Balance Ambiental 2023: sobreproducción de salmones y falta de acciones por parte de las autoridades para regular la industria

El capítulo de Salmonicultura del Balance Ambiental 2023, publicado el martes pasado por Fundación Terram, recalca los 42 procedimientos sancionatorios que la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) inició contra diez empresas salmoneras, entre las que destacan Australis Mar, AquaChile, Nova Austral y Blumar.

0
674

“Lleve su Chile Verde”, es el nombre del Balance Ambiental que recientemente publicó Fundación Terram. El documento, que analiza los hitos más importantes en materia ambiental, detalla aspectos de la administración del Presidente Gabriel Boric para potenciar nuevas industrias extractivas. 

En el capítulo de salmonicultura, el documento resalta la sobreproducción en que la industria ha incurrido desde hace años, siendo pocas veces fiscalizada y/o regulada por las autoridades correspondientes, como el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) o la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas (SSFFAA), organismo encargado de caducar concesiones salmoneras.

Falencias en la fiscalización

A comienzos de 2023 estalló el caso de Australis Mar, luego de que la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) iniciara 21 procedimientos sancionatorios contra la empresa. Lo anterior, por sobreproducir en más de 80 mil toneladas de salmones. A ellos, se sumaron otros 21 procedimientos sancionatorios más, iniciados en 2023 contra nueve empresas salmoneras. Estas fueron: AquaChile (4); Nova Austral (3); Camanchaca (3); Blumar (3); Multi X (3); Cermaq (2); Mowi (1), Granja Marina Tornagaleones (1) y Exportadora Los Fiordos (1). 

Durante 2023 Fundación Terram publicó un reportaje de investigación que denunció 24 casos de sobreproducción de salmones al interior del Parque Nacional Alberto de Agostini, todos responsabilidad de la empresa Nova Austral, por un total de 32 mil toneladas excedidas sobre lo autorizado en su RCA, que no habrían sido detectadas por las autoridades. Lo cual reafirma las falencias de la institucionalidad ambiental en materia de fiscalización y sanción ante uno de los principales sectores productivos del país.

“Este escenario demuestra que la sobreproducción de salmones es una práctica arraigada en la industria, muy probablemente por el hecho de que las multas que suelen cursarse, salvo contadas excepciones, están muy por debajo de los beneficios económicos que genera infringir la ley”, indicó Maximiliano Bazán, periodista de Fundación Terram y co-creador del capítulo.

Noticias falsas de la industria sobre la Ley SBAP 

Otro de los temas que aborda el capítulo de salmonicultura, fue la discusión parlamentaria en torno a la ley que creó el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP) -publicada el 6 de septiembre- y la posibilidad de seguir permitiendo actividades productivas dentro de estas. 

En este contexto, durante la tramitación de la ley en el Congreso, la industria salmonera difundió noticias falsas para frenar el proyecto de ley que contenía una indicación presentada por el Gobierno. Esta buscaba impedir el cultivo de especies exóticas -como salmones- en reservas nacionales y forestales. Frente a esta iniciativa, la industria señalaba que el 60% de las concesiones vigentes no podrían seguir operando, con lo cual se perderían miles de empleos. Situación que, desde Terram señalaron, no sería cierta.

Otro tema controversial sería las cifras reales de los puestos de trabajo generados por las empresas salmoneras. Sobre esto, el documento da cuenta de la diferencia significativa entre el empleo informado por las empresas y el empleo ponderado.

“Este último, corresponde a la suma de los meses trabajados por cada trabajador dividido por los doce meses del año, lo que permitió identificar los puestos de trabajo directos y no solo la cantidad de trabajadores que durante un año fueron empleados, quienes pudieron hacerlo durante tres o seis meses, y no necesariamente durante todo el año”, indicó Cristopher Toledo, economista de Fundación Terram y creador del informe citado.

Por lo tanto, señala el economista, “las cifras reales de empleo directo son precisamente el empleo ponderado”. Lo que, en promedio, anualmente entre 2005 y 2021 alcanzó un 61% del total de empleo informado por la industria, lo que equivale a 16.999 puestos de trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí