Electromovilidad, ¿Una conversión energética o social?

¿Qué beneficios tienen los vehículos eléctricos? Tienden a ser más eficientes y generan menos emisiones. En el mercado automotriz, pueden competir de forma activa frente a vehículos convencionales. Según Energía y Sociedad, Chile podría aprovechar esta implementación del transporte público eléctrico para mostrarse frente al mundo como un país con conciencia ecológica.

0
653
autos

Por Isidora O’kinghton, Equipo EMUAI.


En plena pandemia mundial, nuestras inquietudes y propósitos se han visto modificados o perjudicados. Chile no ha sido la excepción a esto. A pesar de que los índices laborales han repuntado en estos últimos meses, el desempleo llegó a superar el 13%, cifra más alta desde 2010. Es evidente que estamos expuestos a múltiples dificultades en términos económicos. Sin embargo, también lo estamos en términos ambientales.

Isidora O’kinghton

Bien lo sabe el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, al proponer un plan de conversión energética. En este, se destaca el objetivo de que la energía sea más limpia y barata. La electromovilidad, o vehículos eléctricos, son la primera cercanía a la sustentabilidad en cosas cotidianas como lo es el transporte. 

En Chile, el transporte es una de las necesidades básicas para cualquier ciudadano, la cual se ve solventada, ya sea por transporte público o privado. Alrededor del año 2018-2019 se inició un proceso de pasar de transporte sobre la base de materiales fósiles al eléctrico, bajando así las emisiones de gases de efecto invernadero y cumpliendo con el plan de prevención y descontaminación atmosférica estipulada por el Ministerio del Medio Ambiente. Actualmente, en el capital, se puede observar que existe un centenar de buses eléctricos circulando por las calles.

No obstante, cada cuatro personas en Chile, aproximadamente, hay un auto circulando. Alrededor de 400 mil vehículos, según el presidente de la Asociación Nacional Automotriz de Chile, Roberto Maristany, para ser más precisos. ¿Impresionante, no? Este número va en aumento y no ayuda a la descontaminación. ¿Y esto qué tiene que ver con la electromovilidad? La electromovilidad debería ser la primera implementación social en el transporte privado. Esto, con el fin de que gran parte del espectro del transporte se vuelva sustentable y no contaminante. Y de esa forma, se dejen de utilizar materiales fósiles y ayudar a normalizar una sociedad pro medio ambiente.

¿Qué beneficios tienen los vehículos eléctricos? Tienden a ser más eficientes y generan menos emisiones. En el mercado automotriz, pueden competir de forma activa frente a vehículos convencionales. Según Energía y Sociedad, Chile podría aprovechar esta implementación del transporte público eléctrico para mostrarse frente al mundo como un país con conciencia ecológica.

La electricidad es un insumo básico con el que cuenta la gran parte de la población. En otras palabras, la electricidad llega a ser una opción más económica a mediano y largo plazo. De este modo, sería una ayuda al bolsillo del chileno.

Finalmente, la electromovilidad es una base conveniente para una sociedad más sustentable por su baja emisión, su eficiencia como vehículo. Es más, en el contexto actual, una pandemia que genera una crisis económica, el ahorro que entrega un vehículo eléctrico es en torno a mantención como en su uso. Además, de generar cambios sociales. Ahora ya existe un camino recorrido con respecto al transporte eléctrico, pero al llegar a privados generaría ese cambio cultural, que ayudaría a la expansión a otras áreas. La electromovilidad sería ideal para la conversión energética, ya que es algo que está parcialmente inmerso en la sociedad chilena y no generaría un rechazo rotundo, en especial con los beneficios económicos adheridos. Y así, como se diría popularmente “matar dos pájaros de un tiro”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí