Ante la ausencia de una norma específica, ¿Cómo se controla la emisión de vibraciones en Chile?

El tránsito vehicular y ferroviario, faenas de construcción, voladuras y operación de maquinaria pesada, son algunas actividades emisoras de vibraciones, las cuales, según sus niveles de exposición e intensidad, pueden resultar perjudiciales para la salud humana, ecosistemas naturales, costumbres de grupos humanos, valor turístico de una zona, monumentos o sitios arqueológicos.

0
227
Estudio de vibraciones de acuerdo a la FTA para el proyecto Coya Sur, SQM. Crédito: Decibel.

Según la Guía para la predicción y evaluación de impactos por ruido y vibración del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, las vibraciones corresponden a un fenómeno mecánico dado por el movimiento oscilatorio de un cuerpo en torno a su posición de equilibrio.

El tránsito vehicular y ferroviario, faenas de construcción, voladuras y operación de maquinaria pesada, son algunas actividades emisoras de vibraciones, las cuales, según sus niveles de exposición e intensidad, pueden resultar perjudiciales para la salud humana, como malestar, interferencia con la actividad, alteraciones de funciones fisiológicas, alteraciones neuromusculares, cardiovasculares, al sistema nervioso central, entre otros.

Por otro lado, las vibraciones provenientes de sectores productivos pueden ocasionar daños a ecosistemas naturales, costumbres de grupos humanos, valor turístico de una zona, monumentos o sitios arqueológicos.

Como en Chile no existe normativa ambiental aplicable para vibraciones, cuando un proyecto ingresa al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), deben utilizarse normas de referencia de alguno de los Estados internacionales, priorizando aquel que posea similitud en sus componentes ambientales, con la situación nacional o local. Esto, debe ser justificado razonablemente por el titular indicando la que se utilizó y acompañar un ejemplar íntegro y vigente de dicha norma.

En caso de no existir normas de referencias de otros países, se deben utilizar valores referenciales, por ejemplo, aquellos recomendados por organizaciones internacionales.

Codexverde entrevistó a Jorge Torres, ingeniero civil en sonido y acústica, y director ejecutivo de la empresa Decibel, con el objetivo de saber cómo las consultoras están trabajando en la gestión de las vibraciones provenientes de sectores productivos.

¿Cuáles son las soluciones que suelen ofrecerse para el control de las vibraciones?

En Decibel ofrecemos distintos servicios que se van ajustando a la medida del cliente y también del proyecto, siempre con un objetivo claro que es asesorar con un alto nivel profesional para conseguir la aprobación de proyecto mediante medidas de control y/o administrativas.

Principalmente, se consideran las vibraciones generadas en las etapas de construcción del proyecto, debido al uso de maquinaria pesada, susceptible de transmitir vibraciones por medio del terreno hasta los receptores, pudiendo ocasionar impacto sobre las construcciones o sobre la confortabilidad de las personas expuestas. Para realizar esta evaluación, en ausencia de una norma chilena que especifique procedimientos de evaluación y límites admisibles, se pueden utilizar diversos documentos, métodos o estándares como el documento técnico “Transit Noise and Vibration Impact Assessment” del Departamento de Transporte de los Estados Unidos (FTA), el cual establece límites de inmisión de vibraciones en función de la duración de los eventos vibratorios y del tipo de actividad desarrollada en cada receptor evaluado

¿Cuáles son los riesgos de no determinar las vibraciones estructurales en una faena?

El reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental indica que en caso de que se omita información sobre vibraciones se resuelve dando término al procedimiento de evaluación ambiental, por lo tanto, el proyecto no se podrá ejecutar.

Por otro lado, no determinar las vibraciones en ciertas faenas de construcción u operación podría generar contaminación, pero también daños a la salud y a los equipos involucrados. Por ejemplo, el piso mecánico de una clínica cuenta con una gran cantidad de equipos necesarios para mantener el aire acondicionado, manejadoras de aire, extractores, generadores eléctricos, chillers, entre otros, los cuales generan mucho ruido y mucha vibración. Si estos no tuviesen tratamiento antivibratorio en sus apoyos, tanto el ruido como la vibración se transmitiría al interior del edificio generando molestias e incluso dañando la infraestructura.

¿Qué antecedentes podría aportar Decibel para el establecimiento de una futura norma ambiental específica para emisiones de vibración?

En Decibel tenemos una amplia experiencia en este tipo de servicio para diferentes rubros e industrias. Hemos comparado y utilizado distintos métodos de proyección y evaluación, por lo que tenemos conocimiento de cuál sería el más adecuado dependiendo cada caso. Además, contamos con experiencia de campo que podríamos utilizarla para ajustar metodologías de medición y calibración, ya que muchas veces si las mediciones se toman de mala manera o con agentes que interfieran los datos, los resultados de la evaluación podría ser incorrecta.

Para la medición de vibración existen muchos estándares para diferentes tipos de fuentes, como, por ejemplo.

Además de éstos, existen otros documentos e incluso bibliografía técnica al respecto, por lo que es importante poder analizar cada caso para poder definir correctamente la metodología.

A tu juicio, ¿Hay alguna norma internacional que podría servir como base o ejemplo para el establecimiento de esa norma local?

En base a la experiencia que he adquirido en Decibel he podido apreciar que gran parte de los proyectos utilizan el estándar FTA Report N° 0123 “Transit Noise and Vibration Impact Assessment Manual” de la Federal Transit Administration (2018). Creo que esto debe principalmente a dos razones.

En primer lugar, este documento es bastante completo, ya que considera diferentes situaciones y fuentes para la propagación, considera evaluación de la vibración tanto en estructuras como en humanos, e incluso considera criterios de ruido.

Por otro lado, los métodos de cálculo no requieren tanta información de entrada, como algunas características y estudios de suelo, que en ocasiones son difíciles de obtener y podrían dificultar la evaluación de algunos proyectos de menor escala donde podría ser mucho más práctico considerar condiciones críticas de propagación para obtener resultados de manera más rápida.

En la guía para la predicción y evaluación de impactos por ruido y vibración en el SEIA ya se menciona este documento, junto con otros, principalmente para la predicción y evaluación, por lo que me parece que podría servir de base para el desarrollo de normativa y estándares nacionales.

TABLA 1: Normativa ambiental de referencia para evaluar efectos en las personas y estructuras según tipo de fuente emisora de vibración

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí