Restauran ecosistema de humedal urbano Baquedano de Llanquihue

La ciudad sureña cuenta con más de 15 humedales urbanos, y, según estudios, desde 1960 se han perdido 47% de la superficie original de ellos, levantando una gran problemática de degradación de estos ecosistemas.

0
431

El humedal urbano Baquedano de la ciudad de Llanquihue logró una exitosa recuperación de su ecosistema, con la plantación de 150 especies nativas. El trabajo reunió el esfuerzo de la empresa Patagonia, la fundación Legado Chile y los vecinos del humedal.

Se trata de la iniciativa Restauración Comunitaria de Humedales Urbanos, la cual constaba de tres grandes componentes: restauración ecológica, participación y sensibilización comunitaria, y limpieza y reciclaje. “La palabra humedal no era parte del imaginario colectivo común”, señaló Inao Vásquez, encargado de conservación de Fundación Legado Chile, describiendo la lejana relación que tenía la gente de Llanquihue con los humedales.

El trabajo se inició con el mejoramiento de 60 metros cúbicos de suelo y la plantación de 150 plantas nativas en torno al humedal urbano. La plantación permitió reintroducir biodiversidad local incluyendo 20 especies distintas, dos de éstas en peligro, destacando árboles de más de dos metros de alto como el Alerce y el Arrayán, entre otros.

“Desde sus inicios Patagonia ha estado vinculado al cuidado del medio ambiente, nos encanta participar en proyectos como este, poder brindar apoyo, financiamiento y visibilidad. Nos encantaría que todas las empresas se sumaran a iniciativas como esta para poder lograr cambios en la forma en que nos enfrentamos al medio ambiente, cambios en la forma en que hacemos los negocios y finalmente, cambios en la vida que llevamos que nos puedan llevar a un mejor futuro para todos”, dijo Cristóbal Soto, coordinador de donaciones de Patagonia en Chile. 

Llanquihue cuenta con más de 15 humedales urbanos, y, según estudios, desde 1960 se han perdido 47% de la superficie original de ellos, levantando una gran problemática de degradación de estos ecosistemas. En el caso del humedal Baquedano, “desde 1962, este humedal perdió más de 90% de su superficie debido a la expansión de la ciudad y construcción de viviendas. Actualmente el humedal posee menos de media hectárea de superficie”, explicó Vásquez.

El humedal Baquedano posee una gran riqueza natural incluyendo una gran población de rana chilena, una especie amenazada, y más de 25 especies de aves. De igual forma, los espacios naturales tienen una gran relevancia para la vida de las personas, especialmente en el contexto de pandemia. Así lo expresa Vásquez, quien indicó que “cuando señalamos la importancia de recuperar estos ecosistemas, de recuperar la biodiversidad, estamos también hablando de mejorar la calidad de vida de las personas y los barrios”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí