2 Escazú), en Buenos Aires, Argentina, instancia de carácter extraordinario. Su objetivo principal es la elección de los siete representantes que compondrán el Comité de Apoyo a la Aplicación del Cumplimiento del Acuerdo de Escazú, y hacer seguimiento a los otros compromisos adquiridos durante la primera COP, realizada el 2022, entre ellos el avance del protocolo para defensores ambientales que quedó a cargo de Chile y Saint Kitts y Nevis. 

Al inicio de la COP2 Escazú, diversas organizaciones de la Sociedad Civil, agrupadas en Climate Action Network Latinoamérica (CANLA) y la Red Regional Escazú Ahora, hicieron un llamado a los estados parte y a la Secretaría de CEPAL, a promover el espíritu del tratado, impulsando la participación y la transparencia en la toma de decisiones, no solo para la implementación efectiva en cada uno de los países de la región, sino que también para la gobernanza del acuerdo mismo. 

Esta es la primera vez que Chile participa como miembro pleno, luego de su adhesión en junio del 2022, por lo que autoridades gubernamentales manifestaron su compromiso con la Conferencia. “Hoy somos Estado parte y por lo tanto, tenemos el gran compromiso y desafío de ser ambiciosos en cuanto a la implementación del Acuerdo de Escazú, de mejorar, elevar los estándares en cuanto a participación, a información, a justicia ambiental en nuestro país”, comentó el subsecretario de Medio Ambiente, Maximiliano Proaño.

“Estamos muy contentos participando en nuestra primera COP. Además, hemos recibido, un reconocimiento por nuestra participación que viene a reafirmar el compromiso del gobierno de Chile por el multilateralismo, por el cuidado del medio ambiente y por la participación y el refuerzo de los derechos humanos y la democracia”, agregó la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Gloria de la Fuente. 

Participación sociedad civil

Desde la sociedad civil han señalado que han existido restricciones para la participación del público y especialmente para la de los candidatos al Comité de Apoyo a la Aplicación y al Cumplimiento. Lo primero debido a que muchas organizaciones interesadas quedaron sin la posibilidad de participar. Por otra parte, también se dispuso que los candidatos a ser parte del Comité de Apoyo a la Aplicación y el Cumplimiento no podían participar de ciertas instancias de la COP, lo que supone un veto hacia ellos. 

Además, desde las asociaciones regionales, que incluyen a más de 100 organizaciones de toda Latinoamérica y el Caribe, manifestaron su apoyo hacia los representantes del público, quienes también fueron excluidos de importantes momentos de preparación para esta COP. 

“La implementación efectiva de este acuerdo, implica no solo que cada país avance en la implementación de los principios de Acceso la Información, Participación y Justicia en materia ambiental, y poner especial énfasis en proporcionar un entorno seguro para defensoras y defensores ambientales, si no que también constituir para él una gobernanza sólida que asegure mantener y elevar los estándares de participación del público en instancias como estas. Hacemos un llamado a la secretaría y a los Estados parte, a que tanto la próxima COP como el foro de Defensores Ambientales, sean organizados con el debido tiempo para permitir a la ciudadanía organizar su participación y a los anfitriones asegurar espacios con el aforo adecuado”, señaló Vanessa Torres desde la Red Regional para el Acuerdo de Escazú (EscazúAhora).

Por su parte desde CANLA, Karla Maass indicó que “en una región donde más de la mitad de las personas defensoras de derechos humanos asesinadas, son defensoras ambientales, es urgente avanzar en una oportuna y ambiciosa implementación de este tratado. La democracia ambiental es un pilar fundamental para la paz y una herramienta poderosa para combatir el cambio climático. Confiamos en que esta COP permitirá avanzar en gobernanza y acuerdos en estas materias”. 

Los pueblos indígenas tenemos un rol en la defensa de los derechos colectivos, aquellos que son necesarios para toda la humanidad y sin embargo estamos siendo amenazados por ello. Hacemos un llamado a la solidaridad y la unión para que el Acuerdo de Escazú sea ratificado en todos países y con ello a que se proteja la vida de quienes defendemos la tierra desde el territorio”, expresó Elaine Shajian, lideresa de Coordinadora Regional de los Pueblos Indígenas de CORPI San Lorenzo, Perú. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí