Retiran de evaluación ambiental emblemático proyecto Faro del Sur 

El proyecto de parque eólico a instalarse en la Región de Magallanes, cuya inversión alcanzaba US $500 millones, carecía de información esencial para la evaluación por parte del SEA, de acuerdo a lo señalado por organizaciones regionales.

0
1700

Hace unos días la empresa Eólica Faro del Sur S.P.A solicitó al director del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de Magallanes retirar del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) el estudio proyecto «Parque Eólico Faro del Sur”, destinado a la producción de hidrógeno verde y que se instalaría en la Región de Magallanes.

Esta decisión va en la misma línea de lo presentado la semana pasada por un grupo de instituciones y centros de investigación de Magallanes, quienes con el apoyo de ONG FIMA, solicitaron el retiro anticipado del proyecto debido a sus graves falencias y vacíos. 

Cabe recordar, que la iniciativa fue desarrollada por la Enel Green Power y la filial en Chile de HIF Global -empresa mundial líder en el desarrollo de eCombustibles-, cuyo objetivo era abastecer de energía renovable a la futura planta que HIF Chile instalaría al norte de la zona industrial de Cabo Negro en la comuna de Punta Arenas. 

El proyecto contempla una capacidad de 325 MW, para lo cual es necesaria la instalación de 65 aerogeneradores de última generación y la inversión de US$500 millones. Sin embargo, en el proceso de evaluación tuvo el rechazo de la Secretaría Regional Ministerial del Medio Ambiente de Magallanes, quien se sumó a las apreciaciones respecto a la falta de información para contemplar correctamente los impactos del proyecto en la comunidad. 

Al respecto, el director ejecutivo de la ONG FIMA, Ezio Costa, señaló que “si se piensa al Hidrógeno Verde como una industria importante para el desarrollo sostenible y la transición económica en Chile y sobre todo dada la escala con que quiere desarrollar en Magallanes, nos parece importante que haya una planificación de su desarrollo, que integre lógicas de justicia y de desarrollo territorial, y que no se deje a merced de una serie de decisiones individuales que pueden generar muchos más conflictos. Esa planificación requiere de participación de las comunidades, ordenamiento territorial y evaluación ambiental estratégica y debiera ser previa a la evaluación de proyectos individuales”.  

Sobre el retiro de evaluación del emblemático proyecto, Diego Luna Quevedo, especialista en Política y Gobernanza de Manomet Inc, mencionó que “el emplazamiento de proyectos como Faro del Sur no se puede decidir sin contar con ningún tipo de proceso de selección de sitios en base a criterios de bajo impacto en biodiversidad, en un área que es crítica para la migración de aves y que alberga al menos tres especies en peligro. Hay emplazamientos que sencillamente no son viables”.  

Ivo Tejeda, director ejecutivo de la Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre de Chile (ROC), señaló que “Magallanes tiene características únicas en términos de ecosistemas y corredores migratorios para las aves. Por ello, es urgente la definición de estándares mínimos para la evaluación de impacto de proyectos eólicos asociados a hidrógeno verde en esta región. Tener claridad sobre cómo ocurren los desplazamientos de aves en distintas temporadas, así como en la noche, son algunos de los aspectos esenciales que se requieren para diseñar y evaluar los proyectos de forma adecuada”.  

Durante los últimos meses diversas organizaciones y especialistas de la región, ONGs nacionales e internacionales han venido alertando sobre los riesgos socioambientales del hidrógeno verde en Magallanes, en un escenario donde se vienen tomando decisiones desde el nivel central, sin consulta ni participación de las comunidades locales, sin Plan Regional de Ordenamiento Territorial y sin Evaluación Ambiental Estratégica. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí