Ley permitirá que supermercados donen los alimentos que están por vencer

“El desperdicio de alimentos es una situación alarmante desde la perspectiva ética, social, ambiental y económica. En una conducta contraria a lo que dicta el sentido común, en vez de optimizar los recursos de que disponemos, los desperdiciamos”, indicó el senador Rabindranath Quinteros.

0
484

En medio de la crisis sanitaria por el coronavirus que está azotando al país, senadores solicitaron urgencia para el proyecto de ley que permite a los supermercados y grandes distribuidores puedan entregar gratuitamente los alimentos que están por vencer o que están mal rotulados.

La iniciativa busca modificar el Código Sanitario en materia de disposición de alimentos para evitar el desperdicio de ellos.

Sobre este hecho el vicepresidente del Senado, Rabindranath Quinteros, indicó que según datos de FAO, en Chile se pierden cada año alrededor de 27 mil toneladas de alimentos por mal manejo en su producción.

El desperdicio de alimentos es una situación alarmante desde la perspectiva ética, social, ambiental y económica. En una conducta contraria a lo que dicta el sentido común, en vez de optimizar los recursos de que disponemos, los desperdiciamos”, subrayó.  

En se sentido, explicó que “cada vez que un kilo de alimentos se va a la basura, no solo contamina y presiona los sistemas de gestión de residuos, también se desecha la mano de obra, el agua -un bien cada día más escaso- y la energía dedicada a su producción”. 

El senador PS explicó que el proyecto que se verá esta semana en la sala del Senado, “establece la obligatoriedad para fabricantes, productores, importadores, distribuidores y comercializadores de productos alimenticios de entregar, en forma gratuita, aquellos alimentos que siendo inocuos, no cumplan con estándares comerciales y por ello sean descartados para su venta”

Aunque Quinteros admitió que producto de la contingencia y con la actividad gastronómica suspendida, puede que una medida de este tipo no resulte todo lo efectiva en lo inmediato, advirtió que, “tenemos que ser capaces de mirar a futuro y de asumir que la pandemia nos heredará una situación todavía compleja, con efectos sociales y económicos serios”.

 “Cuando hay gente que necesita alimentos, cuando hay comunidades que manifiestan sentir hambre, hace falta un cambio en el comportamiento y una nueva forma de entender el uso de los productos alimenticios que, habitualmente, son desechados por razones no sanitarias”, sentenció.  

El parlamentario explicó que hoy existen pocas organizaciones no gubernamentales que hacen esfuerzos por recuperar alimentos y redistribuirlos entre los que más lo necesitan. “Este proyecto también establece que deberán existir entidades certificadas para recoger, transportar, almacenar y distribuir estos productos hacia instituciones o personas que los requieran”. En ese contexto destacó el trabajo que hace “Disco Sopa”, un movimiento ciudadano dedicado a promover la recuperación de alimentos desechados en ferias y restaurantes.”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí